Tu perro puede ayudarte a mantener tu propósito de hacer ejercicio


Foto: Kareli Lizcano en Unsplash


En esta época en donde los paseos de nuestros perros probablemente se han limitado, te proponemos algunos ejercicios que puedes realizar en la comodidad de tu hogar, y qué mejor que en compañía de tu mejor amigo para que sigas motivado a cumplir tu propósito de hacer ejercicio y no tengas pretexto.


A continuación, te compartimos 4 opciones divertidas para mantenerse activos:


Sentadillas: el primer ejercicio es con la ayuda de un juguete que se preste para jugar al “tira y afloja”. Sin soltar el juguete harás una sentadilla y te mantendrás abajo hasta que logres volvérselo a quitar. Sube y vuelve a bajar repitiendo la secuencia. Comienza realizando una serie de 15 repeticiones.


Puedes variar este ejercicio. En esta ocasión solo necesitas una pelota o su juguete favorito y lo que harás es lanzárselo lo más lejos que se pueda, para que vaya por él y en lo que va y regresa tú debes hacer la mayor cantidad de sentadillas posibles. ¡Rompe tu propio récord!


Zancadas: Da un gran paso con la pierna derecha hacia adelante y baja hacia el suelo flexionando ambas piernas hasta los 90 grados, mantén el tronco en vertical, con el pecho erguido y los hombros hacia atrás. Recuerda que debes mantener el equilibrio. Al mismo tiempo dile a tu perro que se acueste y recuerda darle una caricia cada vez que siga las instrucciones. Intercala cada pierna realizando series de 20 repeticiones.


Saltos: Para este ejercicio debes utilizar tu imaginación para crear un recorrido de obstáculos puedes utilizar, cajas de cereal, de leche o cojines. Una vez que estés listo comienza a saltar sobre los obstáculos y anima a tu perro a que salte como tú. Dependiendo del tamaño y destreza de tu perro puedes incrementar el tamaño para que sea un reto mayor para ambos.