Los primeros auxilios pueden salvar a tu mascota

Por: MVZ Alfredo Núñez Lora


¿Qué son los primeros auxilios?

Los primeros auxilios son los cuidados, maniobras y ayudas inmediatas que se le dan a un animal que ha sufrido un accidente, enfermedad o algún tipo de agudización de ésta, siempre con la finalidad de preservar la vida, hasta la llegada de un médico veterinario zootecnista, el cual se encargará de darle una atención profesional adecuada o el traslado del paciente a un hospital.

¿Quién es la persona adecuada para dar primeros auxilios?

Será la primera persona que decide participar en la atención de una lesión siendo o no un profesional de la salud animal, siempre considerando que esta persona deberá tener los conocimientos básicos para brindar la ayuda, invariablemente deberá encargarse de evaluar la escena, comenzando por la revisión de la lesión y teniendo en cuenta que será necesario llamar a un médico veterinario para que valore la condición del animal.


¿Cómo debo actuar si doy los primeros auxilios?

Se deberá mantener tranquilo para poder actuar rápido, con la tranquilidad se le da confianza al propietario, ya que normalmente el dueño suele tener miedo, con mucha frecuencia entran en pánico o sobreexcitación.


Hacer una revisión del lugar del incidente: cuando se acude al sitio del accidente es muy importante que antes de atender al herido, se deberá hacer una evaluación rápida del entorno en busca de sustancias toxicas, cuerpos extraños, punzocortantes, cables eléctricos, etc.


Mover al paciente con mucha precaución o de preferencia no hacerlo hasta que llegue el médico veterinario al lugar. En caso de ser necesario mover al paciente antes de la llegada de médico veterinario, sólo será para iniciar la labor de primeros auxilios o de protegerlo de un nuevo accidente u otra lesión.


Examinar exhaustivamente: se pedirá al propietario vea si se encuentra consciente, si respira, si sangra, si tiene pulso, si vomita, si tiene movilidad, etc.


No hacer más que lo indispensable: sólo recomendar lo indispensablemente necesario hasta la llegada de médico veterinario para que pueda ser atendido por un profesional.

Mantener la temperatura del paciente en un rango de confort.


No recomendar la administración de ninguna sustancia por vía oral si el paciente se encuentra inconsciente.


De preferencia, nunca mandar al propietario solo con su mascota accidentada o enferma al centro de atención, ya que su estado podría agravarse durante el traslado.


¿Qué necesito en un botiquín de urgencias?

El contenido dependerá del uso y del lugar en donde el botiquín podría ser recurrido (casa, clínica, estética, criaderos). Resulta obvio que a los medicamentos se les deberá dar el manejo más adecuado, procurando seguir las recomendaciones del fabricante y desechando los que no se han mantenido en condiciones adecuadas por exposición a calor, luz, humedad, que estén caducos o cuya apariencia física esté alterada.


Es de suma importancia que un botiquín esté al acceso de cualquier persona y que jamás se encuentre bajo llave.


A continuación se mencionan algunos implementos que deberá contener el botiquín, dependiendo del uso y lugar donde se encuentre:

•Algodón

•Sobres con gasas estériles

•Soluciones antisépticas

•Vendas de 5 a 10 centímetros (cm) de ancho

•Tela adhesiva de 2 y 5 cm de ancho

•Jabón desinfectante

•Jeringas hipodérmicas de diferentes volúmenes

•Tijeras para vendajes

•Termómetro

•Lámpara de bolsillo

•Venoclisis y soluciones endovenosas

•Gel lubricante

•Guantes de exploración

•Rasuradora

•Suturas absorbibles y no absorbibles

•Laringoscopio

•Tanque de oxígeno


¿Cómo hacer una reanimación cardio-pulmonar?

La maniobra de RCP (reanimación cardio-pulmonar) en perros es muy similar a la que se realiza en humanos, de modo que todas las personas que saben hacerlo en humanos, poseen una gran ventaja para esta maniobra y pueden salvar muchas vidas.


Lo primero que debemos saber para aplicar esta técnica es que no todos los animales que se encuentran inconscientes están en un paro cardio-respiratorio.


Entonces ¿cómo saber si el animal se encuentra en paro cardiorrespiratorio? Para saberlo podemos actuar de dos formas:


Determinar si posee latido cardiaco, esto mediante un estetoscopio que sería lo ideal, de no contar con este instrumento y dependiendo de la situación se procederá a poner la cabeza sobre el pecho del animal con la finalidad de lograr escuchar algo, otro método más eficiente es mediante el pulso.


Determinar si posee respiración, para ello se deberá observar si se tiene movimiento en la caja torácica y por otro lado también se podrá mediante la detección de aliento; esto puede ser con un espejo, el cual se empañará, o mediante la detección manual. Si ambas determinaciones son negativas, es decir, el animal no tiene frecuencia respiratoria ni frecuencia cardiaca, de inmediato se debe realizar la RCP.


Instrucciones para la realización de RCP:

Lo ideal es colocar en decúbito lateral, es decir acostado sobre el lado derecho, de modo que el lado izquierdo quede hacia arriba, pues de este modo aplicaremos el masaje directamente sobre el corazón.


Antes de comenzar con el masaje, debemos asegurarnos de que las vías respiratorias no estén obstruidas, para eso se recurre a la inspección de la boca del animal visualmente. En caso de que se encuentre con alguna obstrucción se procederá a quitarla siempre y cuando ésta sea accesible sin dificultad, en caso de que la obstrucción sea inaccesible es mejor no tratar de retirarla con las manos, ya que se corre el riesgo de que descienda aún más y empeore el cuadro.


Una vez comprobado que no hay ninguna obstrucción comenzaremos con las respiraciones artificiales. Para ello deberemos extender la cabeza del animal hacia atrás hasta que quede bien alineada y el aire pueda entrar sin ningún problema, las respiraciones deberán ser cortas pero fuertes, es decir, debemos tratar de tomar la máxima capacidad de aire que podamos en nuestros pulmones y a continuación exhalarlo de forma continua y lo suficientemente fuerte para que el aire llegue a los pulmones del animal.


Para perros grandes se deberá cerrar firmemente la mandíbula del perro y con nuestra boca cubriremos la nariz, una vez en esta posición exhalar fuertemente todo el aire.


Para perros pequeños y gatos deberemos cerrar firmemente la mandíbula y con nuestra boca cubrir completamente el hocico del animal, al ser pequeño entrará sin problemas en la boca y nos aseguraremos de que el aire le entre a nuestros pequeños.


Para realizar el masaje colocaremos las palmas de las manos una sobre otra y estas sobre las costillas del animal, justo detrás de la articulación de la pata delantera (escapulo-humeral). Por lo general la gente piensa que debe ser fuerte y firme, pero realmente la manera correcta es no doblar los codos durante el masaje, sino dejar nuestro peso recaer sobre las manos, esa fuerza es más que suficiente para realizar el masaje.

¿Cuántas compresiones realizo?

En perros medianos y grandes: intercalar 5 respiraciones por cada 15 compresiones.

En perros pequeños y gatos: intercalar 3 respiraciones por cada 10 compresiones.


¿Qué hacer si se está ahogando mi perro con algún objeto?

Si el perro está asfixiado, se debe tener conocimiento de la maniobra de Heimlich para salvarlo, la cual es bastante fácil de aplicar siempre y cuando se recuerden los pasos clave.

Asegurarse de que la mascota está realmente ahogada y tiene dificultades para respirar. Un perro con asfixia tiene las patas en la cara y trata de toser.


Sujetarle la mandíbula inferior con una mano y la mandíbula superior con la otra, dejando libre el dedo índice para llegar a la obstrucción. Abrirle la boca al perro y tratar de ver el objeto y tirar de él con el dedo. Recordar que los perros tienen huesos pequeños en la garganta, hay que tratar siempre de no agarrar algo que no se pueda ver.


Acostar el perro de lado con la parte trasera más alta que la cabeza. Una manta o una toalla enrollada pueden colocarse debajo del trasero para bajarle la cabeza, en caso de no tener una superficie inclinada.


Sujetar con las manos debajo de las costillas inferiores y pulsar de tres a cinco veces en un movimiento de empuje. Hay que tener cuidado con las costillas, pues se pueden lastimar, hay que presionar por debajo de las mismas para expulsar todo el aire que hay en sus pulmones.


Retirar el objeto de la boca del perro inmediatamente después de la expulsión mediante el procedimiento de Heimlich, para que la mascota no se lo trague sin querer otra vez.

Contactar al médico veterinario tan pronto como se supere la crisis, en caso de que haya sufrido lesiones internas que no sean inmediatamente visibles.


Es de suma importancia tener en cuenta que el perro puede morder una vez que esté fuera de peligro por lo cual hay que tener cuidado con la boca una vez que la crisis ha terminado.


Parámetros normales en perros

Si está consciente debemos observar:


La respiración: mediante el movimiento del pecho, lo normal son 20-40 respiraciones por minuto (rpm), después de un accidente la respiración suele aumentar.


Taquipnea: (más de 40 rpm).

Bradipnea: (menos de 20 rpm).


Pulso: buscar pulso radial, femoral (es la más fácil de encontrar), yugular… o escuchar los latidos apoyando el oído directamente sobre el pecho.


El pulso normal es de 80-120 lpm., las alteraciones que podremos tener son:


Taquicardia: (por encima de 120 lpm).

Bradicardia: (por debajo de 80 lpm).


Temperatura: Lo normal es entre 38°c – 39°c.


Hipotermia (menores a 38°c) intentar que el animal entre en calor con una manta, una bolsa de agua caliente, o un secador de pelo.


Hipertermia (mayores a 39°C), tratar de refrescar al animal con un ventilador, agua fría y colocándolo en un suelo frío.


Mucosas (piel en el interior de las mejillas, encías e interior de los párpados) según su color:

Rosadas: normal.

Blancas/pálidas: shock o pérdida de sangre.

Rojas: hemorragia, hipertensión, fiebre.

Azuladas/cianóticas: falta de oxígeno (acudir al veterinario lo antes posible).

Amarillas/ictéricas: falla hepática o acumulación de bilirrubina.

67 vistas

©2020 Editorial Delco Fergo

Whatsapp

55 1952 2347

0