Cuidados nutricionales en nuestro viejano


Víctor Alvarado


A todos los lectores, les saludo con mucho gusto. Me siento contento de poderles compartir un poco de evidencia científica donde nos apoyamos para cuidar a nuestros amados perros de edad avanzada. Pero es muy importante entender que la vida de los perros no es lineal como en los humanos. Porque son otra especie y además con unas variables muy grandes, desde la talla que puede ser a partir de los 6 kilos o inclusive menos, hasta arriba de 50 kg, con distintas necesidades en el consumo de calorías, pero sobre todo entender que no todos los cuidados bordan sobre el consumo de calorías o cantidad de alimento, tales o cuales marcas, etcétera, sino que tiene que ver con aspectos más finos de nutrición, que no es lo mismo que alimentación.

Alimentar a un perro mayor y nutrirlo son dos cosas diferentes y uno de los aspectos más importante son los ingredientes que no tienen que ver con el aporte calórico, sino la función con que cada uno de ellos incide sobre el metabolismo de nuestro perro. Y para esto es importante señalar que no resta importancia el aporte calórico, pues de éste depende la condición corporal de la mascota.


El aspecto número uno, que muchas veces pasamos por alto, es el agua que consume el perro. Tenemos que entender que al igual que nosotros, los perros tienen más del 70 % de su composición en humedad, es decir, agua. Y que este vital líquido debe estar siempre a su disposición a libre demanda, que debe estar limpia, siempre limpia y en un tazón exclusivo de ellos. Que debe estar libre de mosquitos, de algas, de lama, etcétera, la limpieza del traste donde comen y beben nuestros perros es fundamental para su salud y que se encuentren debidamente hidratados.

Otro aspecto es que nuestros alimentos cuenten con ingredientes que favorezcan su limpieza dental, más allá de la publicidad, existen ingredientes que ayudan a que el sarro no se identifique fácilmente con los dientes del perro, que además tengan un efecto tal que ayude a que la limpieza de sus piezas dentales sea sencilla, recuerden que para una profilaxis dental es necesario anestesiar a nuestras mascotas y que debe hacerse mínimo dos veces al año, pero si tenemos cuidado extra quizás con una vez al año sería más que suficiente para hacer pasar a nuestro perro por este proceso. Hay enjuagues bucales y vitaminas de patente como la que desarrolló un laboratorio de prestigio que ayudan a estos cuidados, así como fibras funcionales e hidratos de carbono que son coadyuvantes en la limpieza bucal y dental.


Luego es indispensable entender que son los oligoelementos, esos ingredientes que se deben dar en cantidades tan pequeñas que por eso pensamos que no son tan importantes, pero nada más equivocado. Los oligoelementos como minerales, vitaminas y aminoácidos son el sostén de la vida articular, metabólica, funcional y mental de los perros y por eso es importante elegir correctamente sus ingredientes y el origen de los mismos.

Voy a poner un ejemplo brusco, que espero nos haga entender que no todo lo que se parece es igual y digamos que a ustedes les gustan las ensaladas y que para esto les gusta la vinagreta, ese delicioso ingrediente que se hace con aceite y vinagre. ¿Podemos prepararlo con aceite de oliva y vinagre de manzana, pero que tal si en vez de aceite de oliva le ponen aceite hidráulico? obviamente, aunque son aceites los dos su sabor y función dentro de nuestro organismo sería fatal ¿o no? Lo mismo sucede con los minerales.

Es muy común leer, por ejemplo: sulfato de zinc, la sola palabra sulfato, hace toda la diferencia en el funcionamiento de este importante mineral en el metabolismo de los perros y saben ¿por qué? pues porque el metabolismo del perro no está preparado para que los receptores de nutrientes identifiquen un sulfato como un ingrediente que pueda metabolizar. Pero lo que sí pueden absorber son los receptores de proteína, por eso cuando leemos proteinato de zinc, significa que el metabolismo del perro sí podrá nutrirse de este ingrediente. Y lo que sucede es que los científicos idearon la forma en que los perros absorban estos minerales de forma natural, como cuando nosotros consumimos hierro al comer lentejas o frijoles negros. ¿Sí me explico?


¿Y ya que dije zinc, qué tiene que ver en la función de nuestro perro de edad avanzada? Pues tiene que ver con el metabolismo de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas. Además, forma parte de muchas enzimas (proteínas que catalizan reacciones químicas). Es fundamental para la síntesis de proteínas y ácidos nucleicos (ADN y ARN) y juega un papel clave en la reproducción y el correcto funcionamiento del sistema inmunitario.

Como no se trata de dar la clase de nutrición, lo que les quiero transmitir es que adquieran una marca de alimento que en la descripción de sus ingredientes los minerales no digan “sulfato de”, sino proteinato de zink, proteinato de cobre, proteinato de magnesio y en cuanto al selenio elijan aquel que diga selenio orgánico o levadura de selenio, pero no escojan el que dice sulfato de selenio.

Ahora, otro ingrediente muy importante es la inclusión de aditivos como el DHA, que es un Omega 3, pero no todos los omega 3 son iguales, lo mismo que el ejemplo del aceite de oliva y el hidráulico en nuestra ensalada. Nuestros perros geriátricos necesitan mucho el DHA ya sintetizado porque ayuda a prevenir el deterioro mental y además es muy importante en los procesos antiinflamatorios, lo que es importante para la conservación adecuada de coyunturas y articulaciones de nuestro viejo. Es uno de los principales componentes del cerebro y de la retina. Es un elemento muy importante del corazón, de los vasos sanguíneos y de otros órganos del cuerpo. Contribuye al correcto funcionamiento de la respuesta inmunitaria y antiinflamatoria. El DHA es el ácido graso más abundante del cerebro, representando aproximadamente el 95 % de todos los omega-3.


Los 10 beneficios del DHA para tu mascota:

1. Un corazón más sano.

2. Un sistema inmunitario más fuerte.

3. Visión más aguda.

4. Un cerebro más desarrollado: el DHA es un excelente nutriente que ayuda al desarrollo neuronal y a la formación del tejido cerebral.

5. El DHA es vital para una adecuada función cerebral.

6. Una piel cuidada y un pelaje brillante, en el caso de animales alérgicos o con problemas de piel, el DHA puede ayudar a reducir los síntomas y a una recuperación más rápida de la piel.

7. Una mejor digestión.

8. Gracias a la función antiinflamatoria del DHA, se han observado mejoras en muchas enfermedades inflamatorias crónicas como artritis u osteoartritis.

9. El DHA disminuye el nivel de lípidos (grasas) en sangre y contribuye a regular la concentración de insulina.

10. No cabe ninguna duda: el DHA hace honor a su nombre de ácido graso esencial. Es imprescindible para el correcto funcionamiento del organismo de cualquier animal, pero muy importante resaltar su utilidad en perros adultos, geriátricos.

Para dar un consejo corto y que puedan recordar fácilmente:


Elijan alimentos suplementados con DHA, utilicen los que incluyan minerales orgánicos identificándolos como “proteinatos de…”, en vez de sulfatos de… Y elijan alimentos que estén suplementados con DHA en ingredientes que ayuden a conservar sus piezas dentales.


Estos son pequeños cuidados muy significativos que pueden ayudarlo a tener un perro adulto que se sienta como joven, con el que prolonguen la calidad de vida de su mascota y a la que puedan retribuir los años de lealtad y cariño que nos proporcionan.

104 visualizaciones0 comentarios