Puntos finos al juzgar un Beagle. Visión de un Juez Internacional


Por Edna González


Casi cualquier canófilo se puede considerar como juez en un momento dado; comenzando por sus propios ejemplares, así como de otros ejemplares para contemplarlos o no en su plan de cría. Los cachorros que nazcan en su casa, y para poder escoger aquel(la) que supone tiene las condiciones para ser un ganador(a) y/o reproductor(a) con potencial; entonces es que este artículo está orientado a todo aquel que se interese por el mejoramiento de la raza Beagle.


Básicamente al “juzgar” o evaluar a un ejemplar de la raza Beagle, hay que tener en mente los siguientes puntos que son muy importantes para la raza.


Tipo


Este es el primer punto importante en todo ejemplar. El TIPO que debemos observar a cualquier ejemplar Beagle, será el ver a un FOX HOUND INGLÉS en miniatura tal como lo especifica el estándar de perfección racial: siendo entonces un perro sólido y robusto para su talla, ya sea de 13 o 15 pulgadas.


El Tipo en un Beagle estará dado por lo que me gusta llamar como “un paquete completo”, balanceado de un conjunto de cabeza, estructura anatómica, movimiento, temperamento, carácter, manto y color.