Cuidados para perros senior


La integración de los animales de compañía como parte esencial de la familia, en este caso, perros y gatos, ha crecido de forma exponencial. Actualmente los propietarios de mascotas son más conscientes y les ofrecen atención veterinaria adecuada desde que son cachorros. Esto ha permitido que un mayor número de perros y gatos lleguen a una edad más avanzada. Sin embargo, el envejecimiento de una mascota conlleva una serie de cambios fisiológicos que el propietario debe conocer y no dejarlos pasar por alto.

Es importante saber que el envejecimiento no es sinónimo de enfermedad, sino un proceso biológico que se debe atender de manera oportuna y, precisamente, los avances científicos en la Medicina Veterinaria han permitido conocer y prevenir los efectos del envejecimiento en las mascotas. En respuesta, se han creado medidas preventivas que ayudan y guían al responsable de la mascota a identificar signos o enfermedades de forma temprana, a fin de recibir cuidados y tratamientos necesarios para mejorar su calidad de vida.

Tanto las Clínicas Veterinarias como los laboratorios de salud animal fomentan la creación de un Plan Geriátrico, que consiste principalmente, en crear consciencia de las visitas periódicas al Médico Veterinario -al menos dos veces al año- para un examen físico general (sin necesidad de el animal esté enfermo) y, si es necesario, realizarles análisis de laboratorio como: estudios de sangre y orina, radiografías y electrocardiogramas, que permitirán conocer el estado de salud de los pacientes.

Las ventajas de un Plan Geriátrico son numerosas y consisten en la detección temprana de cualquier problema de salud que nuestras mascotas puedan presentar, de modo que podamos ofrecerles el tratamiento adecuado antes de que se presenten complicaciones mayores. El objetivo es procurar su bienestar y buscar aumentar la esperanza de vida de nuestros amigos de cuatro patas”, señaló Adrian Polo Jerez, Coordinador Técnico para la Unidad de Animales de Compañía de MSD Salud Animal en México.

Las visitas con el Médico Veterinario son sumamente importantes a cualquier edad, sin embargo, adquieren especial importancia en los animales senior y geriátricos. El diagnóstico oportuno facilita la prevención y tratamiento de las patologías más frecuentes. Para ello, se debe considerar en qué etapa de vida se encuentra el perro o gato.[1]

Como responsables de las mascotas, se debe estar atentos a cualquier cambio, como la disminución de la actividad física, cambios en los hábitos alimenticios y de comportamiento, pues es en ese periodo cuando se presenta un deterioro en la función de su organismo y sistema inmune (defensas).

Estos factores aumentan la probabilidad de que el perro o gato presente enfermedades cardiacas, renales, digestivas, tumores, problemas metabólicos (diabetes, hipotiroidismo, hipertiroidismo, etc.), cognitivas (alteraciones del comportamiento), así como prob