Leucemia felina, mortal padecimiento que pone en riesgo la salud de los gatos


Si tu gatito suele salir de casa y convive con otros que se encuentran en el exterior, debes tener cuidado, pues su salud podría estar en peligro. Existe un virus imperceptible y muy contagioso, el cual debilita el sistema inmune del felino dificultando su capacidad para defenderse de otras infecciones.


Se trata del virus de la leucemia felina (VLFe), un retrovirus que infecta a los gatos y que, además de bajar sus defensas, también puede provocar tumores o diversos trastornos sanguíneos. Tan solo en México, se estima que entre el 7 y 15 por ciento de los mininos están infectados con este virus.


Al respecto, Alejandro Sánchez, Gerente Técnico de la Unidad de Animales de Compañía de MSD Salud Animal en México, explicó que las principales formas en las que un gato puede infectarse con el virus de la leucemia felina son a través del acicalamiento mutuo o de las heridas por mordedura, también los platos de comida o agua compartidos son una fuente de infección.


“El virus de la leucemia felina puede estar presente en saliva, secreciones nasales, orina, heces y sangre de gatos infectados, por ello, es importante que los felinos hogareños no salgan de casa, ya que el riesgo de contraer el virus aumenta hasta un 30% al convivir con gatos que viven en el exterior”, agregó el MVZ Alejandro Sánchez de la Unidad de Animales de Compañía de MSD Salud Animal en México.

Algunos gatos no presentan signos en un inicio, sin embargo, su salud va empeorando gradualmente a lo largo de días, semanas, meses e incluso años y una vez que se manifiestan, las señales más comunes que indican que el gato ha contraído el virus son inespecíficas: fiebre, pérdida de apetito, pérdida de peso, diarrea, ganglios linfáticos inflamados y encías pálidas o inflamadas, por mencionar algunos, que también se pueden presentar en otras enfermedades.