Tips generales y consejos para los que adquirieron o buscan comprar un Pomeranian


Por Pomeranian Cabrera | Héctor Cabrera


  1. Cachorros de 2-4 meses. Debes tener todos los cuidados pertinentes (especialmente en el cuadro de vacunación) no escatimes en la prevención y salud de enfermedades de tu cachorro y siempre acude a médicos veterinarios para eso.

  2. Cuidado con las alturas. Hay que cuidar las alturas con nuestros Pomeranian ya que una caída de la cama o la sala puede causar un accidente grave para nuestros Pomeranian cachorros, jóvenes o adultos.

  3. Hipoglucemia. No es recomendable dejarle el plato lleno de comida todo el día a nuestro Pomeranian, debemos supervisar cuánto y cuándo está comiendo para evitar una baja de azúcar (hipoglucemia) si un Pomeranian no come casi nada todo un día es prácticamente seguro que tenga una baja de azúcar o hipoglucemia y de ahí se puede complicar hasta un paro cardiaco.

  4. Muda de pelo. No podemos evitar la muda de pelo en nuestro cachorro y es una etapa de la cual van a salir al igual que los humanos en la etapa de adolescencia, con los cepillos correctos, buenos shampoos, alimento calidad super premium y suplementos para el pelo podemos promover que se recuperen más rápido de esta etapa, mas no la podemos evitar.

  5. Macho vs Hembra. En general los ejemplares machos suelen tener características más robustas y un pelo más abundante, por el contrario las hembras suelen ser de facciones menos robustas y pelo menos abundante (importante destacar que siempre hay excepciones en ambos casos).

  6. Calidad y Colores Exóticos. Es importante destacar que vamos a encontrar por lo general mejores características en los Pomeranian color naranja (con todas sus variantes) ya que es el color más común que en los colores exóticos (nos referimos aquellos que no son la gama de naranja) por eso cuando buscamos un color exótico con buenas características debemos ser pacientes, ya que puede tomarnos un buen tiempo y un costo más elevado entre más escaso.

  7. Ventajas de adquirir Pomeranian de edad joven (9 meses en adelante). En general estos ejemplares ya van a tener su cuadro de vacunación básico completo, por lo cual ya están más protegidos en cuestión de salud, ya nos podemos dar más la idea del tamaño o talla final, ya se terminó el desarrollo y adquirimos una realidad en características. Los Pomeranian son como niños toda su vida (en carácter) así que en general no es difícil que se adapten a su nuevo hogar, recuerda que si esta entre los 4-8 meses de edad va a estar en plena muda de pelo (de la cual se va a recuperar como lo mencionamos en un punto anterior).

  8. Tipo “Oso” vs “Zorro”. Ninguno es mejor que otro, realmente es una cuestión de gustos no obstante los tipos “oso” (más chatos y robustos) se cotizan más ya que es una tendencia más moderna y suelen se más robustos u “oso” los macho que las hembras como mencionamos en un punto pasado, mientras tanto los tipos “zorro” (más esbeltos) son el tipo antiguo y por ende hay más cantidad (hablando históricamente es el Pomeranian original u origen al contrario del “oso” que es el tipo moderno).

Adquirir una nueva mascota conlleva tiempo, responsabilidad y no olvidemos que va a traer más gastos a nuestro bolsillo. No obstante el amor incondicional que nos dan es invaluable.

Guía de cuidados para tu cachorro Pomeranian

Esta es una guía rápida que hemos creado a partir del conocimiento y tiempo que llevamos trabajando con la raza Pomeranian. Te recomendamos leas bien nuestras recomendaciones y pongas en práctica los consejos útiles que a continuación vas a encontrar. Recuerda que los más importante para cerciorarte que tu cachorro está sano es que tenga buen ánimo y apetito.


ALIMENTACIÓN


La alimentación es clave en el buen desarrollo de tu Pomeranian por lo que te hacemos las siguientes recomendaciones.


En las razas enanas y los Pomeranian, debes seleccionar cuidadosamente el tipo de croquetas que vas a proporcionar. Debe ser calidad Súper Premium.


No es recomendable que bajes de este estándar. Si quieres hacer cambio de alimento (de marca) recuerda que debes realizarlo de manera paulatina, no directamente ya que esto provocará malestar estomacal en tu cachorro y en ocasiones, diarrea.

Evita hacer cambios de alimentación durante la primera semana, ya que esté en su nuevo hogar para evitar estrés y/o diarreas.

No dejes el alimento disponible las 24 horas o el plato lleno de comida. Debes estar pendiente sobre la cantidad que ingiera en cada comida y los horarios en los que lo hace.

Teniendo un mayor control sobre sus hábitos alimenticios tienes más control sobre las heces fecales.

En nuestro criadero, los horarios de comida que manejamos son de 10:00 am y 8:00 pm; puedes acostumbrarlo a tus horarios dependiendo de tus actividades.

Siempre debe tener a su disposición agua purificada ya sea de filtro o garrafón.


Tomando en cuenta que tu Pomerania come 2 veces al día la ración por comida debe ser en promedio un puño mediano de nuestra mano, claro que depende del tamaño de cada ejemplar, si excedemos de más nuestro cachorro puede hacer flojo por cargase del estómago y si y es escaso puede bajarle la azúcar, lo que se conoce como hipoglucemia lo cual pone en riesgo su vida por entrar en esa condición.


Lo ideal es preguntar la ración que está recibiendo al comprarlo y tener un vaso de medida para guiarnos he irlos racionando.


Si tu perro hizo previamente actividad física por un periodo de tiempo considerable, el desgaste físico implica una pequeña porción de comida adicional.

Los síntomas de hipoglucemia suelen durar desde 3-4 minutos hasta 20 minutos. Si tu mascota tiene convulsiones o coma, aplica una pequeña cantidad de Nutri-plus o miel en sus encías. Es importante frotarlo en el hocico del perro y no verterlo, para evitar el riesgo de que se ahogue. Llama a tus veterinarios de cabecera.

Esta situación debe considerarse una emergencia médica que necesita atención inmediata.

El cachorro se debe aclimatar para evitar cambios bruscos de temperatura, lo que puede promover la presencia de enfermedades respiratorias, esta aclimatación se realiza dejando al cachorro en la transportadora de 15 a 20 minutos antes de pasarlo a su respectivo hábitat y verificando que no haya corrientes de aire, frio, altas temperaturas y tenga donde atajarse el sol y la lluvia.

VACUNAS

Se debe prestar atención a seguir el cuadro de vacunación y desparasitación.

Las vacunas surten efecto 15 días después de su aplicación. Hasta que complete el cuadro de vacunación puedes llevar a convivir a tu cachorro con otros perros o sacarlo a pasear a cualquier espacio al aire libre.

Recuerda seleccionar un espacio que esté desinfectado o en su caso una jaula o corral durante esta etapa. Antes de este tiempo existe riesgo de que se contamine de Parvovirus o Moquillo, los cuales son prácticamente mortales.

Es recomendable aplicar un refuerzo, recuerda que es preferible prevenir. En el caso del Parvovirus, este se puede adquirir al adherirse en la suela de nuestros zapatos ya que no tenemos control sobre lo que pisamos en la calle. Al entrar a casa con los mismos zapatos es posible que el virus ingrese y se incube en nuestro Pom. Este virus se caracteriza por sobrevivir hasta 5 años en un ambiente al aire libre como la calle; esto debido a las heces fecales de un perro contaminado en un ambiente al aire libre como la calle, así que procura ser muy higiénico y desinfectar constantemente todas las áreas donde tu Pomeranian pase más tiempo, y de preferencia no pisar con el calzado si lo usaste en la calle, en donde se encuentra tu Pomeranian antes de cumplir quince días posteriores a la 3er vacuna.


PELO


De los 3 a los 7 meses, nuestro Pom entra a la adolescencia y muda de pelo. Esta etapa es conocida como “patito feo” se caracteriza por darle un aspecto de tlacuache o Chihuahueño pelo largo a nuestro Pom.

No podemos evitar esta etapa del desarrollo ya que es natural, aunque si podemos ayudar a que nuestro perro se recupere más rápido con buen alimento, buenos shampoos, suplementos alimenticios, estimulantes para el pelo que contengan omegas y el uso de los cepillos correctos (carda, cepillo mantequilla y peine, sin bolita en la punta).

HIGIENE


Puedes bañar a tu Pomeranian en promedio cada 3 semanas de preferencia y si decides bañarlo más seguido debes cerciorarte de que el shampoo que utilices sea hidratante, para evitar generar resequedad. Recuerda que el clima debe ser adecuado (cálido y sin viento) y que sea un lugar cerrado.

Debes cepillarlo antes de bañarlo para retirar el pelo muerto y usar agua tibia y secarlo bien con una toalla y secadora de mano con el fin de que no quede húmedo el pelo. Revisar que el aire que emite la secadora no queme nuestra mano para que de esta manera no hagamos daño a nuestro Pomeranian.

Rectificar que su pelo esté completamente seco para evitar un resfriado y hongo en la piel.

Si tu perro es blanco, existen shampoos especiales para su pigmentación.

Los Pomeranian por naturaleza lagrimean y necesitamos limpiar constantemente la zona de los lagrimales. Si dejas humedad en sus ojos puede que el pelo se torne rojizo ya que las lágrimas contienen acidez.

Hay diversos productos de higiene para prever la epifora ocular (lagrimeo) al igual que en la mayoría de las razas pequeñas.


ALIMENTOS PROHIBIDOS


Existen una serie de alimentos prohibidos para nuestros perros, que pueden causar desde vómito, diarrea, taquicardia e incluso la muerte; por mencionar los más importantes se encuentran:

Chocolate Café o té Uvas Nueces de macadamia Chicles o gomitas Ajo y cebolla Sal Aguacate Tomate y papas Hongos o setas Huesos y semillas Huevo crudo Cítricos Tocino Pescado crudo Leche

MUCHO CUIDADO CON LAS ALTURAS, existen muchos Pomeranian fracturados o con luxación patelar a temprana edad, esto se debe a que ellos al ser tan seguros de sí, llegan a lanzarse de alturas no tan considerables (cama, sillones, bancos, etc.) pero que sí pueden llegar a provocar una fractura al caer mal.

179 visualizaciones0 comentarios