top of page

Bernés de la Montaña, gentileza que transforma mundos y emociones


Por Lic. Pablo Posadas Rodríguez y Pablo Posadas Franco


El Bernés de la Montaña, sinónimo de amor


Escribir para esta revista es un honor y un gran reconocimiento a nosotros como criadores, por lo que empezaré diciendo que el BERNÉS DE LA MONTAÑA es sinónimo de amor y en verdad que lo es, y hoy volvemos a referirnos a ellos como la raza preferida por nuestra familia por muchos aspectos que iremos describiendo.


Al mirar a los ojos a un BERNÉS DE LA MONTAÑA, notarás la honestidad con la que expresa su amor sin palabras, sólo con el brillo de su mirar, será el mejor espejo en el que puedas comprobar la grandeza de su ser y notar cómo atrapa tu alma con un sentimiento indescriptible.

Son ejemplares majestuosos, con un carácter muy dócil; el tricolor de su pelaje es una obra de arte en la naturaleza, su andar es imponente, lleno de alegría y nunca agresivo; al caminar con sus dueños la oscuridad brillante de su pelaje permite apreciar el oleaje que choca con lo blanco de su pecho y que al vaivén de su andar te mostrarán su belleza en toda su plenitud.

La forma de dar su amor es muy perceptible en su mirada almendrada, con profundidad y casi siempre miran a los ojos a su dueño buscando aceptación o una señal que le permita seguir dando amor, creando lazos intangibles cuyo silencio de su mirada será el mejor regalo para quien lo acaricia y lo mira.

El BERNÉS DE LA MONTAÑA es el gentil gigante que siempre está en espera de la caricia, de una orden o simplemente de tu compañía, lo que lo vuelve en un amigo confiable y pacífico y que aun y cuando siempre está buscando las caricias, no significa que llegue a perder la fidelidad con su familia.


Si llegas a tener un BERNÉS DE LA MONTAÑA, deberás acostumbrarte a dedicarle tiempo a los extraños que se acercarán a preguntar cosas como el tipo de raza, de dónde son originarios, si comen mucho, si son dóciles, si sueltan pelo, pero sobre todo debes estar dispuesto a compartir el amor de tu perro con dichos extraños, ya que para ellos es importante el contacto humano y mostrar su amor saludando con la pata o sentándose sobre tu pie o recargándose en tus piernas, por lo que debes estar atento a no sentir los celos, pues siempre quieren estar siendo apapachados.

Esta raza de BERNÉS DE LA MONTAÑA es adecuada para familias que quieren sentir mucho amor de sus perros, ya que un cachorro llega a madurar casi hasta los dos años de edad y siempre se va a sentir como el cachorrito que quiere mimos, lo que significa que tendrás a un gran pequeño juguetón, es decir, con la fuerza y vigor de un gigante, pero con la ternura de un cachorro que, por la expresión de amigos y familia, es como abrazar a un osito.

La raza es adecuada para familias con niños pequeños, por lo que deben tener cuidado con las muestras de afecto, ya que por ser tan cariñosos, no miden la fuerza con la que intentan mostrar su amor, por lo que deben enseñarles a no ser tan bruscos en su interacción con la familia, sin embargo, el BERNÉS DE LA MONTAÑA resulta ser maravillosa mascota para familias cuya actividad familiar no requiere de mucha actividad al exterior, es decir, la raza no es atlética, no funciona a personas que realizan mucho ejercicio como correr en algún parque, pues se cansan de inmediato y con poca distancia, sin embargo, pueden resistir grandes distancias caminando y disfrutando de un buen paseo.


No requieren de gran espacio para vivir, pero sería lo ideal, pues siempre estarán muy apegados a sus dueños, por lo que, si el espacio donde vivirán es pequeño, será necesaria la salida a caminar para evitar daño en la cadera, pues no omito señalar que esta raza puede llegar a sufrir de la cadera conforme avanza su edad y empeora si no se ejercita un poco, pues acostumbran a sentarse de lado, lo cual afecta sus articulaciones.


Si piensas adquirir un ejemplar de BERNÉS DE LA MONTAÑA, deberás tomar en cuenta los siguientes aspectos:


Espacios en los que habitará tu Bernés; pues es indispensable que siempre exista un lugar fresco y de preferencia frío, pues recordemos que son una raza originaria de Suiza, quienes prefieren un clima helado; deberán tener también bastante agua, mínimo una cubeta de 10 litros y cambiarla diario, que, aunque no se la terminen, esto ayuda a mejorar mucho su salud. No es necesario que tenga una cama, pues ellos preferirán siempre lo fresco del piso y si es loseta, mucho mejor, debiendo tener precaución en que, si su perro vivirá en jardín, esta raza en especial, está acostumbrada a escarbar en la tierra buscando las zonas más frescas y húmedas para poder recostarse y refrescarse, por lo que, si este es el caso, deberán estar en constante observancia para corregir dicho hábito. También deberán cuidar que de cachorro NO se coma las plantas o que exista la posibilidad de que se coma cosas pequeñas como los juguetes de los niños, mientras sea cachorro deberán retirar todo aquello que pudiera llegar a destruir.


Verificar que antes de comprar un ejemplar de BERNÉS DE LA MONTAÑA, que sea por medio de un criador profesional y no con personas que los entregan en la calle sin garantía alguna, es decir, verifica que los padres del cachorro estén a la vista, que tengan certificados de Pedigrí Internacional o de Pureza Racial, estudios de ADN, así como sus estudios de Libertad de Displasia de Cadera y de Codo; verifica que dichos certificados correspondan a los datos de tatuaje y microchip que tenga cada uno de los padres, verifica que el tatuaje de la ingle del cachorro corresponda al certificado que se te entregará y si en este aparecen los datos de los padres; deberás verificar también las instalaciones del criador que darán vivo reflejo de la calidad de vida que le dan a los ejemplares; verifica la cartilla de vacunación que tenga las vacunas correspondientes junto a sus desparasitaciones internas y externas; verifica también si el criador compite a sus ejemplares o es sólo una persona dedicada a reproducir y vender ejemplares, sin el mínimo interés en conservar el estándar racial del BERNÉS DE LA MONTAÑA, lo cual se comprueba a través de los títulos y certificado de pedigrí internacional en donde aparece el nombre del propietario.


Considera que vivirás rodeado por pelo, ya que esta raza posee doble capa de pelo y a causa de esto tienen una muda constante, pero descuida, es un pelo muy sencillo de retirar de prendas y muebles, ya que se desprende en “bolitas” y no se termina enterrando en las superficies, pues para tener un buen pelaje de tu ejemplar y evitar batallar con el pelo en todos lados, es recomendable que le realices un cepillado mínimo de dos veces por semana, esto ayudará a mantener fuerte y sano su pelo dándole vida y brillo, además de evitar así la formación de nudos o inclusive rastas que terminarán dañándole. Es importante mencionar que NUNCA deberás aceptar que a tu perro le rasuren su pelaje ya que esto no es una ayuda para que se sienta fresco, sino que terminarás quemándole su piel y dañando el pelaje y así tu perro sufrirá más del calor, ya que le retirarás su manto que le ayuda a nivelar su temperatura corporal; también debes tener presente que si vas a bañar a tu perro, esto va mucho más allá de sólo echarle agua y jabón encima, se requiere más que eso; lo primero es no bañar a tu perro si tiene nudos en su pelaje, por ello debes hacerle primero un buen deslanado y cepillado; lo siguiente que deberás hacer es elegir el shampoo ideal para tu perro. NUNCA utilices el shampoo que usamos los humanos, ya que este no es adecuado para bañar a los perros, porque el pH de su piel es diferente al nuestro. Por esa razón debemos seleccionar shampoo específico para perros, sea cual sea el shampoo que hayas elegido, ten presente que deberás diluirlo con agua y aplicarlo al perro en seco. Ya una vez enjabonado el Bernés, se le deberá enjuagar completamente y quedando 100 % seguro que no tiene restos de shampoo para evitarle la formación de caspa y que termine irritándole la piel. Ahora llegamos al que creo es el punto crucial del baño; el secado, este lo dividiremos en dos partes, la primera es auxiliándose de una toalla, la cual ayudará a quitar la mayor parte del agua, es importante hacerlo con calma, no hay que tener prisa y lo mejor será evitando movimientos bruscos o en círculo que terminen haciendo nudos por los movimientos de la toalla, la toalla es para quitar el exceso de agua; lo segundo es el acercamiento a una secadora, esta parte es la más compleja, ya que se debe acostumbrar al Bernés al ruido y la fuerza del aire, la secadora se usa para complementar su secado y aquí va la parte crucial, hay que dejar a su Bernés totalmente seco, ya que dejarlo húmedo causará la aparición de nudos e incluso la formación de hongos en la piel que terminarán causando malos aromas e irá perdiendo pelaje en esa zona. Por eso ten presente que su pelaje es IMPORTANTE.


Ten presente también que la alimentación es sumamente importante para tener un buen BERNÉS DE LA MONTAÑA, este punto es crucial ya que mucha gente llega a pensar que al ser una raza de perro grande-gigante significa que se comerá kilos y kilos de croquetas al día, pero esto no es del todo cierto. Si usted adquiere un ejemplar de Bernés y decide alimentarlo con “X” marca de alimento, sólo porque es económica, déjeme decirle que su perro no tendrá el desarrollo correcto que necesita, además de que tendrá que darle una mayor cantidad de ese alimento tratando de compensar los nutrientes que le faltarán a su Bernés; por el contrario, si usted alimenta a su Bernés con un alimento calidad premium, lo primero es que el perro tendrá un correcto crecimiento y desarrollo volviéndose así un can saludable y completo, además de que así usted podrá darle su alimento en menores cantidades, comparado a que le dé un alimento económico. Poniendo un ejemplo; si le da un alimento barato, tendría que darle mucho más de 1kg de alimento al día; por el contrario, si le da un alimento correcto, podría darle entre 600gr u 750gr al día. Por experiencia propia sabemos que una Bernés de la Montaña Hembra de 45kg come aproximadamente 600gr al día de alimento SÚPER PREMIUM.


Algo que es crucial al momento de elegir tener o no un BERNÉS DE LA MONTAÑA, es considerar la expectativa de vida que tiene esta raza y aquí es dónde agruparé los puntos mencionados anteriormente; según datos en revistas, notas, opiniones o consultas, se dice que la expectativa de vida de un perro de esta raza oscila entre los 6 y 8 años, por otro lado, hay personas que comentan que viven varios años más. Esto es algo que se debe mencionar, ya que un Bernés vivirá tanto como lo cuiden y tanto como el lugar donde lo hayan adquirido, si usted no sabe de qué línea de perros viene su cachorro, o no puede ver ni siquiera a los padres, será difícil saber la salud que su cachorro podría desarrollar con el pasar de los años. Por otro lado, si usted adquiere un buen ejemplar, proveniente de una crianza selectiva y responsable, pero decide no alimentarlo correctamente, no aplicarle sus vacunas ni desparasitaciones correspondientes o no darle su actividad física e incluso no cuidarle su pelaje, terminaría dañando la salud y hasta la misma esperanza de vida de su cachorro. Por experiencia propia les digo que nuestros ejemplares han llegado a vivir hasta 12 años, gozando de muy buena salud y siendo perros que todavía tenían fuerza para mantenerse en pie; por eso considere que tener un Bernés es una responsabilidad ya que, aunque no es una persona, sí es un ser con amor y será parte de su familia.


Nosotros hemos tenido la fortuna de criar esta hermosa raza y es gracias a ello que tenemos varias experiencias y aprendizajes acompañados de nuestros BERNÉS DE LA MONTAÑA; no negaré que es un reto salir a pasear con seis perros de esta raza (¡vaya que son fuertes!), porque aunque uno quiera ir en un camino recto por la calle, ellos querrán ir hacia todos lados porque buscarán justamente recibir esa atención y cariño de todas las personas que estén por la calle y es aquí donde hemos podido notar y comprobar que es una raza mágica, porque mientras vamos caminando por la zona céntrica de Coyoacán (en la CDMX), son nuestros perros quienes al ver a cualquier pareja estando sentados en una banca abrazándose y queriéndose, nuestros perros se acercan a ellos tratando de recibir parte de ese momento y no se apartan de ahí hasta que no reciben una caricia por parte de quienes antes eran desconocidos; y no sólo hacen eso para personas en pareja, también lo hacen con las familias, ellos tienen esa atracción que cuando ven que la gente está pasando un rato agradable, siempre buscan ponerse al centro de las personas como si de alguna manera nuestros perros se auto cargarán de una energía positiva, tratando de que todos les brinden cumplidos, caricias o incluso abrazos para llenar esa carga que es infinita; pero no todo es buscar gente que comparta con ellos o gente que esté feliz, porque también hemos podido notar que caminando por la calle, nuestros perros tienen algún tipo de sensor o sienten todo en su entorno y se acercan a las personas que están solas, se acercan a personas que para nosotros lucen tranquilas y se apegan a ellos, resultando que esas personas estaban pasando un rato triste y nuestros Bernés se acercan a ellos en lo que solamente podríamos describir como un gesto de ACOMPAÑAMIENTO y tratando de alegrar a esas personas. Es por eso que un BERNÉS DE LA MONTAÑA ayuda a cambiar la energía de cualquier persona, ya sea conocido o alguien nuevo a quien recién conocen, cuando se tiene un día triste, un Bernés lo siente y hace olvidar los problemas acercándose a las personas y obsequiando una mirada que de alguna forma te atraviesa completamente y llega al alma.


Un BERNÉS DE LA MONTAÑA es una raza que le enseña a cualquier persona sobre humildad y amor sin condiciones, por experiencia propia y de personas que adquieren un Bernés, sabemos de buena fe que al Bernés no le importa cómo luzcas ni vistas, no les interesa cuánto dinero ni el celular que tengas, ellos estarán siempre dando el mismo cariño a todas las personas por igual, y es hermoso poder salir con nuestros seis ejemplares a Coyoacán y colocarlos enfrente del kiosco, todos muy obedientes y bien portados hacen que la gente que pase por ahí en ese instante, se volteen a verlos y se sorprendan de lo tranquilos y obedientes que están, y es impresionante porque la gente hace filas para poder tomarse fotos con nuestros Bernés, filas que parecen no acabar nunca y que nos hacen estar ahí hasta dos o tres horas y termina dándonos risa cuando la gente busca regalarnos dinero a cambio de la foto y nunca lo aceptamos, porque nuestra intención no es obtener dinero de ese momento, por el contrario, esto es algo que practicamos porque nos importa e interesa que nuestros perros sigan con ese carácter tan noble y afable que les caracteriza y además nuestros Bernés están felices de recibir tanta atención y conocer tanta gente que se quieran tomar fotos y/o videos con ellos, desde personas que van solas, o parejas que salieron en una cita, incluso familias con sus niños pequeños que se asombran al notar como resultan ser una raza tan gentil con los niños. Pero igual no hay que pensar que es una raza distraída, ya que, aunque su intención es el ser cariñosos, esto no les hace distraerse del entorno que les rodea, ya que resultan ser una raza muy protectora y están atentos a todo, de allí que, estando en cualquier lado comienzan a ladrar ya que tienen una sensibilidad alta que nos advierte de situaciones de riesgo y centran su atención a cualquier extraño que les haya provocado esa atención.


Una de las vivencias más hermosas que hemos podido tener con nuestros ejemplares, es la de poder ir con ellos a Casas Hogar y compartir con varios niños y niñas de estos centros; la primera vez no sabíamos qué esperar de nuestros perros, pero terminamos atónitos al notar que pareciera que nuestros Bernés sabían perfectamente a lo que íbamos y ver en los rostros de esos pequeños la alegría que les daba el compartir y jugar con nuestros ejemplares es algo que no podríamos describir a cabalidad, pero sin duda alguna el momento más sorprendente fue cuando una pequeña no quería participar en las actividades, manifestando que le daban miedo los perros, por lo cual decidimos darle su espacio y al cabo de una media hora, una de nuestros Bernés hembra decidió acercarse poco a poco a esta pequeña que estaba separada del resto de los niños, pareciera que nuestra Bernés entendía que podía ayudar a esa niña, pero por cuenta propia y así poco a poco fue que logró hacer que esta niña se sintiera tranquila y con la confianza de poder acariciar a nuestra Bernés, vaya sorpresa el notar que después de una hora ya estaban jugando juntas y hasta veíamos cómo la niña se emocionaba mientras la abrazaba; definitivamente es un momento que guardaremos y atesoraremos por siempre, fue en ese preciso momento donde corroboramos que los Bernés son unos ángeles tamaño grande y que saben ser pacientes, además que siempre velarán por ayudar, ellos armonizan cualquier entorno y darán un balance a la energía del lugar cuando vean que nos aplasta. A través de miradas, olfatear, dar lengüetazos y mover su cola es que se vuelven expertos en cambiar la energía nuestra y hacernos sentir mejor y más fuertes emocionalmente, como diciéndonos que todo estará bien. Los BERNÉS DE LA MONTAÑA poseen de alguna forma un canal de conexión directo hacia nuestro corazón y saben la manera correcta de enviarnos señales de amor cuando lo creen necesario.


Si al final usted decide tener un BERNÉS DE LA MONTAÑA, déjeme decirle que son un ser perfecto, un Bernés llegará a su vida y la cambiará por completo, será una elección dónde no sólo tendrá a un perro o un compañero, sino que tendrá a un mejor amigo. Un Bernés es un ser que le compartirá todo de él mismo y se entregará completamente a usted, ya que él confiará en cada paso que usted dé y en cada momento querrá buscarle para sentirse completo. Su rutina cambiará, porque ahora usted tendrá la tarea más mágica del mundo, la cual se tratará de comprender un tipo de comunicación que es distinta a la acostumbrada, aprenderá a leer movimientos, sonidos y miradas, pues insistimos en que son únicos por ser perros grandes y muy dóciles, pero sobre todo por ser un BERNÉS DE LA MONTAÑA.


Es imposible igualar la felicidad que recibirá de un Bernés, usted creerá haberlo elegido, pero será todo lo contrario, su Bernés le habrá elegido a usted, le habrá elegido para acompañarle, respetarle, obedecerle, cuidarle y compartirle todo ese inmenso amor infinito que tiene.


Se dará cuenta que no existen palabras suficientes para expresar y agradecer todo lo que su Bernés hará. Muchos pensarán que los dueños damos más por ellos, pero solo algunos sabemos lo que ellos hacen y harían por nosotros, por lo que les sugerimos preguntar a las personas que poseen un BERNÉS DE LA MONTAÑA.

Y lo más importante: cuando tenga a su BERNÉS DE LA MONTAÑA notará que EN VERDAD ES EL MEJOR ESPEJO PARA EXALTAR LA GRANDEZA DE SU ALMA Y QUE… EL AMOR, ES UNA PALABRA CON CUATRO PATAS.


Saludos, amigos lectores.

36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Alabai

bottom of page