Las enfermedades virales en los gatos


Por MVZ Martín Arroyo


En el artículo anterior mencioné que uno de los temas importantes son las enfermedades virales, una de ellas la Panleucopenia viral felina (PLF); es una enfermedad infecciosa aguda de gran prevalencia mundial y altamente contagiosa en felinos domésticos y exóticos (Visones, Leopardo, Tigre, Mapaches, Coatí). Caracterizada por producir enteritis hemorrágica severa, también conocida como Enteritis infecciosa; cuya causa es por un virus (Parvovirus) que afecta principalmente intestino, medula ósea y cerebelo. Desde 1900 se detectó la enfermedad y existen registros en Canadá en 1947, Europa 1976-1977, de ahí expandiéndose por el mundo.


Se tienen antecedentes de que este virus afecta también a los tejones -familia de los felinos-; estos pueden eliminarla vía fecal, durante y hasta por un periodo de un año. La transmisión más frecuente resulta ser el contacto directo entre gatos infectados con el virus, ya que se encuentra presente en gran cantidad en la saliva, vómito, heces y orina. Sin dejar de mencionar que hay otros mecanismos de transmisión como la pulga y otros insectos picadores, que pueden diseminar el virus de forma mecánica después de alimentarse de un huésped infectado. Siendo las vías más usuales la ingesta o la inhalación; ya que este es un virus pequeño resistente no envuelto y puede permanecer a temperatura ambiente favorable hasta por un año. (se recomienda la desinfección de instalaciones con hipoclorito de sodio).

Se presenta en gatitos en forma agresiva, manifestándose con fiebre, depresión, inapetencia y deshidratación, vómitos y diarrea. En gatos de cualquier edad, usualmente es por no contar con vacunación y la mortandad es del 90 % en gatos jóvenes y 60 % en gatos adultos. No existe alguna tendencia estacional de la enfermedad. Presentan por lo general una postura encorvada con la cabeza entre los miembros anteriores, o permanecen postrados de cubito ventral, pérdida de peso.

Los gatos infectados pueden maullar en forma lastimosa, sobre todo cuando se manipula debido al dolor abdominal producido por la inflamación intestinal, esto hará que el gato busque superficies frías para reposar. Un dato importante a considerar es que un gatito puede encontrarse muerto después de haberse visto activo y saludable en un período de 8 a 12 horas posteriores, en estos casos nos es muy fácil pensar como dueños que el gato fue envenenado, sin ser así.


En gatos geriátricos hay temperaturas intermitentes, deshidratación, depresión, mucosas pálidas, ojos hundidos en sus órbitas y exceso de lagañas. Para prevenir la enfermedad se recomienda visitar al especialista médico Veterinario al adquirir un gatito, quien recomendará tratamientos, medicina preventiva de rutina, vacunación, alimentación, cuidados y el manejo correcto de utensilios e instalaciones. Sugiriendo no esperar a que los gatos enfermen. Visita a tu medico frecuentemente. En los siguientes artículos tocaremos temas como Rinotraqueitis Viral Felina y afección infecciosa respiratoria, entre otros.

71 visualizaciones0 comentarios