top of page

MARTHA ARZATE Y MOZART, SU PERRO GUÍA:


ACTIVISTAS EN FAVOR DE LOS DERECHOS DE LOS USUARIOS DE PERROS DE ASISTENCIA EN CHIHUAHUA


Por OLIVITA DE MÉXICO


Hola queridos lectores. Les saludo nuevamente, agradeciendo su interés y seguimiento a mis artículos sobre el tema de los perros de asistencia en México, mismos que elaboro cada mes con la única intención que ustedes conozcan, a través de las entrevistas a diferentes personajes, cómo es el aún desconocido —pero apasionante— mundo de estos formidables canes.


En esta ocasión, tengo el placer de hablarles de una entrañable amiga y admirable usuaria de dichos perros. Ella es Marthita Arzate, quien junto a su perro guía llamado Mozart, tienen mucho que enseñarnos acerca de su vida cotidiana en la ciudad de Chihuahua, capital del estado más grande de nuestra República mexicana.

Marthita es de las primeras usuarias de perro guía del mencionado estado. De 1991 hasta 2023, ha tenido cuatro perros guía de Leader Dogs for the Blind, escuela de entrenamiento que se localiza en Rochester, Michigan, al norte de Estados Unidos y de donde proviene la mayoría de los perros que trabajan con esa especialidad en nuestro país.


A partir de 1991, año en que obtuvo su primer perro lazarillo, nuestra gran amiga se ha convertido en una tenaz defensora del trabajo que llevan a cabo estos canes. Su objetivo principal ha sido sensibilizar a la sociedad, informando y difundiendo la extraordinaria labor que realizan los perros guía en favor de las personas ciegas, en su seguridad, movilidad y autonomía, mejorando, al mismo tiempo, su calidad de vida.


Son 32 años que la avalan como usuaria de dichos perros, por lo que vale la pena conocer su experiencia de cómo afrontar exitosamente todas las adversidades a lo largo de estos años. Y sin más preámbulo, les invito a conocer más de cerca la vida de esta singular mujer.

Martha Imelda Arzate Torres es una mujer ciega total. Nació un martes, el 6 de agosto de 1957 en la ciudad de Chihuahua, estado del mismo nombre. Su llegada al mundo estuvo acompañada del fuerte calor, característico del verano y de los climas extremos del norte de nuestro país. Además de que 1957, año de su nacimiento, estuvo marcado por históricos acontecimientos como lo fueron las muertes de los connotados Diego Rivera, Gabriela Mistral y Pedro Infante; ese mismo año tuvo lugar un terrible terremoto que causó la caída del Ángel de la Independencia, monumento emblemático de la Ciudad de México.


El candente verano de 1957 presenció el nacimiento de nuestra protagonista, cuyos ojos no perciben luz, pero su alegría de vivir es radiante como nuestro astro Sol, así como su fortaleza para no decaer ante situaciones adversas. De ahí que su personalidad es de una mujer cariñosa, pero a la vez de gran carácter. Su voz es ronca, pero que agudiza cuando habla con sus amistades y, sobre todo, cuando se dirige a Mozart, su actual perro guía.

Martha proviene de una familia tradicional. Es la segunda de siete hermanos. Su niñez transcurrió feliz y como la de cualquier niña de su época. Recuerda que desde pequeña fue siempre muy combativa. Debido a su debilidad visual recibió burlas de los demás, sin embargo, ella nunca se dejó. Gracias al amor de Leonel Arzate y de Ramona Torres, sus amorosos padres, supo afrontar con valentía todas estas situaciones.


Durante sus años de estudiante presentó diversos problemas, como no alcanzar a ver el pizarrón y no poder leer los libros de texto impresos. Sin embargo, esto no significó un impedimento para que ella estudiara su primaria, secundaria y bachillerato en escuelas regulares. Incluso, efectuó su licenciatura en Educación Básica en la Normal de la ciudad de Chihuahua, capital de su estado natal.


Igualmente, tuvo la oportunidad de compartir todo su conocimiento, ya que ingresó a trabajar en diferentes entidades de educación especial, dedicadas a dar apoyo a personas con discapacidad visual: niños, adolescentes y adultos. A los 33 años se incorporó a trabajar en la escuela para niños ciegos “Benito Juárez”, impartiendo clases de educación regular, pero también clases especiales como el Braille, ábaco, uso del bastón blanco, orientación y movilidad, actividades de la vida diaria y apoyo en natación dirigida a los ciegos.


Entre otros trabajos que ha desempeñado destaca su asesoría en la Dirección General de Educación Especial perteneciente a la SEP Chihuahua, brindando apoyo y seguimiento a los niños ciegos provenientes de escuelas regulares, pero que necesitaban de su asesoría.


Era el año de 1991 cuando la vida de nuestra querida Marthita dio un giro de 180 grados, ya que un día como cualquiera, cuando acudió a un congreso del Club de Leones de su ciudad, le animaron para ser usuaria de un perro guía. Por supuesto que a ella no le encantó esa idea, pues su manejo del bastón era magistral y no necesitaba de un perro que le apoyara en su desplazamiento.

Pero ya estaba en su destino viajar a Leader Dogs en busca de un perro guía. Llegó el mes de mayo y, sin estar completamente convencida nuestra amiga, cuando se dio cuenta ya estaba entrenando en Rochester. Fue en esta importante escuela en donde le dieron su primer perro guía. Nunca olvidará el momento en que su entrenador le hizo entrega de Ruger, un hermoso Labrador color sepia. Su emoción, según sus propias palabras, fue indescriptible. Una sensación hermosa, inesperada, algo que no había pedido, pero que Dios o la propia vida le regalaba.


A partir de ese momento Marthita supo que ya no estaría sola, que caminaría guiada por unos ojos de cuatro patas. Bastaron únicamente 26 días de entrenamiento en Leader Dogs para dejar en el olvido su renuencia a usar un perro de asistencia. Desde luego que, en un principio, no fue fácil su nueva vida al lado de su perro lazarillo. Tardó y batalló mucho, pero finalmente logró adaptarse. Se dio cuenta que su perro le daría seguridad y autonomía. Caminar con Ruger, además de tocarlo y sentirlo, cambió definitivamente su opinión respecto al trabajo que llevan a cabo estos canes.


Por consiguiente, su nueva vida también le llevaría a guardar su frágil bastón blanco, el cual no le generaba ningún gasto ni necesitaba que ella se preocupara por él. En adelante cargaría su bolsa de croquetas, agua fresca, toallitas húmedas, gel para manos, bolsitas para recoger cuando lo lleva a defecar. En fin, su día a día estaría lleno de nuevas aventuras, amistades, alegrías e, incluso ¿por qué no?, algunos tropiezos que libraría junto a su perro.


Fueron muchas las barreras tanto físicas como mentales que Marthita ha encontrado durante su larga vida como usuaria de perro guía. Sus primeros tropiezos tuvieron lugar en territorio chihuahuense. Justamente al llegar de Leader Dogs, lo primero que enfrentaron fue la falta de accesibilidad en las calles, un sinnúmero de obstáculos que hallaban en su ciudad, taxis y autobuses que les negaban el acceso, tiendas de autoservicio en donde no los dejaban entrar.


Aunado a la cerrazón de la gente que por falta de información y difusión desconocía la labor y el entrenamiento de los perros guía, Marthita, como ella misma lo afirma, “nunca se rajó” y comenzó su lucha en Chihuahua por los derechos humanos y el respeto al libre acceso a los espacios públicos y privados de uso público para el binomio usuario-perro de asistencia. Sin duda alguna, Marthita y Ruger abrieron el camino a los futuros usuarios de perros guía en Chihuahua, y Trekker, Troy y Mozart, sus siguientes perros guía, continuaron su labor de sensibilizar a la sociedad sobre la loable labor que llevan a cabo estos perros. Es por eso que cada uno de sus guías tienen un lugar muy especial en su corazón y le han dejado un gran legado: la plena confianza en los ojos del perro para caminar de forma segura e independiente.


También ha batallado y tocado muchas puertas para lograr el libre acceso del binomio al transporte público, a los establecimientos, principalmente. Ha sido una usuaria valiente y ha denunciado ante los medios de comunicación la discriminación de que son víctimas los usuarios de perro guía en Chihuahua y en todo el país. Incluso, no se quedó callada cuando en un acto del Gobernador de la entidad, un Día de la Mujer, la quisieron echar del evento junto a su perro, juntando alrededor de 700 mil firmas de la sociedad en su favor.


De ahí que nuestra querida amiga recomienda a las nuevas generaciones de usuarios seguir luchando en pro de sus derechos. No claudicar y seguir tocando y abriendo puertas, así como ella lo ha realizado durante más de 30 años. En la actualidad hay cinco usuarios de perros guía en su estado, aunque solamente tres están activos, por lo que ella desea que esta cifra aumente para lograr más inclusión, accesibilidad, difusión y, sobre todo, concientizar a la sociedad.


Innegablemente, la sociedad sería más sensible al observar a Marthita cuando va caminando con Mozart, juntos, sincronizados y olvidándose del mundo. Las calles de su ciudad dan testimonio de sus largas y placenteras caminatas, Momo, como ella le llama, la guía con gran maestría y seguridad, acompañándola fielmente y cuidándola celosamente como un auténtico caballero perruno. Mozart, ese espectacular Labrador negro, es parte esencial de su vida. Ella corresponde a su cariño encargándose de cepillarlo todos los días, de proporcionarle el alimento adecuado, llevándolo a sus revisiones médicas para que lo vacunen, sobre todo, ocupa gran parte del tiempo para jugar con él y respetar sus espacios de diversión.

Martha es, además, un claro ejemplo del vínculo de comunicación que debe existir entre ella y su perro guía. Basta tan solo observar las miradas y manifestaciones de amor que Momo le demuestra día a día. Su vínculo es único y se expresa a través de sus ojos, de palabras cariñosas, de voz suave, de caricias y mucho, pero mucho amor.


En la actualidad Marthita es jubilada, por lo que viaja continuamente con su Momo, el cual deja admiradores en cada lugar que visitan. Mozart es un excelente guía, hermoso, responsable, consentido y un poco gordito, pero con la mirada más tierna y sincera que envidiaría cualquier ser de este universo.


Como han podido observar, Marthita es una mujer genuina, valiente, con gran experiencia y sentido del humor. Es, también, sinónimo de alegría por vivir. Le encanta bailar y bailar hasta cansarse, cantar, comer, leer, viajar, convivir con su familia y disfrutar muchísimo con sus amigas. Es algo así como el alma de las fiestas. Es dulcera como su personalidad y su misión de vida es tratar de ser siempre muy feliz.

Ella es una apasionada de las series radiofónicas y radionovelas que han marcado historia en nuestro país. De igual forma, disfruta una buena película o serie interesante acompañada siempre de su inseparable Momo, quien la mira asombrado cuando ella toma sus rutinas de ejercicios y, seguramente, se aburre cuando Marthita se entretiene aprendiendo de su teléfono inteligente.

Aunado a lo anterior, su tiempo libre lo dedica a labores de altruismo porque siempre está dispuesta a ayudar en pro del bien común. Y más si se trata de apoyar a las personas con discapacidad. Desde abril de 2022 es socia fundadora del Club de Leones Ciegos México, en donde lleva a cabo acciones de concientización en pro de la discapacidad visual.

La vida transcurre y Marthita goza, junto a su perro, la noche, el nacimiento del día, el atardecer, la lluvia, el calor, el frío y el viento. Para ella no hay límites porque sus largos años enseñando a las personas con discapacidad nos demuestran su firmeza, esfuerzo, perseverancia, capacidad, creatividad y otras virtudes indispensables para vivir con placer.


Finalmente, gracias Marthita por tu solidaridad, pues sin pretexto alguno siempre has participado y aportado a los encuentros internacionales de usuarios de perros de asistencia. Solamente tu salud te ha impedido acudir a todos. Tu presencia ha sido un sincero acompañamiento, mismo que ha dejado una huella perruna en el Universo al igual que tu sincera amistad.


Gracias por ser pionera en la defensa de los derechos de los usuarios de perros guía en Chihuahua. Queda claro que has aportado mucho a las nuevas generaciones de usuarios, mismos que debemos agradecer tu valentía al allanarnos el camino del activismo. Gracias a usuarios como tú que se han atrevido a luchar, muchos binomios pueden recorrer las calles de sus respectivas ciudades. Hasta aquí llegamos con la historia de nuestros valientes protagonistas.

Queridos lectores, muchas gracias por su atención. Es mi deseo les haya gustado. ¡Hasta la próxima!

19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page