Úlcera Corneal


Por. Eynar Isaii Torres Yáñez

Elis Elena Hernández González


La consulta oftalmológica es cada vez mas frecuente en la práctica clínica. En una revisión oftálmica se pueden descubrir alteraciones en la anatomía y/o apariencia que podrían requerir de ayuda médica. Los motivos más frecuentes de consulta pueden ser derivados de alteraciones en la forma, presencia de secreciones, manifestaciones de dolor o disminución de capacidad visual.

El ojo es un órgano que puede reflejar enfermedades no propiamente de él, algunos de los cambios podrían ser manifestaciones de enfermedades sistémicas o infecciosas. Por eso es importante realizar revisiones oculares frecuentes en nuestras mascotas, con el fin de detectar cualquiera de estos cambios antes de alguna complicación.

La córnea es la parte externa del ojo, su función principal es proteger de traumatismos e infecciones, mide de 0.6 mm a 1 mm en su totalidad y se conforma por cuatro capas: el epitelio es la capa externa formada de células escamosas y poliédricas, se caracteriza por poseer una alta capacidad de regeneración celular, está unido a la siguiente capa que es el estroma. El estroma ocupa el 90 % del grosor de la córnea y está constituido por fibras de colágeno y queratocitos. La membrana de Descemet y el endotelio corneal son las dos capas más profundas encargadas de mantener la turgencia y claridad de la córnea. Evitan la penetración del humor acuoso a la córnea.

Una córnea normal debe verse transparente, avascular (no hay presencia de vasos sanguíneos), estar siempre húmeda y no tener ningún tipo de pigmento. La ausencia de cualquiera de estas características podría indicar enfermedad o lesión corneal.

Úlcera corneal o queratitis ulcerativa es la pérdida de la continuidad o lesión del epitelio de la córnea. Es de las principales patologías oculares que pueden presentar nuestras mascotas.


Algunos de los signos clínicos que podemos encontrar son:


  • Dolor/blefaroespasmo. Movimiento y contracción del párpado.

  • Epífora o lagrimeo abundante.

  • Edema corneal.

  • Vascularización. Se observa la presencia de vasos sanguíneos, esto va a depender del tiempo de evolución de la úlcera corneal.