Crianza


Por. Jorge Garrido


Hablar de este tema es intenso, pasional y sobre todo lleno de grandes aprendizajes. Un cachorro de trabajo debe reunir características específicas: seguridad, equilibrio, buenos nervios, sociable, juguetón, adaptable al entorno sea cual sea, llámese auto, calle y quizá una bodega donde haya un piso blando; cuando se toca un bebé ocupas el manejo pronto del aprendizaje a través de vivencias y experiencias con el día a día. Cabe mencionar que la genética juega un punto medular en esta clase de perros, ya que tarde o temprano aflora en la etapa del perro. Pero siguiendo en lo inicial, hablemos de cómo criar un perro de trabajo.


La primera etapa; impronta, cuando el cachorro nos debe identificar como el líder, donde nos debe ver cómo el papá o la mamá. El día a día con la actividad desde la hora de comer, la hora del juego, la hora de la jerga, es una suma de todo donde se le compete de manera positiva para que al final culmine haciendo clic con el cachorro, donde todo juego será trascendencia, llámese pelota, taco, jerga, trapo, tubo.


Una vez logrado lo anterior pasamos al desarrollo donde deberás identificar plenamente qué quieres, qué buscas y hacia dónde lo llevarás encaminado a que dé lo mejor de sí. Por ahora sólo tocaremos el perro de protección por seguridad. Simple y complejo a la vez donde a través de los años les comparto como criador que la mejor fórmula es, ha sido y seguirá siendo el juego, desarrollar el instinto de caza todo el tiempo, donde no debes ejercer alguna duda, donde no deberás dejar fluir la genética del ejemplar a través de la persecución de la presa.


Proceso; durante la persecución esta etapa es muy importante porque será trascendental para toda la vida, el trabajo de dar a morder es tan delicado, especial y sublime, que sólo un fiador podría compartirlo: dar de morder. El manejo de la combatividad, el buen bocado y al final ganar, ganar, siempre fórmula infalible.

Cuarto episodio

Artificio fundamental en su desarrollo porque el abuso excedido traerá consecuencias en su plena madurez y el artificio no tan sólo suele llamarse vara o látigo los más conocidos si es bien llevado cualquier artificio es y será un éxito en el desarrollo. Así ocupes salva, o tal vez ocupes un bidón o quizá agua Lo que siempre deberás esperar es una buena experiencia sin estrés y hacer verlo divertido al final, donde le brindes todo el apoyo posible y de las herramientas adecuadas para llegar a brindarle la mayor seguridad posible.


Quinto programa; pareciera simple que en un perro que inicia jovencito o cachorro en la mordida, no debería encaminarse al programa para llevarlo a cabo; sin embargo, para lograr los mejores objetivos ya debiste formular a qué deporte o programa lo vas a encaminar; llámese Perro de Protección, Ring Francés, IGP entre otros.


Por último, estamos a favor de fomentar la crianza responsable basada en principios fundamentales como sementales y vientres de importación. Apoyados de un documento oficial donde aparece su genealogía; te invitamos a conocernos y descubrir esa pasión por el perro de trabajo y a compartirte lo que RING DEL NORTE tiene para ti.

31 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo