El juez y el manejador, fugaz contacto.


Por MVZ Guillermo Cavazos


Exhibir un perro en pista de Conformación y Belleza es un acontecimiento que puede resultar estresante o intimidante para quien nunca lo ha hecho antes, porque apenas está empezando en este nuestro hermoso deporte de las exposiciones caninas. Pues bien, no es tan difícil como parece, este artículo va dirigido a esa gente nueva y pretende ayudar a entender qué es lo que nosotros los jueces esperamos del manejador y lo que tú como manejador puedes esperar del Juez.


Es multicitado que el papel del buen manejador es resaltar las cualidades y esconder -en lo posible- los defectos del perro, esa es una definición con tendencia técnica y minimalista, yo prefiero ser más romántico y hablar como de una fusión, una relación mágica en donde dos energías se alinean y producen una imagen bella dentro del marco de un estándar de perfección racial.


Esa imagen va a ser proyectada como si fuera una película para ser evaluada por un juez que está preparado para hacerlo, que cuenta con un conocimiento del tipo, la estructura y el temperamento de la raza en cuestión.

Se dice que el tiempo estimado para que un juez examine un perro es de dos minutos y medio, es un tiempo corto, decisivo, en el que por ningún motivo debe existir hostilidad por ninguna de las partes ¿Por qué no hacerlo un momento cordial, de unión? A fin de cuenta estamos ya conectados por la misma pasión: “los perros”.


Afuera del ring


¿Qué esperamos los jueces del manejador?


Primeramente que estés vestido de acuerdo a la ocasión, los profesionales no se visten como lo hacen porque sea un desfile de modas, (saco y corbata para los caballeros y el equivalente para las damas) sino que lo hacen por respeto al Juez y para dejar asentado que para ellos es una ocasión importante. Si alguien llega a exhibir en shorts o desaliñado, la lectura del Juez va a ser que no le importa.

Esperamos también que estés a tiempo para tu clase con el número correcto en el brazo izquierdo y lo suficientemente cerca para que el secretario de juez te llame cuando sea el momento.

Esperamos que lleves un perro limpio, arreglado, en buenas condiciones y con el suficiente entrenamiento para que se deje tocar y ser evaluado (aunque no sea perfecto) pero que no ponga en peligro la seguridad de ninguno de los participantes. Es importante que lo lleves de tu lado izquierdo y con la correa y collar adecuados. Pero no voy a entrar en detalles técnicos, eso lo dejaré para futuras intervenciones.


¿Qué espera el manejador del juez?


Básicamente lo mismo, que el Juez esté a tiempo y vaya vestido para la ocasión, con los principios del párrafo anterior. Que tenga conocimiento de la raza para hacer un buen trabajo y escoger al perro más representativo de la raza, clase tras clase.


Primer contacto


¿Qué esperamos los jueces del manejador?


Básicamente fluidez y precisión en seguir las indicaciones para poder hacer nuestra parte. En teoría el Juez, al ser la autoridad, es de esperarse que salude primero, pero bueno, no es algo que pase muy a menudo, un “buenos días” de parte del manejador no hay manera de que sea tomado a mal. Mucha gente cree que los jueces somos como dioses y no se les puede hablar, no hay cosa más lejana de la realidad, la gran mayoría estamos ahí para disfrutar el juzgar perros y lo más importante sin duda -como ya lo dije-, compartir contigo la pasión por los perros, lo cual nos une y nos pone en la misma sintonía. Es verdad que hay de todo, unos más serios que otros, los sonrientes y los más secos, pues el manejador debe actuar en consecuencia de la impresión que el juez proyecte y tratar de ponerse en la misma frecuencia.


¿Qué espera el manejador del juez?


Pues ser tratado con respeto, los jueces estamos obligados a dedicar una cantidad de tiempo más o menos igual a cada uno de los ejemplares, sobre todo durante el juzgamiento de las razas. El manejador debe sentir que su perro fue evaluado, observado y tomado en cuenta, incluso si no gana.


El Juez debe ser claro y explícito en sus indicaciones, incluso si no habla nuestro idioma. Debe indicarte dónde quiere examinar a tu ejemplar en estática, aunque muchas veces eso es muy obvio y más aun cuando se trata de perros de mesa. Debe ser muy claro en señalar hacia dónde quiere que muevas el perro y cuál patrón seguir.


Hablando de patrones, la mayoría de los jueces usamos el mismo patrón de juzgamiento todo el día, esto nos permite estar más concentrados en los perros, además de que si los manejadores están poniendo atención a la clase o al perro que le antecede, pues ya tendrán una clara idea de cuáles serán los ejercicios requeridos.

Posando

¿Qué esperamos los jueces del manejador?


Pues básicamente que sostengas al perro de una manera firme y que procures tener cuatro patas, cabeza y cola en las posiciones correctas. Si él pide que tú mismo le muestres la mordida, deberás hacerlo de una manera eficiente y saber si a tu raza se le examinan los molares o sólo la parte frontal de la dentadura. Saber estos detalles es tu obligación y actuar con fluidez te va a hacer ver bien.


¿Qué espera el manejador del Juez?


El Juez debe darte tiempo para que tengas tu perro posado, aproximarse a él de frente y a una velocidad prudente, generalmente lo hacemos con la mano baja y enfrente de la nariz, dando un segundo y observando que el perro se familiarice con nosotros. El examen debe hacerse con mano firme pero suave, analizando cada parte del perro, ni demasiado rápido ni demasiado despacio. Una vez más mereces como manejador que tu perro sea observado al detalle y tomado en cuenta.


Moviendo


¿Qué espera el Juez del manejador?


Que realices el ejercicio que se te pide y a la velocidad que tu perro se vea mejor, no nos gusta que se lleven a los perros demasiado rápido y es un error común y que además beneficia a muy pocos ejemplares, de hecho por lo común les perjudica sobre todo en la “ida y vuelta”.


Al volver de la “ida y vuelta” en lo personal me gusta que me ponga al perro de lado o de tres cuartos y a una distancia en la que me permita ver la espalda y las proporciones generales, aunque hay muchos jueces a los que les gusta que le ‘entregues” la expresión, es decir, que le pongas al perro de frente y a una distancia más corta. En fin, no creo que sea tan importante.


¿Qué espera el manejador del Juez?


Primero, que la indicación de cuál es el ejercicio a realizar sea clara. Segundo, que tu perro sea observado durante todo su recorrido, en ocasiones -sobre todo los jueces muy experimentados al llevar tu perro alrededor sólo lo observan durante la mitad o las tres primeras cuartas partes del recorrido, no te lo tomes a mal, tu perro ya fue observado.


Premiando


De ambos lados

La palabra mágica “gracias” debe fluir de los dos lados, nunca recibas un premio sin usarla, es así de fácil, así de sencillo, generalmente la vas a recibir de regreso. La cortesía y el espíritu deportivo debe primar en el ring en todo momento. Una sonrisa engrandece al ganador y reconforta al perdedor.


Amigos, hasta la próxima,

“lo mejor está por venir.”

350 visualizaciones0 comentarios