Nuestros cachorros


Por Elena Vlasenko


Cuidado de la Hembra Gestante

Es importante mencionar que cuando se habla de cachorros debemos comenzar con la gestación de la hembra, quien llevará en su vientre un promedio de 60 días a los fetos y posteriormente será la proveedora de alimento a la camada durante los primeros 30 días de vida, es así que iniciamos con el cuidado de la hembra gestante, no profundizaré en el tema de la selección de la hembra y el progenitor ya que es otro asunto y en este artículo nos enfocaremos en los cachorros, así que vamos a este mundo de cuidados de los pequeños.

La hembra preñada debió recibir una adecuada desparasitación, alimentación de primera calidad, una serie de vitaminas y calcio entre otros, para que esta se encuentre en las mejores condiciones durante su proceso de gestación, parto y lactancia de la camada.

Es importante que la hembra no se estrese durante su periodo de gestación, no tenga contacto con animales que por accidente puedan dar un golpe y complicar la gestación o provoquen un aborto; debe ser monitoreada regularmente, si no hay fluidos en la vulva no hay mal olor, está comiendo adecuadamente y conserva esa buena actitud, si todo esto se conjuga tenemos una hembra fuerte, sana y lista para el parto.


El parto


Cuando llega la hora de recibir a los cachorros, en caso de ser una hembra primeriza, tener el cuidado de que pueda parir sin complicaciones, o bien tener listo al médico Veterinario para una posible cesárea.


Cuando el parto es de forma natural en la paridera del criadero generalmente quienes estamos con la perra ayudamos en el proceso de parto y recibimos a los cachorros, ayudamos a limpiarlos con una toalla, limpiamos las fosas nasales y vías aéreas para que el cachorro pueda respirar y le ayudamos con masajes para que inicie su animación, básicamente como cuando el médico que recibe a un bebé le da una nalgadita para que llore, en el caso de los cachorros aplicamos un masaje para que lloren y así llenen los pulmones de aire.


Acomodamos a los cachorros en un área de calor para que sequen los fluidos, que generalmente es un foco de calor, éste ayudará también con el líquido amniótico que pudiera entrar en los pulmones de los cachorros.

A los pocos minutos los cachorros totalmente ciegos, pero con un poderoso instinto de sobrevivencia, buscarán la teta de la mamá para alimentarse y fortalecerse, ahí es donde podemos ver a los cachorros que nacieron débiles o que pudieran tener algún problema de salud, ya que estos no buscaran la teta y en su caso tendrán que recibir ayuda de nosotros.


Los primeros días de vida de nuestros cachorros

Esta etapa es crucial, ya que los cachorros son vulnerables, pueden dejar de comer, sufrir un pisotón de la mamá, enfriarse, entre otras muchas cosas que pueden provocar que un cachorro se pierda; aquí me gustaría abrir un paréntesis, pues existen diferentes formas de criar tanto como ideales existen en el mundo, todas son respetadas, en este artículo les comparto cómo trabajamos en casa.


En la paridera tenemos el cuidado de que la perra no aplaste a los cachorros porque ellos se pegan al cuerpo de su mamá para sentir calor y estar seguros y confortados; desafortunadamente, en algunas ocasiones la hembra se gira o hace movimientos y queda un cachorro debajo de ella por lo que de seguro morirá asfixiado; algunos cachorros -sobre todo los más pequeños- pueden quedarse sin comida, debido a que los hermanos más grandes pelearán las tetas y al acomodarse pueden tapar dos o tres de ellas sin dar oportunidad a los demás de comer, recordemos que si un cachorro no come puede debilitarse rápidamente, así como habrá algún distraído que termina del otro lado de la paridera y comenzará a llamar a su mamá con gritos desesperados; aquí el único riesgo es que si la paridera no cuenta con climatización, este cachorro puede enfriarse y eso podría de igual forma costarle la vida.

Alimentación de nuestros cachorros


Primeramente quisiera hablar de nuevo de la mamá de los cachorros, ya que es un tema que pocos tocamos; las hembras en etapa de lactancia pierden muchas propiedades, ya que durante los primeros 30 días de vida de los cachorros la únicas fuente de alimento, proteínas, minerales y calcio es su mamá, luego entonces debemos intensificar la alimentación que le daremos a la parturienta mamá de los cachorros, recordando que ella come por ocho cachorros en promedio, (por dar un número de cachorros), entonces debemos darle mucho más alimento del que ella consume regularmente, si ella comía dos veces al día es necesario que coma cuatro veces y aumentar la cantidad de las porciones, adicionalmente apoyarla con calcio, en virtud de que la producción de leche consume una gran cantidad de calcio de la perra y si éste no es suministrado por nosotros, el calcio se tomará de los huesos y esto podrá provocar enfermedades como la descalcificación y complicaciones graves en la hembra que no queremos ocurran.


Se encuentran en una etapa de gran crecimiento, por lo que necesitan un alimento rico en proteínas y en otros nutrimentos esenciales. Como tienen un estómago pequeño que no les permite almacenar mucho alimento se les debe alimentar de 3 a 4 veces al día, y claro agua limpia y fresca a libre acceso.


Selección del cachorro


Antes de tomar cualquier decisión con respecto a la posible adquisición de un cachorro de un perro de cualquier raza, es imprescindible asegurarse de que este sea el perro que más convenga y se adecue a las condiciones de vida de toda la familia.


Por ello resulta esencial que antes, el posible futuro propietario se tome un tiempo prudencial para hablar con otros propietarios, consultar con veterinarios y criadores y con expertos en la raza y luego hacerse una composición de lugar. Para ello lo ideal es visitar alguna exposición de las que realizan los clubes afiliados a la Federación Canofila Mexicana (FCM), pues allí mejor que en ningún otro lugar tendrá a la vista los ejemplares que se están utilizando para la crianza, los propios criadores y los dueños de estos.


Sin duda alguna, una de las experiencias más hermosas es verlos crecer y desarrollarse día a día, quien ha tenido la fortuna de criar una camada o más no me permitirá mentir, cuando digo que la etapa que más puedes disfrutar de un cachorro es a partir de las cuatro a cinco semanas que inician con juegos, sociabilización entre hermanos y mamá, donde aprenderán habilidades básicas que formarán su carácter y de lo que serán en su vida adulta.

28 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo