Akita Americano. El futuro de la raza en nuestras manos a través de la crianza responsable


Por: Francisco Javier Rodríguez Ambriz


Tomando en cuenta que hoy en día gracias a la globalización, a las redes sociales, películas y demás medios de comunicación, han provocado que la raza tenga una gran popularidad, encontramos akitas americanos de gran calidad en muchas partes del mundo, pero también –infortunadamente- un alto número de ejemplares resultado de cruzas sin programación o planificaciones verdaderas, por lo tanto estos ejemplares resultado de malos proyectos, son de manera regular bonitos a secas también con algunos ejemplares de muy mala calidad y apariencia. Todos a los que nos apasiona la raza y a los que no la conocíamos, seguramente cuando vimos por primera vez un Akita Americano ya sea por internet o en algún criadero prestigiado quedamos impactados, esas imágenes del primer encuentro se quedan siempre en nuestra memoria.

En Deroal Akitas lo describimos como un ejemplar de impresionante cabeza, montada en un cuerpo espectacular, con andadura poderosa y rítmica. Los akitas americanos son enormes, majestuosos, con una actitud de dignidad, muy seguros de sí, gallardos, caminan como el rey del barrio; territoriales con otros perros, buenos guardianes, no encontrarás un perro más fiel y devoto de sus dueños, un guardián incorruptible que puede dar la vida por su dueño, es un “David” al que no le importa si lo amenaza un “Goliat”, son reservados con quienes no conocen y siempre están vigilando. Las estructuras, así como las cabezas y expresiones de los akitas americanos hoy son más estilizadas y mejor construidas, son ejemplares de nueva generación logrados gracias a procesos de selección, reselección e inversión de muchos criadores importantes que con su tiempo y todo el amor han profesado a esta raza por muchos años, heredando conocimiento a las nuevas generaciones.


A pesar de todo lo anterior, actualmente la raza está en crisis en los Estados Unidos de América, hay muy pocos criadores importantes, otros que por la edad se han retirado porque es una afición que requiere tiempo, energía y dinero. ¿Cuántos criaderos han desaparecido, pero dejaron un legado con ejemplares increíbles, hermosos e inolvidables?: OB´J , Goshen, Tobe´s, North Stars, Koma Inu entre otros muchos de gran abolengo, últimamente Redwitch y Regalia a punto de desaparecer con la muerte de su propietaria.

Todo este legado de conocimientos y grandes ejemplares que hoy tenemos no podemos echarlo a la basura, por ello digo que: “el futuro del Akita está en nuestras manos”. Conservar ese legado sólo lo vamos a lograr asumiendo todos una crianza responsable. Cuando digo todos, me refiero a todos los criadores, hasta la persona que únicamente tiene una camada en su vida se convierte en criador en ese momento, por qué no hacerlo bien aunque nada más sea una camada, muchas veces un solo ejemplar con un pedigrí bien construido, y -hecho crecer correctamente- puede cambiar el rumbo de la raza, he ahí la importancia de una sola camada muy bien lograda, seguramente te sentirías muy orgulloso y la recordarías toda la vida.

ALGUNOS PUNTOS A SEGUIR PARA FORTALECER LA RAZA


¿Cuántas veces hemos conocido personas o nosotros hemos comprado algo que parecía muy bueno, pero nos damos cuenta que no era lo que esperábamos? Pues así pasa con los perros, compramos sin investigar nada, incluso compramos perros sin pedigrí.

El primer paso sería comprar en un buen criadero perros con pedigrí que es fundamental para hacer bien las cosas en la crianza. Los invito a no comprar ejemplares sin dicho documento y tampoco usarlos en la reproducción; sé que suena muy duro, pero si queremos que nuestra raza mejore, tenemos que hacerlo. Las personas que ya tenemos algún ejemplar sin pedigrí tenemos que tratarlos bien, darles de comer de la mejor manera para que tengan un buen pelaje, buen peso y todos los cuidados que conlleva. Permitan que tengan una mejor apariencia. Muchas veces en redes sociales presentan a su mascota y preguntan a los “expertos”: ¿qué opinan de mi cachorro?, ¿es Akita puro? y lo critican tan fuerte que prácticamente despellejan al cachorro que no tiene la culpa.

Sé perfectamente que adquirir un cachorro de calidad no es barato, pues pueden costar de 25 a 30 mil, y más de 100 mil pesos el importar un perro, ya que el precio puede variar de acuerdo a la calidad; podemos primero investigar a los criadores que más recomienden, visitarlos e ir haciendo un ahorro al mismo tiempo; pedir al criador que nos enseñe a leer el pedigrí y nosotros los criadores comentar la importancia de saber de dónde viene, nombre del cachorro, edad, color, sexo, etc.

El nombre del criador o sus ejemplares, habla de un criador consistente. Cuando al ver el nombre de un ejemplar muchas veces del criador, habla por lo general de buenos reproductores y buenos criadores aunque no es regla general; si dice que el ejemplar es campeón o con muchos títulos, nos está diciendo que es un perro de buena calidad, si dice que tiene prueba de displasia y tiene calificación A (HDA) habla que es un perro muy sano de cadera, además con el pedigrí nos damos cuenta del grado de consanguinidad del ejemplar, es decir, con cuántos parientes de la misma línea se ha cruzado. Date a la tarea de leer muchos pedigrís de ejemplares fantásticos, es como el mapa del tesoro que te lleva a encontrar lo que buscas.

Una vez detectado el criador apropiado, después de haber visitado varios, que te permitió comparar cuál tiene más calidad, también revisa que tenga ejemplares bonitos nacidos en su criadero y ganadores como los ejemplares que ha importado de otros países; si eres nuevo en la raza, es muy probable que lo primero que tengas que comprar sea una hembra preparándote para cuando llegue el macho, además tienes que escoger el cachorro de acuerdo a tu necesidad apoyado por el criador, si buscas sólo un ejemplar grande y de mucho hueso para que cuide tu casa y juegue con tu familia o de exhibición, deberás preguntar al criador para que te oriente .

Deberás exigir al criador que te muestre a los padres, tíos, abuelos si es que los tiene, para que veas cómo crecerá tu cachorro, además el papá de tu perro, deberá actuar en forma equilibrada y no agresiva, pues recuerda que los Akita son desconfiados con los extraños o si tienes la suerte de encontrar un ejemplar de gran temperamento, seguramente se mostrará alegre de recibir visitas, se dejará posiblemente abrazar y dará unos lengüetazos. Los ejemplares de los criaderos no deberán mostrarse agresivos sino sólo desconfiados, de lo contrario estaríamos pensando en un mal temperamento.

Una vez que encontraste el cachorro deseado buscarás información para hacerlo crecer de la mejor manera y pedir al criador que haga de coach para que te ayude siempre en su desarrollo; en el proceso de crecimiento deberás hacer una nueva alcancía para comprar una monta de un gran ejemplar, después de haber investigado y rodeado de buenos amigos y criadores hacer equipo siempre da buenos resultados, en caso de que hayas comprado macho, ese dinero será para comprar una hembra de gran calidad también; recuerda los cachorros deben tener signos de que están muy sanos aunque algunos sean menos activos, te darás cuenta en las heces bien formadas, brillo en sus ojos, alegría en sus acciones, deberá tener una estructura bien lograda que luzca fuerte, no necesariamente gordo, debe tener la cabeza grande, buenas orejas, ojos obscuros, linda expresión, mordida de pinza o de tijera -ambas aceptadas-; si es macho los testículos descendidos y si no los tiene aún pues hay líneas más tardadas, el criador se comprometerá a cambiar el ejemplar si tiene algún defecto que le impida competir .

Pd. ¡Es imposible no enamorarse de un Akita Americano! Son seres tan especiales, que terminan ganando nuestra voluntad sean con pedigrí o sin él, aquí esto no importa, todos los perros merecen ser amados y respetados; sin embargo, este proyecto que les presento servirá para fortalecer la raza y todos estamos incluidos. Les daré unos consejos que seguro les servirán: si tienes una hembra o un macho sin pedigrí, de gran calidad, intenta conseguir una pareja de excepcional calidad con pedigrí y a través de hacer varias generaciones completarás tu pedigrí.

No es agradable leer personas en las redes sociales que dicen que el pedigrí no sirve, ¡se nota que lo que quieren es seguir vendiendo cachorros de forma irresponsable!

Si tienes una pareja sin papeles y no son tan malos, te aconsejo que hagas una camada y con el dinero de los cachorros compres un ejemplar con papeles y de gran porte y calidad. Si nos gusta la raza hagamos equipo, al final esto permitirá que existan en la mayoría de las casas excelentes ejemplares y los costos serán menores.

No es una orden implícita pedir que no usen los perros sin pedigrí, es una invitación para hacer bien las cosas.

ANÉCDOTA


La magia del parto y el milagro de la vida.


Hace algunos años esperábamos una camada muy especial, teníamos preparado todo, habíamos hecho un nido nuevo de madera, teníamos periódico, mantas, tijeras para cortar el cordón, en fin, estábamos listos y muy emocionados por esa camada a horas de llegar; habíamos pensado 5 nombres para macho y hembra BALDOR, SEBASTIÁN, ADONIS, BOYKAN, DENVER, ALEXA, MILKA, etc.

¡Sucedió todo muy rápido! Estar atento porque parecía que llegaban los cachorros, tuve que ir al baño y en ese momento nació el primero de ellos, cuando llegué estaba en el piso todavía con el saco vitelino, rápidamente me arrodillé lo saqué de su bolsita pero no reaccionaba, ahí estaba mi esposa a un lado; le di masaje cardiaco al cachorrito, respiración de boca a boca mil veces, no recuerdo cuantas, después de media hora me di por vencido, inevitablemente… ¡muerte!

Lloré, no lo pude evitar, me sentí impotente de no poder ayudarlo, me regañé a mí mismo por haber ido al baño. Envuelto en un trapo de algodón de una pijama lo puse sobre la mesa, era muy pequeño, más de lo normal, tal vez la mitad de un cachorro promedio y pensé tratando de quitarme la culpa que ese había sido el motivo de su muerte, mi esposa lo tomó entre sus manos y sólo lo acariciaba y le hablaba, a mí me dolía mucho verla llorar y le dije: “déjalo, ya no tiene caso, te vas a sentir mal”. Yo sabía por experiencias pasadas, que ya no se podía hacer nada, en ese momento nació otra hermanita muy grande, pinta, con mucho vigor, su mamá le ayudó permití que ella la sacara de la bolsa con un poco de mi ayuda para que ella aprendiera, una vez que nació la puse a comer, tenía mucha hambre; prácticamente al poco tiempo nació otro hermano, éste era todo lo contrario, muy grande, más que la hermana, una tremenda canica por cabeza y pensé: “este se llamará Eros”. Salí con mi esposa y le dije: “ya nació Eros un macho muy hermoso y está respirando muy bien”, yo intentaba animar a mi esposa, pero ella ya no estaba llorando, volteó a verme y me dijo: “Baldor también está respirando”, ¡mi sorpresa fue mayúscula!, yo sabía que estaba muerto, me acerqué y en efecto respiraba muy tranquilo, lo acerqué a comer con sus hermanos y emitía un ruido como saboreando la leche (mmmmm con ligeros pujiditos), él era tan pequeño, que los hermanos lo quitaban de la teta, había que ayudarle a la hora de comer, él no se puso a la venta porque era el más pequeño comparado con los hermanos y además un poco el consentido.

Cuando cumplió 3 meses se lo di a Don Pablo Silva para que me ayudara a sacarle pelo, darle correa y a crecer. Con una buena alimentación y mucho amor se convirtió en el gran ejemplar que es (Álgebra Master) -Baldor-.

Hoy, estas líneas se las dedico a mi esposa con mucho cariño por ser cómplice y apoyo en todos mis impulsos.

El tema de los akitas es muy largo y apasionado me encantaría escribir mucho más, pero si tienes alguna duda te puedo ayudar con gusto. Me puedes encontrar como Francisco Javier Rodríguez Ambriz (Facebook), e-mail deroal2@hotmail.com.

Si todos nos unimos y cumplimos nuestros compromisos de hacer bien las cosas, nuestra raza será muy robusta, competitiva y seguro ganará más adeptos.

Les mando un fuerte abrazo a toda la banda akitera.



1,566 vistas0 comentarios