top of page

Cómo ser criador de Rottweiler y no morir en el intento


Por: María Esther Ramírez y Alfredo Estrada


Muchos de los que somos amantes de la raza Rottweiler nos iniciamos comprando una hembra o un macho, pero sin la idea clara de hasta dónde queremos llegar: si queremos sólo tener una mascota de buena calidad, si deseamos un compañero o compañera para hacer ejercicio, un perro que cuide mi propiedad o a mi familia, o de pronto para criar.


Ese es nuestro tema el día de hoy, si decidimos que queremos iniciar con la carrera de la CRIANZA ¿cómo no morir en el intento de llegar a serlo?


Existe una serie de pasos que debemos seguir si queremos hacerlo bien, no voy a decir cuántos porque iremos hablando de cada uno de ellos y la verdad no sé cuántos serán. Créanme que hace 33 años que en ESTRADA ROTTWEILERS no teníamos clara esa idea y nos llevó varios años identificar el camino y definir cómo queríamos que nuestra línea fuera identificada.


Primero que otra cosa debemos decidir qué es lo que buscamos para criar. Buscamos tipo, perros grandes, bien balanceados, de mucho movimiento, con frentes excepcionales, líneas superior e inferior excelentes, hueso y dentadura fuertes, colores reglamentarios, pigmentación correcta, y así podemos seguir, casi casi les acabamos de describir al perro perfecto, pero créanme, ese perro no existe. No hay criador que nos lo pueda dar.


¿Entonces qué hacer? Tenemos que visitar a todos los criadores que nos permitan hacerlo y adquirir ejemplares que usándolos nos ayuden a tener lo que buscamos. Analicemos sus pedigríes, veamos qué dan sus líneas y qué podríamos obtener. En los mismos pedigríes observemos lo que tienen sus ejemplares, detallemos lo que aportan: ¿tipo?, buenas angulaciones? y por ende ¿buen movimiento?, ¿tamaño? En fin, determinemos bien los pedigríes, hasta ahorita hemos hablado de obtener lo que buscamos a través del GENOTIPO.


Ahora veamos esto desde el punto de vista del FENOTIPO. Primero estudiemos muy bien el Estándar de la raza Rottweiler, aprendamos muy bien los puntos finos de la raza, veamos lo que tiene cada criador y usémoslo, ya sea comprando un ejemplar o incluso cruzando con sus ejemplares. Pero qué es lo que buscaremos en esos ejemplares, no importa la edad del perro que estemos viendo, siempre buscaremos lo mismo, y aquí sí es muy importante ir en orden: primero que otra cosa veamos la sustancia en cuerpo y hueso, tamaño y tipo. Segundo, veamos el frente empezando por la cabeza, inserción de orejas, ojos: forma, color y tamaño; stop, bien marcado, no debe ser demasiado cóncavo; hocico, la proporción de éste respecto al cráneo debe ser 40 - 60. En esta época hay hocicos demasiado cortos. Estos traen muchos problemas a la raza, problemas de dentición y de tipo; la mordida no únicamente debe ser de tijera y completa, hay más en lo que debemos fijarnos: tamaño de los dientes, alineación y prioritariamente salud; seguimos con el cuello, debe ser corto y fuerte, porque eso ayudará a cumplir con características de la raza.


Ahora hablemos del frente, debe ser recto con los dedos bien cerrados, muñecas fuertes, a mí me gusta llamarlo manos de felino; marcas, de tamaño mediano y color encendido; la entrada cuello espalda debe ser suave; línea superior e inferior bien definidas; cuarto trasero fuerte, bien musculado; cola ancha en su inicio y adelgazada hacia la punta, larga, debe llegar al corvejón, la única razón que marca descalificación es que sea como la cola de un Spitz; en movimiento observaremos angulaciones y que la línea superior que se mantenga firme y no se vea débil, sobre todo al centro. Bueno, pues todo esto es el FENOTIPO, Si yo estoy tratando de mejorar en alguno de estos puntos buscaré la hembra y/o el macho que me los dé.


Para terminar con este punto, describamos los dos términos. Las cualidades que se ven y las cualidades que se transmiten. Fenotipo y Genotipo. ¿Es posible desentrañar este dilema de la genética y aplicarlo a la mejora y selección de la cría?


El fenotipo de un individuo es todo el conjunto de características, tanto cualidades como defectos, que se pueden ver de forma manifiesta, ya sean relativas a la belleza, el carácter u otros aspectos. El genotipo, sin embargo, es todo ese patrimonio genético, o “carga” genética, completamente invisible que es lo que realmente se transmite de una generación a otra. De esta forma podemos definir el fenotipo como la interpretación visible del genotipo, condicionada por los factores externos que influyen desde el mismo momento de la concepción.


El hecho de encontrar el perro más adecuado para la cría no es fácil, como podemos entender, ya que dos individuos con una carga genética diferente pueden ser muy parecidos debido a la influencia de estos factores externos y, a su vez, puede que otros dos con un genotipo similar se muestren muy distintos a causa de dichos factores. ¿Cómo, pues, podemos hallar la respuesta a este problema?


Vamos a hablar de los tipos de cruzas. ¿Qué significan las expresiones en inglés Inbreeding, Linebreeding y Outcrossing?


Inbreeding

Es la cruza entre ejemplares muy cercanamente relacionados en su sangre, como padre e hija, entre hermanos o madre e hijo. Su propósito fundamental es inducir que se combinen genes idénticos en la progenie, de modo de fijar características deseables en ella.


Linebreeding

Es la cruza entre descendientes de un ejemplar cuyas características el criador quiere reforzar sin llegar al extremo del inbreeding en cuanto a cercanía genética. Típicamente se cruzan "primos", de modo que tienen un "abuelo" común, junto con influencia de terceros perros.


Outcrossing

Es la cruza entre perros que no tienen relación sanguínea cercana (no hay ascendientes comunes en, por ejemplo, unas tres generaciones). Este método usualmente produce algún cachorro en quien se combinan las mejores características de padre y madre, mientras que la mayoría de la camada presenta diferentes combinaciones que arrojan ejemplares promedio y uno que otro muy atípico. El problema principal del outcrossing es que no permite acercarse a un "tipo", cuyas características sean predecibles, de tal modo que los cachorros de un criadero sean reconocibles a simple vista.


Es el método al que recurren los criadores que han establecido un "tipo", pero desean agregarle virtudes que su tipo no tiene. También es el método típicamente usado por criadores ocasionales o aficionados. Finalmente, es un método de "búsqueda" o experimentación de combinaciones genéticas nuevas.


Está claro que las tres formas de crianza son igualmente útiles en distintas etapas de avance y conocimiento dentro de un plan de mejoramiento de la raza a largo plazo.


Ya que hemos hablado de todo lo anterior, ahora preparemos a nuestra hembra. Debemos llevar un buen control de alimentación, tener una hembra saludable, hacer pruebas de progesterona o citologías. Claro que la progesterona es más segura.

Ahora hablemos de tener el espacio para construir un buen paridero, donde nuestra hembra tenga las condiciones adecuadas para el parto y el nacimiento de los cachorros sea el idóneo, recordemos que ellos estarán ahí de cuatro a cinco semanas. La limpieza y temperatura del lugar son importantes para un buen desarrollo de los cachorros. El espacio de quién los va a cuidar esté también cómodo y que por cansancio los descuide. Créanme esta parte es muy importante y no porque la toquemos al final no lo sea. Son horas y horas de estar con la camada, ver cómo se desarrolla cada uno de los cachorros, hacer estimulación temprana. Esta estimulación es desde el primer día de nacidos, claro que va cambiando con el tiempo, es todo un tema digno de otro artículo.


Para concluir, debemos ser coherentes y responsables al tratar el tema de la crianza, debido a las aportaciones positivas o negativas que se pueden transmitir a la raza es que debemos tener consciencia de que ésta no se basa sólo en la belleza, sino también en el carácter y las aptitudes, aparte de ser honestos y apartar de la cría a aquellos que manifiesten algún grado importante de cualquier tipo de enfermedad hereditaria u otro tipo de problema que entre todos hemos de erradicar.


Podemos seguir y seguir escribiendo sobre el tema de crianza, lo importante es preguntarnos, ¿qué debo hacer para ser un destacado criador de la raza Rottweiler y no morir en el intento?

462 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page