360 del Schnauzer


Por: Román Castro Yépez


Muy contento y agradecido por la invitación a participar en esta edición, al principio la emoción que da escribir algo sobre una pasión, no concentraba la atención en qué escribir, si darle una visión como médico veterinario o abordarlo como criador, manejador o estilista canino y surge la idea de darle el título de 360 del Schnauzer para ofrecer una semblanza.


Mi primer contacto con la raza fue siendo muy niño, en los años 70, en las exposiciones que se realizaban en mi ciudad de resistencia en el Pto. de Veracruz, donde lo que más recuerdo de esas exposiciones son las áreas verdes del Instituto Tecnológico de Veracruz, y precisamente ahí es mi primer contacto con la raza, el ingeniero Ortega es quien los presentaba y criaba Schnauzer miniatura llamando mi atención su sello característico de las cejas y su barbas. Al paso del tiempo, siendo más joven trabajaba con los Rottweiler de casa, pero siempre llamaban mi atención otras razas, por ese motivo empecé a visitar al que a la postre fue una persona muy importante en mi vida ya que me conocía desde niño e inicié a visitarlos frecuentemente hasta llegar a ser su asistente, un compañero de vida, como padre, hablo del MVZ José Luis Alfaro Huerta (Batata, para muchos amigos).

Con él tuve la oportunidad de conocer muchas razas, pero una que trabajábamos eran los Schnauzer, principalmente miniaturas y gigantes; al paso del tiempo también se presentó la oportunidad de conocer a criadores, los cuales forman una gran historia de la crianza de los Schnauzer en México, por mencionar algunos como la Sra. Marité Álvarez (QEPD), Dr. José A. Molina, CP Octavio Martínez R., Dr. Daniel Riveroll, Sr. Federico Domínguez, Alfonso del Río, Miguel Guerrero, Miney Fromow, Juan Xelhuanzi, Don Miguel García M. (QEPD), Carlos Turcot, José Luis Juárez V., Jesús Osorio, Ivonne Sepúlveda, Ricardo Leal F., Alfredo Arce, Federico Morales, Daniel Lozano, Carlos Alberto Ocón, entre muchos más, los que de una u otra manera han hecho historia en México.


Fue por ese contexto derivado de arreglar y exhibir que conocí más a profundidad a los Schnauzer, sabemos que lo conforman 3 tamaños (gigante, estándar y miniatura) todos descritos en sus estándares Schnauzer Gigante estándar FCI. No. 181, Perro de Guardia y Protección con Prueba de Trabajo, Schnauzer estándar FCI. No. 182, Perro de Guardia y compañía sin Prueba de Trabajo, Schnauzer Miniatura estándar FCI. No. 183 Perro de compañía y hogar sin Prueba de trabajo, pero guardan la misma identidad no hay variación al verlos que no sea sólo su tamaño para identificarlos, su gran personalidad con esas cejas y barbas que los caracterizan; son fuertes, vigorosos, rústicos, equilibrados y fieles con sus propietarios y familia, grandes compañeros de niños y adultos; claro, el Schnauzer gigante predomina la parte de la guardia, pero no gran diferencia de los demás que son más bajos en tamaño, pero igual de confiables para cuidar y avisar de la presencia de extraños, el miniatura con su peculiar ladrido, todos son excelentes para la práctica de deportes, agilidad, obediencia, utilidad y trabajo.

No es difícil que te encuentres ejemplares ganando en obediencia, en agilidad, de igual manera como perros de terapia, en algún aeropuerto con la policía, sin embrago, donde llegan a predominar son en casas haciendo felices a sus propietarios, adaptándose a vivir en amplios lugares, campos, así como en departamentos donde necesitarán su salidas frecuentes con sus propietarios para siempre estar bien, les encanta convivir y no harán gran diferencia si es en una playa o en un parque para ser felices, al ser rústicos se adaptan al frio o al calor por supuesto, con los cuidados debidos de cada caso.

Esa robustez y rusticidad los hace ser una raza muy sana, teniendo cuidados básicos llegan a ser suficientes para que ellos vivan con una excelente calidad de vida, cuidados como son: visitas frecuentes a su revisión médica, vacunas, desparasitaciones, de las cuales su médico Veterinario hará un calendario adecuado a su edad, al lugar de residencia, actividades, etc., la medicina preventiva es la mejor manera para tener a este amigo siempre bien. Una dieta de buena calidad que de igual manera te recomendará el médico Veterinario Zootecnista para cada etapa o eventualidad en la vida de ellos.


Las enfermedades predisponentes en la raza son relativamente bajas en comparación con otras castas. Por mencionar algunas: Comedones de Schnauzer (piel), Otitis (oído), Cataratas (ojo), Displasia de cadera, Luxación de patela.


Esto puede detectarse en esas visitas al médico Veterinario, realizando pruebas por demás sencillas y accesibles. Con gran acierto, la Federación Canófila Mexicana A.C. en su clínica de Control de Enfermedades Hereditarias, además de llevar a cabo los exámenes radiológicos que siempre han sido de gran aporte, hoy nos da la posibilidad de hacer pruebas genéticas para la detección de enfermedades a partir del ADN de cada ejemplar, lo cual significa promover una crianza responsable, encaminada a una mejor salud y bienestar; estos son grandes avances que ya tenemos a nuestro alcance.


El adquirir un cachorro para llevarlo a casa es siempre una gran responsabilidad, dado que esto no es algo tan básico o sencillo, por principio tenemos la obligación de informarnos previamente sobre los requerimientos que tendrá tal acción, que es por un tiempo prolongado e inespecífico, es tener un compañero por 10, 15 años o más años, el que no sólo necesitará un espacio, sino además compañía, ejercicio, tiempo de juego, adiestramiento, sociabilización, inversión en alimento, vacunas, vitaminas, estética, consultas, medicina, juguetes e imprevistos. El acercarte a un criador te abrirá más el panorama de las necesidades y cuidados que deberás darle a un compañero por mucho tiempo y con una gran calidad de vida.

La menor disyuntiva es si lo quieres únicamente de mascota o para exposición en pistas, ya que como todos los que tenemos ejemplares mostrando en exposiciones son nuestras mismas mascotas que nos acompañan a la caminata, el que juega con nuestros hijos, el que nos cuida, la diferencia es que lo cuidamos más en sus condiciones, como un deportista de alto rendimiento.

El mantenimiento del Schnauzer tiene puntos muy importantes; lleva un arreglo particular debido a que cuenta con dos tipos de pelo: uno suave en cejas, barbas y patas y otro de textura dura llamado de alambre y que le cubre el cuerpo. El tipo de corte de pelo es una identidad de raza, la verdad no es fácil ni sencillo el trabajarlos, ya que uno debe tener conocimientos y material específico para realizarlo, cuando no se tiene esto lo más recomendable es acudir a un profesional (en toda la extensión de la palabra) y no muchos tienen los conocimientos o la capacidad para efectuarlo, ya que es un arte que se ejecuta con los dedos, apoyándose en unos llamados jaladores que ayudan a retirar el pelo de una forma muy especial; hablar del arreglo es algo que nos llevaría un capítulo completo, la piel y el pelo son muy importantes para la salud, al ser el órgano más grande y la primera línea de defensa, por eso la importancia de actuar adecuadamente como todo un profesional.


En el arreglo comercial no podemos permitir que lo rapen exponiendo su piel al sol directo, a la humedad, parásitos, picadura de insectos, en virtud de que es su pelo quien le brinda protección. El uso de productos diseñados para ellos y no aplicar el shampoo de uso humano o el detergente de los lavatrastes causando daño; en el arreglo comercial recomiendo una técnica mixta, en la que ocupamos la máquina de rasurar, deslanadores, piedra de jalar que permite ayudar al folículo a liberar el pelo suelto y con ello evitar la saturación del mismo que causa lesión, de igual modo brindará una mejor textura y color, no al grado de hacer el stripping, pero sí hará tenga mejor salud de piel y pelo.

La crianza es algo muy hermoso, apasionante, pero no es para todos, lleva una gran responsabilidad y debemos ser muy puntuales al tomar la decisión, una vez tomada la decisión tenemos que preparar a los padres elegidos, que estén sanos, que acudan a su visita con el médico Veterinario para su revisión, la prueba de Brucella, vacunas, desparasitación etc., que nos dé certeza de estar en óptimas condiciones; recordemos que tenemos pruebas de salud a nuestro alcance para realizarlas e ir haciendo una crianza enfocada a ejemplares más sanos, además de bellos. La salud es una prioridad, ya que se logró la cruza por cualquier de los medios disponibles: monta directa, I.A., tendremos que llevar a la futura madre a visitas médicas ginecológicas con el veterinario, llegar a confirmar gestación por ultrasonido, y todos los estudios que se necesiten para llegar a buen término a un parto y estar preparados siempre para cualquier eventualidad; en estas visitas el médico veterinario -previo al parto-, te recomendará qué tener para este gran acontecimiento, prepararnos para recibir la camada; cuando decidimos criar no es válido tener que salir corriendo a la mera hora a ver quién atiende a la nueva mamá, o preguntar por redes sociales qué hacer; no tener leche, mamilas, sonda, recordar que es nuestra responsabilidad tener tiempo disponible para atender a la mamá y a los cachorros por muchas horas sin dormir; seamos responsables si decidiste criar, si no, evítalo, NO LO HAGAS.


Elegí presentar en las exposiciones. Entiendo que la selección de un cachorro para exposición va más allá de verlo en una fotografía o video, o ir a verlo una hora y subirlo a una mesa y posarlo, una buena selección va de la mano del criador, él pondrá en tus manos el cachorro que necesitas, es él quien lleva una crianza y conoce perfectamente sus ejemplares, los observa diario durante su desarrollo, los conoce a la perfección aun se quite el listón de colores supuestamente para no confundirse; te aseguro que un criador no se confunde, él lleva una estimulación desde el vientre para los cachorros, lleva también un trabajo de impregnación e impronta y con su ojo de criador, el cual le ha llevado años desarrollar o tener esa sensibilidad que muchos decimos se nace, (nunca acabaríamos en ponernos de acuerdo si se nace o se desarrolla, para mí una combinación de ambas), él es quien podrá darte ese sabio consejo en la selección, ya que no es sólo elegir al cachorro que para nosotros consideramos cumple con lo que marca el estándar, que también debemos saber interpretar, no basta con el más homogéneo y balanceado, debe tener otros atributos a flor de piel y son más difíciles de notar y explicar. Así que confía en el CRIADOR.

Para exponer un Schnauzer es muy importante su preparación y acondicionamiento, y aquí no sólo es el pelo y su corte, un punto por demás importante ya que es la primera gran impresión que un juez verá en el ring, pero para que llegue ese día hay muchas horas de trabajo, para mí como manejador muy importante es el formar un vínculo, darle la seguridad que él se sienta feliz a nuestro lado, nos conoceremos bien, a la perfección, sabremos si hay estrés, miedo, frustración, por eso el trabajo diario con secciones cortas y constantes, usando estimulantes como son los juguetes y la comida donde disfrute de la compañía, trabajo en piso, en mesa, asesorarse con un profesional que agradecerá que sea un ejemplar estable y trabajador, aprovechar las sesiones de arreglo para que disfrute el contacto por su cuerpo. Ya que se encuentre preparado y en condiciones listo para entrar pista.


En este rubro de las exposiciones me ha tocado vivir diversas épocas como sucede en casi todas las razas, una que para mí es de oro ya que te encontrabas además de un número considerable de ejemplares en pista más de 15 por exposición, circuitos de 40 ejemplares, conocer en pista ejemplares famosos, nombraré uno solo por el hecho de ser de los 80 que me causaron gran impresión por la calidad y condición: Skansens Indiana Jones, y ver a los manejadores más importantes dentro de la pista, como Gildardo Silva, Leopoldo Porras (QEPD), Fernando Martínez, José Luis Alfaro H. (QEPD), Juan Carlos Pindter, Ernesto Lara, Gerardo Reyes, Carlos de la Torre, Manuel Gutiérrez, Eduardo Vázquez, Pablo Silva, entre muchos más que en este momento escapan a mi memoria, que hicieron que se tuvieran unas exposiciones no sólo con gran número, sino además con alta calidad de ejemplares presentándose en excelentes condiciones y de la mejor manera; crías nacionales que representaban a México en pistas extranjeras logrando no nada más campeonatos en esos países, también colocándose como los números 1 de su raza; gran orgullo ver trascender nuestras fronteras a estos criadores y sus crías. A principios de la década del 2000 se conformó el Club Mexicano del Schnauzer A.C., que con gran acierto realizó exposiciones especializadas, siendo éstas muy importantes para los criadores ya que subrayan su trabajo de crianza, marcando caminos para una mejor raza.


El mencionado club desapareció por diversas circunstancias, pero sería bueno retomarlo, recomponerlo estructuralmente, porque un Club especializado siempre tiene mucho que aportar en pro de una raza.


Por mucho, el Schnauzer en cualquiera de sus tamaños y colores será un gran compañero de vida, su inteligencia, disposición al trabajo nos dará grandes satisfacciones al pasar tiempo con él, sus grandes aptitudes de guardia darán seguridad a nuestra casa y familias, siempre será recomendable asesorarnos con profesionales que nos orienten para su adiestramiento, recordando que cualquier mascota lleva una gran responsabilidad y compromiso, la prioridad es mantenerlos sanos física y emocionalmente. Una mascota estable la agradecemos todos, lo principal hoy en día es una tenencia responsable, por un bienestar y mejor calidad de vida.

2 vistas0 comentarios