Y esta es su historia… ¡Ella!


Por Diane Prohaska


Recuerdo estaba sentada en mi oficina cuando recibí un mensaje. Valerie inició la conversación con un “sé que vas a decir que no…” y comenzó a relatarme que unos de sus mejores amigos en México, de la familia Cano, adoraban a “Ella” y querían hacerle una campaña ahí. Honestamente no sé qué se apoderó de mí, pero conversamos por un rato y concluí diciéndole que lo pensaría. A partir de ahí tuve muchas pláticas con Orlando Cano y antes de darme cuenta, ya estaba manejando a Florida para asistir al AKC National / Royal Canin Cup Show y conocer a sus nuevos co-propietarios y manejador.

Después de una reunión con Santos y Antonio Cano, los gemelos menores de la familia, inmediatamente quedé encantada con su proyecto y supe que se convertirían en una extensión de mi familia, “mis chicos”, como los conozco, son simplemente dos de las más cariñosas y generosas almas que conozco.

Durante esa misma semana también conocí al nuevo manejador de “Ella”: Martín Egozcue, que es simplemente una figura llena de energía y quien el último día del circuito, el destinado al Campeonato Nacional de la AKC (American Kennel Club), se acercó y me dijo que él quería presentar a “Ella”. Por supuesto que dije que sí, y cualquiera que me conoce sabe que haría lo que fuera por no dejar de presentar a uno de mis perros. ¡No tenía idea de que “Ella” haría su camino hasta llegar al frente de la fila para una última vuelta al ring donde el respetado juez Clay Cody la señaló, seleccionándola como la Mejor de la Raza sobre esa alfombra roja y rodeada de los mejores ejemplares del país! Martín y “Ella” hicieron una excelente mancuerna desde ese momento.


Todos juntos, al lado de mi madre (conocida como Mamá Sue), Valerie y algunos otros increíbles amigos, nos convertimos en el “Equipo Ella”, nuestra princesa canina, hija del famoso “CJ” y Lina.

“Ella” y Martín viajaron a Mérida, Yucatán para las vacaciones invernales. “Ella” pasó ese tiempo en la playa y en la alberca, conociendo a todo tipo de nuevos amigos caninos, algunos tenían pelo, otros tenían patas de más de cinco pulgadas de alto y otros eran del doble de su tamaño. “Mike”, un ejemplar de raza Whippet, se convirtió en su mejor amigo, con quien normalmente se le veía jugando en la alberca o persiguiéndose uno al otro. Las fotos y los videos mostraron que “Ella” estaba teniendo una gran aventura frontera abajo.


Al final de enero del 2020, “Ella” debutó en su primer circuito de cuatro días en México. Manejada por Martín obtuvo tres “Mejor de Exposición” y un segundo lugar. Y la cereza del pastel fue obtener el reconocimiento de “Mejor de Circuito” y una moña más grande que yo. Recuerdo haberle dicho a Orlando: “luce tan fácil” y su respuesta fue “pero no lo es”. ¡Nunca olvidaré la mirada que me dio y tenía razón!

“Ella” tuvo un par de excelentes meses con un gran impacto en México. Sin embargo, viajó un fin de semana en febrero a Westminster junto a la familia Cano, donde ganó el “Mejor de la Raza” bajo el juzgamiento de la especialista Sioux Forsyth-Green. ¡Qué honor!


Desde niña adoraba e idealizaba a sus padres. El ganar bajo una familia canina legendaria fue mágico y ganar la raza en el show más importante de Estados Unidos, es un recuerdo que jamás morirá. También ganó un “Mejor de la Raza” en una especializada ese mismo fin de semana, siendo su octavo galardón en una increíble competencia en el noreste de Estados Unidos de América.


Sin embargo, la pandemia detuvo todo y “Ella” regresó a Mérida a esperar si habría más exposiciones. ¡Mientras, “Ella” se dedicó como una buena perra a disfrutar de su tiempo libre, aprendiendo a montar kayak con su manejador!

Lentamente los shows reiniciaron, una semana aquí, una semana allá. La competencia en México se volvió muy fuerte y todos los perros punteros fueron increíbles. Solamente en noviembre tuvimos 4 semanas de circuitos continuos. La magia apareció y vino desde atrás y rebasó inclusive nuestros sueños. “Ella” terminó el año 2020 como “Perro del Año”, ganando 12 “Mejores de Exposición” en seis meses de competencia. Ser el mejor perro del año en un país, fue un increíble sueño hecho realidad y estamos muy honrados por todos los jueces que la reconocieron.

Uno de mis recuerdos favoritos de este año fue mi viaje a Mérida para ver los últimos shows de “Ella”. Debido a la pandemia no tenía originalmente planes para ir y en los últimos minutos compré mi boleto para el fin de semana. Fui muy afortunada de que mi oficina me apoyara, debido a que por el viaje tendría que estar en cuarentena por varios días. El trayecto fue simplemente increíble. Mérida es una ciudad fantástica y la gente es muy amigable. Mientras estuve ahí, pude ver a “Ella” ganar un “Mejor de Exposición” y un segundo lugar también.


Nuestro equipo celebró el triunfo de “Ella” con un excelente desayuno en la Mansión Mérida. También, en mi último día, Martín, nuestra pequeña y yo, pasamos el día fuera de la ciudad en una sesión fotográfica en la Hacienda Ochil. Todo el sitio fue reservado para nosotros y pasamos la tarde entera tomando fotos y disfrutando de los hermosos jardines que incluyen la hacienda del siglo XVIII así como restos arqueológicos mayas. Una forma exquisita de terminar el año.

Es importante mencionar que el pedigrí de “Ella” es impresionante, debido a que desciende de una larga lista de ganadores de Mejor de Exposición en Westminster, pero incluidos en el Salón de la Fama, campeones duales y grandes triunfadores de la raza. Su padre “CJ” es una leyenda y su madre, Lina, fue dos veces “Mejor Hembra del Año” e incluida en el top 10 de la raza.


Así que un año después me encontré en camión a Florida, esta vez para regresar a mi princesa a casa. Estamos tan increíblemente orgullosos de todo lo que logró tanto en México como en Estados Unidos, ganando bajo jueces de gran nivel de cuatro diferentes continentes. Logró más de lo que podría haber imaginado.

Lo que no pude esperar fue el mejor regalo de todos, el obsequio de una familia. Orlando, Santos, Antonio -la familia Cano completa- y Martín Egozcue se han vuelto parte de mi familia, hemos compartido un año extraordinario y creado lazos eternos. Siempre estaré agradecida de que hayan llegado a mi vida y ser para siempre su “hermana”.

Hay algunas otras personas que han sido parte de este viaje y han estado con nosotros a cada paso de este camino. Mi madre, que me ayudó a criar a “Ella” desde el día que nació, pensaba que yo estaba loca por enviarla lejos y cuán increíblemente feliz fue cuando conoció a los Cano y a Martín. Denise Avery, Karen Reilly y Barbara Van Blarcum, mejores amigos en cada paso del camino. Carley Simpson, quien ahora empieza su propia historia con una hija de “CJ” y a “Val”, por permitir que Lina pudiera ser cubierta por “CJ” y todo su soporte a lo largo de esta aventura. Este año fue más brillante gracias a estas amistades.


El año de “Ella” en México ha terminado, pero su camino no. Junto a la familia Cano, Martín y mi madre, miramos al futuro, juntos como familia y amigos. Mi corazón está lleno. Mas lo que me hace sentir orgullosa, es ser su criadora y dueña.


Ella.

  • MBIS MBISS MBISOH Mx CH Am GCHS Hideaway Acres Glass Slipper RN CA.

  • Dog of the Year 2020 – México.

  • Top Winning Dog of All Time – Pointing Group (with only six months of shows).

  • The Only GSP to be Dog of the Year – México.

  • Best of Breed Westminster – 2020.

  • Best of Breed AKC National / Royal Canin – 2019.

  • Best of Opposite AKC National / Royal Canin – 2018.

  • 8 x Best in Specialty Show – USA.

  • #7 GSP 2019 - USA (Limited Showing).

110 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo