El grandioso Dogo de Burdeos



Por Eva Miriam Francisco Cervantes

¿Qué se imaginan cuando les digo que hay un perro de color miel con muchas arruguitas y una nariz chatita en su cara? Que es un perro tierno como un gatito, pero a la vez imponente como un león. Exacto, el Dogo de Burdeos.


El Dogo de Burdeos es de las razas de antaño que han existido desde la Edad de Hierro (1,200 a.C.), este perro llegó a Europa cuando los pueblos celtas invadieron al Viejo Continente donde reinaba este gran perro guardián de los tesoros encontrados y que además era utilizado para cazar animales grandes.

Sin embargo, recientemente se han encontrado orígenes del dogo en Francia en el S. XIV, de donde surge la raza que actualmente conocemos (Dogue de Bordeaux); durante esa época se utilizaba para pelear contra osos, toros y leones y, en otras ocasiones, para que también combatiera ante perros feroces de gran tamaño. Además fue utilizado como custodio de grandes palacios.


Pero cuando terminaron las guerras y la civilización avanzó, dejó de ser un perro de combate para convertirse en uno de trabajo pues se dieron cuenta de que servía como cuidador de rebaños.


Años después se creía que el Dogo estaba extinto, hasta que volvió a aparecer en el S. XIX. Fue presentado públicamente cuando se realizó la primera exposición canina en París en 1863 y se presentó con el nombre que conocemos actualmente.

El Dogo de Burdeos pertenece a la familia de los mastines, la que a su vez se ubica en el grupo de los molosos, significando que es un perro que posee una gran fuerza además de tener musculatura impresionante; es un perro braquicéfalo haciendo referencia a que tiene una cabeza grande y achatada y su hocico es corto, su cara es arrugada con pliegues, sus ojos son ovalados y están muy separados.

El color de su pelaje puede ir del intervalo café avellana al café oscuro que tiene mascara negra, en ciertas ocasiones se pudiera llegar a tolerar un color café más claro, sin embargo, éste no es buscado en perros con mascara café o sin máscara.


Las orejas son algo pequeñas y su color generalmente es más oscuro que el resto del cuerpo y deben estar ligeramente caídas, sin llegar a colgar.


Los machos de esta raza tienden a pesar alrededor de los 50 kilogramos (kg) y medir 70 centímetros (cm) de alto. Las hembras pueden pesar 45 kg o más y medir 65 cm de alto.


Además de ser un perro que causa la impresión de ser agresivo, también es importante decir que es un perro muy tranquilo, juguetón e inteligente, baste recordar que no todo es lo que parece. Tiene una personalidad que está perfectamente balanceada y no es un perro que ladre mucho, por lo que si en algún momento llega a actuar diferente, es porque algo grave está ocurriendo.

En cuanto a su temperamento y carácter es un perro muy leal, paciente y bueno con los niños, también le gusta ser tratado con mimos y caricias, suele ser muy protector con sus dueños y si estos llegaran a estar en peligro, el perro nunca durará en defenderlos.


Los cachorros del Dogo de Burdeos son preciosos, pero al desarrollarse llegan a tener algunos problemas a causa de que crecen bastante y de manera apresurada pues sufren de tensiones musculares, una hembra puede tener alrededor de 18 cachorros en una sola camada.


A estos y en general a todos los cachorros para que tengan buenos hábitos se les debe comenzar a adiestrar desde edades tempranas, para así evitar que se comporten mal cuando lleguen a la edad adulta.


En cuanto a la alimentación, cuando son cachorros se les debe dar leche por lo menos durante cinco semanas, pues esto es fundamental para su desarrollo, después de haber transcurrido ese tiempo se les puede dar alimento humedecido, sin embargo, esto sólo se hace con el alimento que se comerá al instante, ya que si éste se guarda puede ser que adquiera alguna enfermedad estomacal a edad temprana.


Cuando llegan a ser adultos generalmente comen diario entre 700 y 900 gramos de croquetas; es importante que el alimento que le des a tu mascota sea de una buena calidad, catalogada como premium. Su alimento debe llevar proteínas y minerales, que es lo que su cuerpo necesita para poder desarrollarse correctamente, también se debe llevar un control del peso, pues si éste llega a sobrepasarse, los músculos y tendones del perro sufrirán un gran deterioro de de forma acelerada y desmesurada, por lo que es importante llevar un control de las cantidades de alimento que se le sirva. Estos son algunos de los cuidados más importantes que se deben tener con los dogos de Burdeos.

Sabías que:

Esta raza apareció y se popularizo más durante los años 80, gracias a la película titulada “Hooch, Socios y sabuesos”, en la cual el protagonista es un detective llamado Scott Turner, que en el año de1989 fue interpretado por Tom Hanks.

Cuando Hooch -un perro de raza Dogo de Burdeos- es el único testigo de un crimen, se queda con Scott para que le apoye en la investigación del crimen, lo cual llega a ser lo peor que le pudo pasar porque es una persona obsesionada con la limpieza y el orden, que lleva una vida bastante rutinaria, sin embargo, Scott nunca se imaginó que este perro se convertiría en un compañero de vida y un buen ayudante.


Fue la única película donde un perro con edad de 14 años participó como actor.

Referencias:

www.fci.be/nomenclature/Standards/116g02-es.pdf

es.ign.com/reportaje/95648/feature/top-15-peliculas-caninas-a-recordar



123 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo