top of page

Juzgando al Teckel


Por Peggy Gutiérrez Otero


Para poder entender la morfología del Dachshund es esencial conocer sus antecedentes y las razones que lo llevaron a su forma actual. Sus orígenes se remontan a la época Medieval, donde eran utilizados básicamente en la cacería del tejón y de otros mamíferos pequeños que habitaban en cuevas subterráneas, aunque muy probablemente diferían de la forma actual del Dachshund. En toda Europa existían ejemplares utilizados para este propósito, pero Alemania fue el país que estabilizó el tipo actual por lo que se le reconoce como el país de origen de la raza.


Se cree que el Dachshund desciende de los antiguos sabuesos alemanes conocidos como Deutsche Bracken y que su desarrollo se llevó a cabo derivado de las cruzas con diferentes razas, como el Pointer Francés miniatura y el Pinscher. La variedad de pelo largo ya existía antes del reconocimiento oficial de la raza y se cree que fue creada a través de cruzas selectivas con otras razas de pelo largo, presumiblemente, alguna versión del Cocker de aquella época. La variedad de pelo de alambre es la más reciente de las tres y se piensa que se derivó de la cruza de los Teckel de pelo liso con el Pinscher de pelo duro, integrándose posteriormente el Dandie Dinmont Terrier buscando más profundidad de pecho y más largo de cuerpo. De ahí el temperamento de terrier que tiene esta variedad. El nombre Dachshund se comenzó a usar a fines del siglo XVII para los ejemplares de pelo liso y pelo largo.


En el libro de registros caninos de todas las razas en Alemania, en 1840 había 54 ejemplares registrados. En 1879 se desarrolló el primer estándar de la raza, tan detallado que apenas se le han hecho modificaciones a la fecha. El primer club especializado de la raza se estableció en 1888 y fue llamado Teckel Club de Berlín. En 1890 se publicó el primer libro de registro solamente para Dachshund y se enlistaron 394 ejemplares. Simultáneamente, el primer Dachshund llegó a Inglaterra en 1840 y los primeros ejemplares que se exhibieron se ubican alrededor de 1860, habiendo sido denominados como Cazador de Tejones Alemán. Se inscribieron en el libro de registros inglés en 1874 ya como Dachshunds, aunque entre paréntesis se agregaban el nombre original de Cazador de Tejones Alemán. El club inglés de Dachshund se formó en 1881, unos años antes que el de Berlín. En Estados Unidos, de acuerdo con los records del American Kennel Club (AKC), esta raza fue reconocida en 1885 y hay 11 ejemplares registrados en el volumen I del libro de registros de AKC. El Dachshund Club of America (DCA) se convirtió en miembro del AKC en 1895. Durante la Segunda Guerra Mundial la raza perdió popularidad por su origen germánico, pero Inglaterra tuvo a seis importantes criadores de Teckel que siguieron un estricto código de cría a lo largo de toda la guerra. Aunque fueron denominados como “proalemanes” se mantuvieron firmes en lo relativo a la integridad de la raza. Ya los prejuicios han desaparecido y es una raza popular en todo el mundo, tanto de mascota como compañero de cacería.

Hoy en día existen tres variedades de pelo en el Dachshund. Y de acuerdo a las necesidades de la cacería, en Europa se establecieron tres tallas para la caza del conejo, el tejón y la caza mayor. Estas nueve variedades conforman el grupo IV de la FCI (Federación Cinológica Internacional) y sus características están descritas en el patrón racial o estándar No. 148.


En este análisis no voy a repasar punto por punto el estándar mencionado, sino que trataré de señalar puntos importantes en el juzgamiento de la raza que a menudo pasan desapercibidos para muchos jueces. Los puntos que no se describen específicamente son bastante claros en el estándar. Entiendo que no todos los jueces son criadores, pero a veces tienden a juzgar al Dachshund sin tomar en cuenta las características especiales que tiene y los juzgan como ejemplares de talla y proporciones diferentes a las que la raza posee, esperando que se muevan o actúen como lo que no son, sólo porque se ve atractivo en la pista. El Dachshund no debe moverse a velocidad porque no es un Lebrel ni tan despacio que parezca una tortuga, pero muchos manejadores creen que mientras más rápido mejor y muchos jueces caen en la “trampa”… Recordemos que su función no es de velocidad sino de tenacidad.

No hay que perder de vista que aunque la descripción de los patrones raciales es muy objetiva y precisa en muchos de los casos, su interpretación puede ser muy subjetiva, ya que los jueces no le damos prioridad a las mismas características. Para mí, el tipo es esencial, es producto de la función y es lo que hace que una raza sea distinta de otra y que se pueda identificar rápidamente con sólo mirar al ejemplar. Si se pierde la función se pierde el tipo y la raza se separa del estándar. Adicionalmente, una estructura correcta le permitirá al perro desplazarse con eficiencia para hacer la función para la que fue creado.

La bibliografía utilizada incluye datos europeos (FCI) y datos del DCA en lo que se refiere a la coincidencia de ambos estándares. Las descalificaciones que se mencionan se refieren al estándar 148 de FCI porque aun tratándose de la misma raza, hay discrepancia entre ambos patrones raciales. Pero comencemos.


El diseño morfológico del Teckel corresponde a la función para la que fue creado. Su propósito principal es la cacería bajo tierra y todas las características que lo componen, su temperamento, tipo, talla, estructura, movimiento, dentición y pelaje se conjuntan para permitirle cazar subterráneamente con eficiencia. Por lo tanto, para juzgar al Dachshund, y cualquier raza, es primordial conocer a perfección el estándar racial. El balance general es muy importante y ninguna de las partes de su cuerpo debe resaltar más que otra. El todo es armónico y balanceado, con proporciones equilibradas para un buen movimiento, por lo que al juzgarlos, se debe observar como un todo y no en partes. Un ejemplar con una hermosa cabeza, pero con un movimiento incorrecto no puede justificar nunca que se le premie. Es importante enfatizar que no servirá de nada que nos aprendamos de memoria el estándar, si no podemos aplicar ese conocimiento en la pista de competencia. Para poder juzgar hay que entrenar el “ojo” y juzgar desde afuera de la pista tantas veces como se pueda para que aprendamos a distinguir, sin mucha dificultad, si la proporción, talla y tipo son correctos.

En el estándar, el Dachshund se describe como “bajo, de patas cortas, cuerpo alargado pero compacto. Muy musculado, con un porte retador de la cabeza y expresión facial alerta”, entre otras características. El cuerpo alargado pero compacto se define por un costillar largo con un lomo corto, imprescindible para un buen trabajo en la madriguera. No deben aparecer pesados, demasiado grandes ni demasiado estilizados. Estas características se aplican para todas las tallas.

Las proporciones ideales son un claro libre del piso al nivel bajo del pecho de un tercio de la altura total a la cruz y un largo, medido de la punta del esternón al final de la grupa, en relación armónica con la altura a la cruz, de 1.7-1.8 a 1. Un menor claro libre del piso al pecho entorpece el movimiento para el trabajo en campo. Las patas muy altas tampoco son deseables. Los ejemplares con cuerpos muy alargados tienden a sufrir afecciones de la columna que resultan muy dolorosas e incapacitantes. Los ejemplares cuyas proporciones no coinciden con las mencionadas no deben ser premiados. En el continente americano, con la fuerte influencia de nuestros vecinos del norte, las proporciones en el claro libre de piso a nivel bajo del pecho son diferentes a las de los perros europeos. Personalmente, cuando veo perros con patas tan cortas siempre pienso en la dificultad que esto les causa al desplazarse. Las patas excesivamente largas también me molestan porque destruyen la imagen “baja” y alargada de cómo fue concebido el Teckel.


La cabeza, de acuerdo al estándar debe ser alargada y de perfil se afina hacia la nariz sin ser puntiaguda. Los arcos superciliares claramente definidos, cráneo más bien plano, no demasiado ancho, que se une gradualmente a un puente nasal ligeramente arqueado. Occipucio no muy pronunciado. Stop ligeramente marcado. La proporción cráneo cabeza es 1:1, se prefiere una ligera nariz romana, pero un perfil recto es tolerable. Un perfil de plato, como en el Pointer, causaría descalificación por atipicidad. En la variedad pelo liso es preferible una cabeza finamente estilizada, la variedad pelo de alambre es un poco más tosca y la variedad de pelo largo se conforma por líneas rectas y un hocico más ancho. Básicamente, las tres variedades comparten el mismo estándar, pero las que se crearon a raíz de la original (pelo liso) muestran características relacionadas con las razas con las que se mezclaron. La mandíbula inferior debe completar la forma del hocico sin estar retraída y ser de ancho suficiente para alojar una hilera de seis incisivos. Esta característica se nota más en los ejemplares de pelo liso por la ausencia de pelo, pero se da en las tres variedades. La nariz debe ser negra en los negro y fuego y en los jabalí, independientemente si tienen o no el gen mirlo o dapple. En los rojos y café y fuego la nariz debe ser café, lo más oscura posible, sin importar si tienen o no el gen mirlo, dapple o atigrado.


La dentadura debe estar, de ser posible, completa (42 piezas) con mordida de tijera y dientes parejos y fuertes. Recordemos que son las armas del perro cuando se encuentra en una madriguera. El estándar indica algunas excepciones en cuanto a piezas faltantes sin que constituyan una falta grave. Los M3 pueden faltar, dos PM1 ausentes no son falta. Si carece únicamente de un PM2 sin que falten otros (con excepción de los M3), se considera falta. Mordida de pinza es una falta, prognatismo o enognatismo causan descalificación, así como la ausencia de un canino o un incisivo. Mala posición de los colmillos inferiores también causan descalificación ya que pueden producir lesiones en la mandíbula superior. La ausencia o pérdida de piezas dentarias es hereditaria, por lo que hay que evaluar cuidadosamente la reproducción de estos ejemplares.


Los ojos deben ser de tamaño mediano, almendrados, bien separados, con expresión enérgica, clara y amistosa. El color rojizo café oscuro en todos los colores de pelo. Los ojos azules o perlados en los perros color mirlo no son deseables, pero son aceptados. Párpados bien pigmentados con el color base del perro. Son objetables los ojos redondos, saltones o muy pequeños. Los ejemplares rojos (con o sin patrón de color atigrado), negro y fuego y jabalí deberán tener ojos negros a café oscuro, lo más oscuro mejor. Los café y fuego y jabalí rojizo deberán tener los ojos café oscuro, NO negros. Los ojos claros, amarillentos, de halcón, son indeseables para cualquier color y no deben de ser premiados. Para ejemplares con patrón de color mirlo o dapple, el color deberá ser el mismo que se requiere para el color base, aunque se toleran uno o dos ojos azules.


Cuello de largo suficiente, sin papada. Los cuellos demasiado cortos hacen parecer la cabeza como insertada en los hombros, los cuellos demasiado largos dan la impresión de un largo tallo que distorsiona la proporción del perro. La línea dorsal y escápulas se deben Integrar armoniosamente desde el cuello hacia una grupa ligeramente descendente. Espalda descendente desde las vértebras toráxicas recta o ligeramente descendiente hacia el trasero. Las faltas más comunes del dorso son la espalda hundida atrás de las escápulas, espalda de hamaca, arqueada o alto de grupa. Esta última característica se da cuando los corvejones son muy altos. El lomo debe ser corto y fuerte, al final de un costillar alargado. La grupa debe ser amplia y suficientemente larga, ni horizontal ni demasiado inclinada.

Una característica muy particular del Dachshund es un esternón bien pronunciado lo que propicia ligeras depresiones a ambos lados del mismo. De frente es ovalado, visto de arriba y de lado es espacioso. El costillar es bien extendido hacia atrás. Esta singularidad es muy obvia en los ejemplares de pelo liso y los de pelo de alambre que están correctamente arreglados. En el pelo largo hay que tocar porque el exceso de pelo en la región del pecho puede dar la impresión de una quilla prominente sin que la haya. El final del esternón se extiende por la parte inferior del pecho entre los delanteros y no debe terminar abruptamente, sino que se extiende hacia el centro del cuerpo. Esta característica constituye descalificación.


El costillar no debe ser ni plano ni abarrilado sino lo suficientemente arqueado para que las patas no se vean muy juntas ni muy separadas. Las costillas deben ser uniformes y sin bordes. El largo correcto del costillar deberá ser aproximadamente de ¾ partes de la distancia entre los delanteros y los traseros. El frente, de huesos de fuerte substancia, se conforma por el omóplato y el húmero uniéndose en un ángulo de 90 grados. Ambos huesos deberán tener la misma longitud. El omóplato deberá tener la inclinación suficiente para que entre las escápulas (la punta superior del omóplato) no haya una separación mayor de 2 cm, ya que esto propiciaría un movimiento ancho visto de frente. Un húmero demasiado corto aunado a una angulación insuficiente, provocará una altura de pata excesiva. Los codos deberán estar pegados al cuerpo.


El antebrazo debe ser corto, pero de largo suficiente para que la distancia del pecho al suelo sea de 1/3 de la altura total a la cruz. Una manera efectiva de comprobar si la angulación es correcta es trazando una línea imaginaria verticalmente desde la punta de la escápula hacia el piso. La línea deberá pasar por la parte trasera del codo.

Los traseros son fuertes y musculados para dar propulsión a un movimiento fluido y eficiente. Mueven paralela y ligeramente separados. Hay diversos defectos de los traseros, entre ellos la luxación de rodilla y el Pes Varus. En la luxación de rodilla la rótula puede salirse del surco de la rodilla sobre el que normalmente se asienta y moverse hacia el interior de la articulación, por lo que al suceder esto los perros levantan la pata afectada con un pequeño brinco o cojera. Esta afección puede ser congénita o causada por un traumatismo, pero definitivamente es hereditaria, por lo que dichos ejemplares no deberán reproducirse. El Pes Varus curva las patas traseras hacia adentro y se cree que ocurre cuando la placa de crecimiento de la tibia se cierra prematuramente y provoca el crecimiento asimétrico del hueso. También se hereda genéticamente, pero no hay pruebas para detectarlo a tiempo. Otros defectos son los corvejones de vaca.


La combinación de extremidades con angulaciones coincidentes y armoniosas darán como resultado un movimiento fluido y efectivo, el frente deberá extenderse sin levantar mucho las manos. Frente y traseros deben mover paralelamente.

La cola se lleva en una continuación armónica de la espalda, cayendo ligeramente y no llevada sobre ésta. Se permite una ligera curva en el último tercio de la cola. Faltas comunes en la cola son inserción demasiado baja, cola en forma de hoz o cola llevada alegre (ligeramente más elevada que la línea de la espalda). La razón para esta última posición puede deberse a una exuberancia en el temperamento y si la grupa no es muy corta y se observa que el perro la puede llevar de otra manera, no debe constituir penalización. Las malformaciones de la cola, vértebras fusionadas, colas cortadas, cola de tirabuzón o cualquier otro defecto que distorsione la forma son faltas descalificatorias.


Los países afiliados a la FCI reconocemos tres tallas en los Dachshund, a diferencia del Kennel Club inglés o el AKC de Estados Unidos, que sólo aceptan el Standard y el Miniatura.

El Kaninchen o conejero debe tener una circunferencia torácica de entre 27 a 32 cm para los machos y de 25 a 30 cm para las hembras.

El Miniatura debe tener una circunferencia torácica de entre 32 a 37 cm para los machos y 30 a 35 cm para las hembras.


El Standard debe tener una circunferencia torácica de entre 37 a 47 cm para los machos y 35 a 45 cm para las hembras.


En fechas recientes se subieron 2 cm a la talla de Kaninchen y Miniatura para los machos. He observado que en Europa hay muchos ejemplares que sobrepasan las medidas estipuladas con anterioridad y reciben calificaciones de excelente y colocaciones en el grupo, razón por la que creo que el país de origen decidió modificar las tallas de los machos. Personalmente, creo se debería enfatizar la reducción de tamaño en lugar de aumentarlo. Si las circunferencias están dictadas por los tamaños de entrada a las madrigueras, no creo que sea conveniente subir las tallas. Cierto es que no todos los propietarios de Teckels los usamos para cazar, pero si se sigue permitiendo el aumento, en el futuro habrá Dachshunds del tamaño de un Beagle. Cuando la decisión de un juez se hace basada en una preferencia personal y eso se desvía del estándar, se puede hacer un daño irreparable a la raza. La tendencia con el tiempo es que todos los criadores o exhibidores verán la modificación como “normal” y terminarán aceptándola. Lo hemos visto suceder en muchas razas.


Hay tres variedades de pelo.

El pelo corto tiene una capa lisa, brillante y apretada, sin alopecia en ninguna parte del cuerpo. La cola deberá estar totalmente recubierta y se permite que en la parte inferior pueda ser más largo. El pelo excesivamente fino o grueso, la cola en forma de cepillo, falta de pelo en cualquier parte del cuerpo son faltas graves.

En el pelo duro la capa exterior es densa, dura, bien adherida al cuerpo, pareja y con entrepelo, a excepción del hocico, cejas y orejas. El pelo de las patas y de la cabeza debe ser de textura dura. Presenta una barba y cejas tupidas. El pelo de las orejas es mucho más corto que el del cuerpo. Se trabaja con navaja o a mano, tratando siempre de que cuando se presente en exposiciones, se encuentre en óptimas condiciones. Ejemplares con capa suave o demasiada larga, así como con manto rizado, no deben ser premiados.


En el pelo largo la capa es lisa y brillante, pegado al cuerpo con capa interna. De mayor longitud en el pecho y la “falda” o parte baja del cuerpo. Largo en las orejas sobrepasando su borde inferior y en la parte posterior de las patas en forma de plumas. En la cola tiene la parte más larga del pelo formando una bandera completa. El pelo del mismo largo en todo el cuerpo y el pelo rizado, así como el pelo corto.


Colores y patrones de color.


Pelo liso.- Pueden ser de un color o bicolores.

Unicolor.- Son rojos o rojo amarillento, pueden tener pelos negros mezclados, se prefiere un tono rojo intenso sobre los tonos de paja. Nariz, uñas y cojinetes negros, aunque se permiten, no se prefieren de color café.

Bicolores.-

Pueden ser negro y fuego o rojo y fuego. Los puntos fuego sobre los ojos, costados del hocico y labio inferior, borde anterior de las orejas, antepecho, en la parte interior y posterior de las patas, alrededor del ano y en la parte inferior de la cola. Los puntos fuego muy extendidos son objetables. Nariz, uñas y cojinetes del color base del perro.

Patrones de color.-

Dapple o mirlo (arlequín) con el color base oscuro, ya sea negro, café o gris. Son deseable manchas irregulares grises o beige que no sean muy grandes. Ningún color deberá predominar.

Atigrado.- Rojo o color paja con rayas atigradas oscuras.

Las uñas y la nariz de ambos patrones de color son de acuerdo a los colores especificados más arriba de los unicolores y bicolores. En todos los casos se permite un pequeña mancha blanca en el pecho de hasta 3 cm de diámetro.

Pelo duro.-

Unicolor.- Son rojos, pudiendo llegar al color de las hojas secas. Nariz, uñas y cojinetes negros, aunque se permiten, pero no se prefieren de color café.


Multicolor.- Incluye el jabalí y el jabalí marrón, así como los otros tonos bicolores incluidos en la descripción de los ejemplares pelo liso (negro y fuego y café y fuego). Nariz, uñas y cojinetes negros en jabalí y negro y fuego, cafés en los colores jabalí marrón y café y fuego. Los puntos fuego muy extendidos son objetables. En todos los casos se permite un pequeña mancha blanca de hasta 3 cm. de diámetro en el pecho.

Patrón de color

Dapple o mirlo (arlequín).- El color base siempre es oscuro (jabalí, negro o café), a excepción del rojo arlequín. Son deseables manchas irregulares grises o beige que no sean muy grandes. Ningún color deberá predominar.


Atigrado.- Rojo con rayas oscuras. Las uñas y la nariz de ambos patrones de color son de acuerdo a los colores especificados más arriba de los unicolores y multicolores. En todos los casos se permite un pequeña mancha blanca en el pecho de hasta 3 cm de diámetro.


Pelo largo.-

Los colores del pelo largo son los mismos de la variedad pelo corto.

Descalificaciones de color.-

Todos los colores que no se mencionaron en este capítulo son descalificables.


Color crema. El gen (Chinchilla) que causa el color crema proviene de otras razas y no está en el pool genético del Dachshund.


Piebald o particolor. La razón por la que FCI no acepta este patrón de color es por la misma que no acepta a los cremas. Puede darse el caso que los padres o sus ascendientes provengan de un país que sí acepta este color y tengan genes recesivos y produzcan sin intención este patrón de color.


Cremas y Piebald son aceptados en Estados Unidos, Inglaterra y Australia; se deberán juzgar igual que los otros colores.


Azul con fuego/Isabella con fuego. Este color se deriva de dos genes recesivos de dilución y por razones de salud, la alopecia siendo la principal, no se deben reproducir. La Ley de Protección Animal de la Unión Europea lo prohíbe.


Negro sólido.


Jabalí en otra variedad que no sea pelo duro.


Doble mirlo. Aunque los colores arriba mencionados se pueden deber a una derivación inintencionada de la genética, la cruza entre dos mirlos generalmente se debe a una acción deliberada por producir cachorros exóticos o por simple ignorancia. Esta combinación produce muchos problemas de salud, entre ellos ceguera y sordera. La Ley de Protección Animal de la Unión Europea lo prohíbe.

A grandes rasgos he mencionado los puntos más importantes en el juzgamiento del Dachshund. Siempre deberemos buscar ejemplares típicos, equilibrados, saludables y lo más apegados posible al patrón racial. Juzgar cualquier raza es una responsabilidad y un compromiso que nadie nos obligó a asumir, así que hagámoslo con honestidad y dedicación, buscando seleccionar a los animales más representativos que coadyuven a la perpetuación de los perros de raza pura.


Bibliografía.-

  • Estándar No. 148 FCI

  • Seminario WUT

  • The Illustrated Standard DCA

  • Difficulties in Judging Dachshunds por Cesare Calcinati

  • Methodology of Judging Dachshund por Horst Kliebenstein, Cesare Calcinate y Edna Cooper.

150 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page