top of page

Xoloitzcuintle, Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México.


Por: MVZ César Miguel Delgado


La Federación Canófila Mexicana organizó en conjunto con el Gobierno de la CDMX un evento canófilo en el Zócalo capitalino, donde acudieron miles de personas y el objetivo principal fue la Declaratoria del Perro Xoloitzcuintle como Patrimonio Cultural Intangible de Ciudad de México. Esta declaratoria fue elaborada por la Federación Canófila Mexicana, misma que fue entregada por el Presidente de la FCM el Dr José Luis Payró Dueñas y fue bien recibida por el Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, lo cual marca un precedente en la raza y nuestra sociedad, ya que es de gran relevancia este acontecimiento, puesto que es una de las razas emblemáticas que hay en nuestro México, y por fin, después de tantos años de estar tras un reconocimiento de esta naturaleza, para estos perros primitivos, se ha dado. Estamos muy orgullosos que en la FCM hayamos conseguido, juntos, de la mano con criadores, aficionados a la raza, y varias personas allegadas, este importante logro.



“El XOLOITZCUINTLE, representa el acervo histórico, los usos y las costumbre de las culturas mexicanas y las expresiones artísticas de los actores sociales, habiendo trascendido la línea del tiempo hasta la actualidad, su imagen e integridad física tiene un significado y un valor excepcional para la sociedad en general, que, no obstante poseer una dimensión expresamente física, se caracteriza fundamentalmente por su expresión simbólica y, por ende, se reconoce como depositario de conocimientos, concepciones del mundo y formas de vida, debiéndosele considerar como “PATRIMONIO CULTURAL INTANGIBLE DE LA  CIUDAD DE MÉXICO” (conforme a los artículos 3° y 4°Fracción XI de la Ley de Fomento Cultural del Distrito Federal)”

Este párrafo fue tomado del documento de declaratoria, el cual fue entregado al Jefe de Gobierno, donde además también se resaltan puntos importantes como este: 


“Patrimonio cultural y natural"


La Ciudad de México posee una riqueza cultural milenaria en la que confluyen diversas expresiones que le  dan identidad propia. Es un mosaico intercultural que alberga una amplia variedad étnica en la  que convergen comunidades indígenas residentes, pueblos y barrios originarios y comunidades de distinto origen. Estos grupos manifiestan su identidad y su cosmovisión por medio de las diferentes prácticas  culturales.
El patrimonio cultural del Distrito Federal se refleja en la diversidad de monumentos arqueológicos, históricos y artísticos, en las expresiones de la cultura popular, en la gastronomía, en las festividades, en las tradiciones y en los sistemas normativos que conviven en este espacio. Es la base de nuestro desarrollo y el reflejo de toda la actividad humana, de su pasado y de las expresiones de su presente. Se construye diariamente en la convivencia entre los seres humanos y en las prácticas relativas a la naturaleza, a la que modifican y  simbolizan.
Aun con la enorme riqueza patrimonial y su importancia en materia de cultura e identidad, hace  falta  que  la  ciudadanía reconozca los bienes materiales e inmateriales que posee y que ejerza los derechos y las obligaciones que  se generan en torno a ellos.


De acuerdo con el Atlas de infraestructura cultural de México 2010, en la capital hay 310 sitios arqueológicos, cinco   de ellos abiertos al público, y un universo estimado de 7 000 monumentos históricos  de  los  siglos  XVI  al  XIX, mientras que 11 071 han sido catalogados por el Instituto Nacional de Bellas Artes como monumentos artísticos de los siglos XX y XXI.
En cuanto al patrimonio natural, en el Distrito Federal existen 23 áreas naturales protegidas por las leyes locales y nacionales y 33 barrancas declaradas como áreas de valor ambiental. La relación  que  los  habitantes  del  Distrito Federal guardan con estas áreas implica un compromiso de conservación que resulta indispensable para la sustentabilidad. Pero el escaso conocimiento en torno del papel ecológico, social y cultural de la biodiversidad, así como las presiones demográficas y económicas, ponen en riesgo la existencia de dicho  patrimonio.
En nuestro país hay 31 sitios declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO, lo que constituye el mayor número de sitios en Amé-rica Latina. Cinco de ellos se encuentran en el Distrito Federal: el Centro Histórico de la Ciudad de México, Xochimilco, la Ciudad Universitaria de la Universidad Nacional Autónoma de México, el Camino Real de Tierra Adentro y la Casa Estudio Luis Barragán.
El GDF ha emitido seis declaratorias de patrimonio: los Juegos de Pelota de Origen Prehispánico (27 de octubre de  2008); el Conjunto urbano-arquitectónico ubicado en el antiguo pueblo de San Ángel (5 de agosto de 2010);  la  Orquesta Típica de la Ciudad de México (21 de enero de 2011); la Representación de la Semana Santa de Iztapalapa (2 de abril de 2012); el Conjunto urbano-arquitectónico ubicado en la colonia Chimalistac (28 de noviembre de 2012) y la Feria de las Flores de San Ángel (20 de septiembre de 2013). A este gobierno le corresponde diseñar los planes de manejo y los programas culturales de fomento requeridos en tales declaratorias, de modo que  se  garantice  la  protección de los bienes culturales, tarea que desde el año 2010 no se ha  realizado.”



En la FCM estamos muy contentos que nos haya recibido esta declaratoria el Jefe de Gobierno, esperamos ahora el paso final, donde ya por fin sea declarado y entonces, quede la constancia de por vida, que una vez más, se ha tomado muy en serio a una de nuestras razas nacionales, la cual aparte de ser bella, es enigmática y mucho muy atractiva. 

6 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page