La importancia del origen de los Terrier, en la elección de un ejemplar para la familia


Por Annia Del Rey


Este artículo nace de la preocupación motivada por la tendencia de los mexicanos en basar la selección de un perro en estereotipos de las razas o por apariencias físicas de estas mismas. Esto lo he observado en los últimos años, pero considero que se ha exacerbado en el período de “quedarnos en casa” que ha llevado a muchos consumidores a agregar un ejemplar a su familia.


Para ayudar al lector a decidir si un Terrier es el compañero ideal, ofrezco dos referencias para realizar este análisis:


La primera, estudiar el origen de la raza para predecir el temperamento y sus necesidades tanto físicas como mentales.


Como segunda recomendación considero que una vez seleccionada la raza, es necesario estudiar los antecedentes del ejemplar que se va adquirir, con esto me refiero a su línea de sangre, conocer a los padres y/o hermanos de los ejemplares para así poder anticipar posibles enfermedades, problemas mentales o físicos. Además de explicar a profundidad estos puntos, expondré la historia del Fox Terrier Pelo Liso en México para aclarar lo establecido.

No pretendo decir que para obtener un perro, usted se debe convertir antes en un especialista en el tema, sino más bien para que tome una decisión informada, digna del compañero que tendrá los siguientes 10 años de vida, con lo que se evitarán futuros abandonos. Espero que al finalizar esta lectura, el lector pueda apreciar el trabajo que conlleva criar un ejemplar holísticamente saludable y pondere esto en sus decisiones.

Los terriers son un conjunto de razas agrupadas por la Fédération Cynologique Internationale (FCI), debido a las características compartidas, de las cuales destacan su temperamento: energético, determinado, así como el fuerte instinto de cacería en tierra y su origen de las islas británicas (en su mayoría). El término Terrier hace referencia a la palabra en latín -terra-, pues el grupo en su mayoría caza en tierra.


Los diversos tamaños, tipos y pelajes son el resultado de la especialización de las razas para que con la mayor eficiencia posible realicen la tarea para la que fueron hechas, esto se conoce como la “función zootécnica”. El perro es una especie moldeada por los seres humanos a lo largo de la historia, por lo que habremos de ser conscientes que toda estructura física y mental ha sido moldeada para cumplir una función específica. Me gustaría apuntar que en los terriers, por medio del estudio de las razas podemos ver la influencia de factores sociales, como la expansión del Imperio británico en sus colonias, resultando razas como el Terrier Australiano, el Terrier Americano, etc.

La predictibilidad del temperamento, es el resultado de reforzar las actitudes naturales de las razas. En la actualidad, predecir el temperamento de los cachorros es el resultado del trabajo de criadores que cuidadosamente han reforzado características deseables y reducido al mínimo las características negativas.


Como ejemplo me gustaría ofrecer el caso del Fox Terrier Pelo Liso en México y el ratonero.

Este último, el “ratonero,” es el nombre común que se le da a un tipo de perro que ha sido el resultado de una serie de cruzas de sangres, de entre las cuales se cree está el Fox Terrier Pelo Liso.

Al momento de la escritura, no hay ningún texto que describa claramente cómo se desarrolló este tipo de perro en México, pero por lo documentado podemos teorizar que se inició a partir de los perros traídos por los españoles durante La Colonia, de los cuales encontramos al “Bodeguero Ratonero de Andaluz”, cuyos orígenes están en el Fox Terrier Pelo Liso con cruzas de perros que se encontraban en las bodegas cazando ratones. Además de pensar que el tipo de perro conocido en México como ratonero tiene mezclas de otros perros españoles como los ratoneros: Valenciano, Mallorquín, Murciano y Vasco. Cabe resaltar que la única raza es el Bodeguero Andaluz, por ser reconocida nacionalmente por la Federación Real Española.


Actualmente, el ratonero en México es muy popular en los ranchos o para cuidar animales en donde generalmente estos perros son el resultado de cruzas descuidadas, comúnmente de animales sin pruebas de salud o sin ningún programa para la mejora. Un alto porcentaje de esos ejemplares los podemos catalogar como perros callejeros, merced a lo distante que se encuentran a un antepasado de pura sangre, por lo que no es posible predecir enfermedades, características, necesidades o pelaje de estos perros.


El Fox Terrier Pelo Liso es una raza cuidadosamente diseñada para la caza de zorros y pestes en la casa, el trabajo que se le ha dedicado a la raza ha permitido que ésta tenga un temperamento predecible; ser muy amoroso con niños, tiene fuerte instinto de caza, es fácilmente entrenable, ágil, inteligente y decidido. Igualmente ha permitido tener un pelaje consistente. Además de esto, el trabajo de la crianza responsable ha hecho que se tenga una raza muy saludable, prácticamente sin enfermedades.

Debido a las grandes cualidades de los Fox Terrier Pelo Liso, los vendedores de los perros de tipo ratonero aprovechan la desinformación de los consumidores para llamar indebidamente Fox Terrier a sus ratoneros, llegando al punto que muchos interesados no diferencian la raza ni al tipo de perro.


Esto ha afectado profundamente a la raza Fox Terrier Pelo Liso, porque ha creado el estereotipo de que éste tiene el mismo carácter que el ratonero, por lo explicado anteriormente sabemos que esta cruza no tiene un carácter en específico. Igualmente esta confusión ha llevado a que muchas familias sean estafadas pensando que adquieren un perro de raza pura, cuando realmente ha comprado un perro sin raza.


Lo más preocupante es que esta desinformación de los “ratoneros” ha hecho que ni ellos ni el Fox Terrier Pelo Liso sean deseados por las familias mexicanas, por su inconsistencia del constructo (concepto o idea) de ambos, lo que ha propiciado la crianza de perros sin ningún parámetro.


Considero que una buena solución a este problema, es que exista mayor conocimiento de la raza Fox Terrier Pelo Liso y que los interesados en los ratoneros inicien el proceso del reconocimiento de la raza, para así contar con parámetros y establecer ¿qué perro es un ratonero?, ¿cómo debe de ser el temperamento? y lo más importante, mantener un registro de los perros para evitar enfermedades congénitas, las cuales son muy comunes en este tipo de perros.


En forma de conclusión invito al lector a ser crítico, que cuestione el porqué las razas son físicamente así, para poder predecir el temperamento, problemas y necesidades, logrando así tomar la mejor decisión.


Para finalizar ofrezco tres recomendaciones:


No obtener un ejemplar con urgencia: esta es una decisión con la que se vivirá por lo menos 10 años, debe ser una decisión profundamente meditada e informada, considera cómo se inserta el nuevo ejemplar en tu rutina diaria actual, dentro de cinco años y dentro de 10 años. El tener un perro es una adición a tu proyecto de vida, por lo que debes considerar todas las condiciones.


Investigar en más de una fuente de información: desgraciadamente los medios de información masivos tienen información muy limitada de las razas de perros y comúnmente los criadores o refugios de perros están motivados a que obtenga un ejemplar con ellos.


Conoce de dónde proviene el ejemplar: esto es, el ambiente donde nació y creció el ejemplar. Si es posible conoce la mayor cantidad posible de familiares del perro a comprar, pide referencias de las camadas del criador o del lugar donde obtengas tu ejemplar, compara el temperamento del mismo que vas a obtener con las descripciones académicas.

209 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo