Quiero vestir a mi gato, ¿puedo hacerlo?


En estos días de frío seguramente te preocupas más por el bienestar de tu gatito. Es probable que por tu mente haya pasado la idea de vestirlos, pero no sabes si hacerlo o no, porque además de resultar complicado, puede que tu gato se sienta incómodo y sabes…, en efecto así es. El tema de la ropa en gatos es mucho más complejo de lo que pensamos, sobre todo porque son delicados y tienden a adquirir mayor número de enfermedades debido a su naturaleza y los ambientes en los que puede llegar a desenvolverse.


“Es indispensable contar con el punto de vista de un veterinario para comprobar si tu gato necesita vestimenta o no; en ocasiones caemos en lo innecesario, lo hacemos por moda o porque si yo tengo frío pienso que seguro él también, sin reflexionar sobre las ventajas y desventajas que realmente puede traerle. Si después de consultarlo con una persona especializada, ya has tomado la decisión de vestirlo, es muy importante ser cuidadoso en el tipo de tela de su ropa”, compartió Esther Charles, Médico Veterinario para WHISKAS en Mars Pet Nutrition México. “Los gatos presentan fácilmente reacciones alérgicas. Siempre recomiendo buscar telas de calidad que no afecten a su pelaje y la naturaleza de su piel, que sean de seda o algodón y con tejidos resistentes y sobre todo estar seguros de que su gato debe de verse cómodo y no debe de cambiar de comportamiento por el uso de la ropa”, agregó.


Al vestirlo también debes tener mucho cuidado porque por nervios o ansiedad, pueden intentar arañar o morder, ya que claramente es algo desconocido para ellos. Por otro lado, debemos tomar en cuenta la época del año en la que nos encontramos y el clima al que nuestro gato se expone en los distintos momentos del día, si hace mucho calor, no es recomendable vestirlos porque al haber más rayos solares, corren riesgo de padecer un golpe de calor por las altas temperaturas.


Si lo que te preocupa es que pase mucho frío, recuerda que los gatos se caracterizan por tener una piel de mayor grosor, la grasa que protege su cuerpo lo beneficia cuidándolo de las temperaturas extremas, sin dejar de lado que su pelaje también lo favorece. Tengamos siempre en mente que el calor del cuerpo de nuestros gatos es mayor al nuestro, sencillamente por su composición física.


Por último pero no menos importante, recuerda que es básico mantener cualquier prenda que use siempre limpia para evitar que almacene parásitos, pulgas o bacterias que puede adquirir durante sus paseos en la calle; adicional a esto siempre tenlo contento, bien alimentado con una dieta completa y balanceada, y por supuesto prémialo por lo bien que se porta, puedes darle sus ricas croquetas WHISKAS y unos fillets o soufflés que por su consistencia alimentarán su curiosidad, y al final tú estarás contento porque serán opciones tan saludables como ricas.

27 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo