Un perrito también puede ser feliz y mantenerse activo en espacios pequeños.


Una corta carrera de obstáculos de la sala a la cocina, de pronto ya está en la habitación, subiendo y bajando escaleras cada que toca salir a pasear. Para ser testigo de este espectáculo bastan un platito de agua, un poco de comida para llenarse de energía y sobre todo tu GRAN amor.

En la actualidad, son más los mexicanos que debido al estilo de vida habitan en lugares pequeños dentro de las ciudades urbanas; por ello es importante considerar el espacio físico y ambiental para que las mascotas se sientan felices y se desarrollen adecuadamente. Una serie de factores deben ser tomados en cuenta para garantizar la calidad de vida y el bienestar de los perros; es fundamental que tengan actividad física para que gasten energía y estimularlos de manera física y mental. Además, es fundamental brindarles un alimento que les aporte nutrientes óptimos para su desarrollo y que satisfaga su paladar, los sobrecitos Cesar con sabores gourmet son una deliciosa opción.


Cuando un perro se acostumbra a su hogar, siente cierta confianza y comodidad, por lo tanto, puede estar más pasivo y no gastar suficiente energía, sobre todo si pasa tiempo solo en casa. Esto puede propiciar algunos comportamientos negativos en su conducta como: ladrar mucho o aullar con desesperación, destruir lo que encuentre a su alcance, estado de ánimo bajo, perseguir su colita constantemente, correr sin dirección, entre otros.


Para solucionar este tipo de condición y evitar que presenten estos signos de estrés y ansiedad es importante tener un ambiente que los estimule y los mantenga activos. Toma nota de los siguientes consejos:

  • Búsqueda del tesoro: cuando le des de comer, coloca su platito con Cesar en lugares diferentes y fomenta que lo encuentre, esto hará que la hora de comer se vuelva muy divertida, además de mantenerlo alerta al momento de buscar su alimento.