Sol y Maizy, su perra guía: la apasionante y ejemplar vida de una mujer que brilla con su propia luz


Por: Olivita de México.


Hola amigos lectores. Les saludo con enorme placer. Esta vez comparto con ustedes la apasionante y ejemplar vida de la maestra Sol Agredano Martínez, mujer con discapacidad visual y usuaria de perro guía desde hace 16 años. Maizy es su actual guía, una hermosa Golden Retriever de 27 kilogramos, que se convirtió en sus ojos a partir del 2012, año en que viajó por ella a Leader Dogs for the Blind, prestigiada escuela de entrenamiento localizada en Rochester, Michigan, al norte de Estados Unidos.

Sin duda alguna, la vida de Sol ha cambiado sustancialmente desde que es usuaria de perro guía, motivo por el cual dedica gran parte de su tiempo para generar conciencia en la sociedad mexicana acerca del extraordinario trabajo que estos canes desempeñan en beneficio de las personas ciegas. Son muchos los años que la avalan como una excelente usuaria, quién mejor que ella para ejemplificar los alcances del binomio en lo referente a la movilidad, seguridad e independencia.

Solecito brillante, como así la reconocen sus amigos, nació el martes 16 de mayo de 1978, en un radiante día de primavera en la ciudad de Guadalajara, Jalisco. Fue una bebé muy especial, pues su mamá dio a luz de manera anticipada. Cuando tenía tres meses de edad, los oftalmólogos notificaron a sus padres de la discapacidad visual de la niña, lo que significó un duro golpe para su familia, afectó sobre todo a su madre, quien, en un principio, sufrió mucho hasta comprender que no era la ceguera lo que distinguiría la vida de Sol, sino los valores que ellos le inculcarían a lo largo de su vida: el amor, solidaridad, trabajo, tenacidad, honestidad, amistad, éxito, espíritu de lucha y más.

A partir de entonces, sus padres comenzaron con la encomiable misión de hacer de su hija un bello ser, lleno de luz. Quedando claro que sus hermosos ojos color miel proyectarían el mundo a través de una mirada diferente. Se ocuparon en proporcionarle una educación que le permitiera su inclusión social; lo que sucedió de forma natural debido a la radiante y carismática personalidad que mostró desde bebé.

Aun cuando desde la guardería se enfrentó al rechazo y a la discriminación, superó todas esas barreras gracias a su gran fortaleza. Por supuesto, convivir con sus tres hermanos varones contribuyó a su fuerte carácter. Ellos, lejos de sobreprotegerla por su discapacidad, le enseñaron a afrontar la vida con valentía. Así creció Sol, alegre y traviesa, siempre con el apoyo familiar. Culminó su educación primaria y secundaria aprendiendo el sistema Braille y a utilizar el bastón blanco, con el firme objetivo de ser independiente.

Sol recuerda que su experiencia en la secundaria estuvo marcada por las burlas, el rechazo y la discriminación de sus compañeros, situación que cambió durante su etapa en la preparatoria, donde aprendió a adaptarse al mundo real, por lo que en adelante se conduciría como una mujer más segura. Fue entonces que nuestra admirada amiga, tan sólo con 16 años, inició su trabajo en los medios de comunicación. Primero en la radio y, posteriormente, en el periodismo escrito.

Debido a su perseverancia, en la radio de Guadalajara le concedieron un valioso espacio de pequeñas cápsulas para hablar del mundo del espectáculo, a través del cual conoció artistas famosos, a quienes hizo interesantes entrevistas. Su valiosa intervención en los medios de comunicación influyó, sin duda alguna, en la carrera universitaria que eligió para estudiar, y aunque le advirtieron que ésta era visual en un 70 por ciento, eso no le importó y se graduó en la licenciatura de Ciencias y Técnicas de la Comunicación, por la Universidad del Valle de Atemajac (UNIVA) en Guadalajara, Jalisco.


Como puede constatarse, para nuestra protagonista no hay imposibles y la oscuridad sólo está en la mente de las personas que no luchan por cumplir sus sueños, mismos que la llevarían a incursionar como reportera en el deporte paralímpico. Sí, cubriendo eventos que algunos veían con desdén por considerarlos de poco interés; sin embargo, la meta de esta joven e intrépida mujer era sensibilizar, por lo que gracias al apoyo de mucha gente que la admiraba, viajó al extranjero a fin de cubrir eventos de relevancia internacional: Campeonato Mundial para Ciegos, Madrid en 1998; los Juegos Parapanamericanos de la Ciudad de México en 1999 y, finalmente, los Juegos Paralímpicos en Sidney 2000.

Resulta impresionante cómo a sus escasos 25 años, Sol ya había acumulado un sinnúmero de triunfos, incluyendo su título universitario. Era el año 2003, todo transcurría normal en su vida, pero un día como cualquiera, conoce a Daniela Rubio Trujillo, usuaria de perro guía, quien le habla detalladamente sobre el increíble apoyo que recibe de Missi, su perrita guía, y aunque a Sol siempre le habían gustado los perros, le impactó todo lo que estos canes realizan cuando son entrenados de forma profesional.


En ese momento el destino de Sol quedó marcado. Ahora su nuevo reto sería obtener un perro de esta naturaleza, por lo que se informó, investigó e hizo los trámites correspondientes ante la escuela Leader Dogs for the Blind, quedando en lista de espera. Quizá ella no lo sabía, pero muy pronto recibiría excelentes noticias, que le traerían grandes cambios en su vida.

El 2004 se constituyó como un año trascendental en el destino de Sol, pues decide dar un giro y abandonar por un tiempo el periodismo. Después de batallar para su inclusión laboral, gracias a su capacidad y profesionalismo, consigue un empleo en el área de Comunicación Social de la Policía de Monterrey, por lo que tiene que trasladarse a esa bella ciudad y aprender a vivir sola.

Y por fin llegó el gran día, ese mismo año, Leader Dogs le notifica que había sido aceptada para el curso de entrenamiento 2004. ¡Qué alegría poder sentir la invaluable ayuda de un perro lazarillo! Solicitó permiso en su área laboral para viajar a Rochester, y puntualmente llegó a su cita. Gari, su entrenador, le entregó a Blaze, un Golden Retriever que, además de estar guapísimo, le dio la libertad y movilidad nunca antes vivida.


Durante su proceso de adaptación, la sensación de caminar junto a Blaze era lo mejor que le había sucedido, así como sincronizar sus pasos y sentirse segura. Después de 26 días de entrenamiento en Leader Dogs, el binomio Sol y Blaze regresan a Monterrey, en donde juntos iniciarían nuevas aventuras. Paradójicamente, Blaze, era igual que Sol, sociable por naturaleza, convirtiéndose en un perrito muy popular derivado de su gran porte, pero sobre todo llamaba la atención por su espectacular forma de guiar.


Su experiencia como usuaria al lado de Blaze, origina que Sol presente a sus jefes un proyecto para sensibilizar y difundir la loable labor del perro guía, el cual es puesto en ejecución exitosamente, pero como ella quería ser profeta en su propia tierra, renuncia a su empleo en la Policía de Monterrey y regresa a su ciudad natal para incorporarse a la Policía de Guadalajara y así trabajar con el fin de darle continuidad a tan importante proyecto, impartiendo pláticas de sensibilización en escuelas de educación básica, universidades y empresas privadas.


Aunque en múltiples ocasiones el binomio fue víctima de discriminación so pretexto del pelo del perro, prohibiéndoles el acceso a restaurantes, centros comerciales y algunos transportes, esto no impidió que Sol y Blaze, demostrando su autonomía, continuaran su camino, siempre juntos. Incluso, viajaron solos por México y hasta países como Argentina, Chile y Estados Unidos. Pero como todo principio tiene un fin, después de ocho años de trabajo, Blaze, cumplió con su ciclo y con enorme dolor lo tuvo que jubilar, dejando en ella una serie de anécdotas inolvidables que la ayudaron a madurar y crecer como ser humano.

Ahora sería Maizy, una preciosa Golden Retriever, procedente también de Leader Dogs, quien desde el 2012 guiaría su camino. La adaptación entre ambas fue complicada y les llevó tiempo, SIENDO EL RESULTADO UN FINAL FELIZ. Para Sol es increíble el trabajo que Maizy realiza en ciudades tan complejas como Guadalajara, razón por la que la ama y valora cada vez más. Una a la otra se cuida en su diario andar. Son un binomio inseparable.

Desde el 2012, Maizy se ha convertido en pieza esencial para las pláticas que Sol imparte en las escuelas. De ahí que su aportación es prioritaria en el área de Prevención del Delito de la Policía de Guadalajara. Al igual que Blaze, esto significó un parteaguas en la vida de Sol también. Maizy es cómplice en las proezas que lleva a cabo su amada usuaria. La guía a todas partes y está echada fielmente a su lado.


En los años recientes, Maizy ha sido testigo del gran esfuerzo de Sol para concluir otro de sus grandes sueños: graduarse como maestra en Comunicación Estratégica, por la Universidad Panamericana de Guadalajara, y por si fuera poco, es protagonista del arduo activismo de su amada Sol, de su tenacidad para defender los derechos humanos e inclusión de las personas con discapacidad visual y del binomio usuario-perro de asistencia.

Es por ello que, además de su valioso trabajo por 15 años en la Policía de Guadalajara, Sol se ha distinguida por su compromiso con la discapacidad, es poseedora de un liderazgo innato y de una gran capacidad para organizar eventos internacionales. Al lado de Maizy, organizó el Tifloencuentro Guadalajara 2015, cuyo objetivo fue reunir a los ciegos de toda Hispanoamérica con la intención de convivir y brindarles un turismo inclusivo y accesible. Este evento fue tan exitoso que vinieron personas ciegas de hasta 14 países, incluyendo usuarios de perros guía.


Aunado a este trascendental trabajo de organización, en el 2016 nuestra admirada Sol se integró al Comité Organizador del II Encuentro Nacional de Usuarios de Perros de Asistencia, ENUPA 2016, foro de nivel internacional, fungiendo como maestra de ceremonias y cuyo objetivo fue destacar la sorprendente labor que los perros de asistencia realizan en favor de sus usuarios. A este foro internacional acudieron usuarios de hasta ocho países.


Después de los logros obtenidos, todo parecería indicar que Sol había llegado a su meta, pero no fue así, pues ella todavía sigue trabajando y actualmente se encuentra organizando el IV ENCUENTRO INTERNACIONAL DE USUARIOS DE PERROS DE ASISTENCIA, foro que estaba planeado para llevarse a cabo en la ciudad de Guadalajara en el 2020, pero por motivos de la pandemia se ha pospuesto hasta que termine la contingencia.


Finalmente, debo decir que entre los principales gustos de Sol están: leer, especialmente historias románticas, la música clásica y el jazz, salir con sus amigas para tomar un café, su comida favorita es el sushi. Es hogareña, ama a su familia, disfruta a sus papás, está al tanto de las noticias de México y del mundo, escucha la radio y maneja perfectamente la Tiflotecnología y las redes sociales. Le encanta viajar y pronto se va a casar con un guapísimo chico de Costa Rica.


Gracias Sol por todo lo que nos has enseñado. Hasta la próxima.


Y si quieres conocer más de esta sorprendente mujer puedes contactarla:

Facebook: sol agredano; Twitter: sol_agredano

14 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Whatsapp

55 1952 2347

0