Paulina Ruiz Galindo y su extraordinaria lucha en pro de la inclusión de personas con discapacidad


Por: Olivita de México


¡Hola, amigos lectores! Como siempre, es un placer saludarles y, al mismo tiempo, agradecer su preferencia al presente artículo. En esta ocasión, el espacio de los perros de asistencia se engalana con la esplendorosa presencia de Paulina Ruiz Galindo Tinajero, dinámica e inteligente mujer, con discapacidad visual y usuaria de perro guía desde el año 2010, cuya personalidad se caracteriza por su gran sensibilidad y empatía hacia las causas nobles: los derechos de inclusión de las personas con discapacidad y de los usuarios de perros de asistencia.


Nuestra querida Paulina es poseedora de una extensa e increíble trayectoria tanto profesional como laboral. Es licenciada en Pedagogía por la Universidad Anáhuac y actualmente está por culminar una maestría en Alta Dirección en la misma universidad. Es conferencista internacional y habitualmente imparte pláticas y talleres de sensibilización en temas, principalmente, de inclusión laboral, educativa, social, financiera, así como de protección civil de las personas con discapacidad, destacando su activismo en favor de los derechos humanos, trato digno y no discriminación del binomio usuario-perro de asistencia.

Con todo y que es una joven muy preparada, su inquietud la ha llevado a actualizarse constantemente. Gracias a su esfuerzo y tenacidad ha obtenido especialidades y certificaciones en innumerables y diversos temas de interés, que serían interminables de mencionar en este breve artículo. Incluso, ella es de las pocas mujeres ciegas que están certificadas como promotoras de fondos de inversión. Y, por si esto fuera poco, habla perfectamente inglés, francés e italiano.


Desde hace 12 años se desempeña laboralmente en el sistema financiero de México, por lo que cuenta, también, con notable experiencia en este sector. En sus actividades cotidianas se hace acompañar de Bob, ese incondicional y hermoso labrador negro, su actual y fiel perro guía, entrenado en Leader Dogs for the Blind, escuela que se localiza en Rochester, Michigan, al norte de Estados Unidos.

Pao –como le decimos quienes la admiramos–, desde su nacimiento hasta el día de hoy, nos ha enseñado cómo sobreponerse a las adversidades. A los dos años fue diagnosticada con glaucoma congénito, ocasionándole pérdida de la visión de manera paulatina. Sin embargo, esto no constituyó un impedimento para alcanzar sus sueños, entre ellos, obtener un perro guía. Paradójicamente, todo lo que gira en torno a esta guapísima usuaria de perro guía es trascendental: su entusiasmo, mente positiva y espíritu de triunfo son una lección de vida.


Desde su niñez fue muy feliz. Creció en un ambiente familiar tradicional y siempre apoyada por sus padres, fortaleciendo en ella valores como la fe, honestidad, responsabilidad y la perseverancia, principalmente. Muestra de ello, fue cuando tuvo que superar el reto de educarse en el Liceo Franco Mexicano, ya que, debido a su discapacidad visual, no creían en ella ni la querían aceptar por pensar que no podría concluir sus estudios en dicho colegio.


Afortunadamente hizo caso omiso a quienes le decían no iba a poder. A partir de entonces, Pauli Sky, con sus bellos ojos de cielo, aprendió a mirar siempre adelante y se preparó para el éxito. Gracias al impulso de sus maestros y amigos verdaderos vivió experiencias inolvidables como jugar futbol en posición delantera, disfrutar, como cualquier otro alumno y de forma independiente, de los campamentos al extranjero, tocar magistralmente la flauta Zampoña, entre muchas cosas más.


Por supuesto que sus ojos eran diferentes y tan especiales como los lentes y lupas de que se valió para moverse libremente hasta el mismísimo universo. Ni el bullying, ni las cataratas y constantes operaciones, ni las visitas al doctor obstaculizaron su pasión por el diseño gráfico, la obtención de su título universitario en 2006 y, mucho menos impidieron que mostrara su potencial productivo en Ixe Banco, donde trabajó en el 2009.


Justamente, cuando laboraba en esta entidad bancaria fue que conoció a usuarios de perros guía, especialmente a Margarita Jiménez, quienes le asesoraron para la obtención de un perro de esta naturaleza. A Paulina le encantaban los perros y admiró la cotidiana labor que estos canes realizan en favor de las personas ciegas, de ahí que iniciara el trámite para solicitar a Leader Dogs for the Blind su admisión en el programa de entrenamiento.


Leader Dogs la aceptó rápidamente, por lo que tuvo la dicha de viajar a esta prestigiosa escuela, la cual después de 26 días de entrenamiento, le entregó a August, su primer perro guía. Un precioso y educado labrador negro, que guiaría su andar durante nueve largos años, de 2010 a 2019. Fue en este año cuando Ogui, como le decíamos sus amigos, ascendió al cielo de los perros.

Después de este doloroso acontecimiento, Paulina viajó nuevamente a Leader Dogs en búsqueda de su segundo perro guía. Ella no tiene problemas de movilidad, ya que es una mujer completamente rehabilitada y que sabe manejarse bien con el bastón blanco. Sin embargo, ella considera que no hay nada comparable a la rapidez para caminar, la compañía, la seguridad, la autonomía y auxilio incondicional que te brinda un perro adiestrado para ser tus ojos.

Es así como en diciembre de 2019, Leader Dogs le otorga a Bob, su segundo perro lazarillo. Otro hermoso macho y labrador negro, de 28 kilos y tres años, tierno, comilón, sociable y que le encantan sus juguetes. Es importante señalar que Bob no ha podido trabajar apropiadamente debido a la pandemia provocada por el COVID19, terrible situación que ha ocasionado el confinamiento de la sociedad. Durante esta contingencia cuida a Bob, ambos se cuidan.

Para Paulina, ser usuaria de estos nobles canes implica una gran responsabilidad. Hay que estar siempre al pendiente de ellos, cuidarlos en todos los aspectos: alimentación, salud e higiene, procurando siempre su bienestar. No le gusta exponer a su perro a situaciones innecesarias como tumultos, ruido ensordecedor, lugares peligrosos o climas extremos.

Estos seres de luz son merecedores del reconocimiento social, de allí la importancia de crear cultura y difundir e informar correctamente de su extraordinaria labor. Siendo necesario comunicar a la gente que el perro guía no es un capricho sino una elección del usuario para lograr una mejor calidad de vida. Calidad de vida que te proporciona su compañía las 24 horas y durante los 365 días del año.

Además de ser indescriptible la sensación de caminar juntos, sincronizar sus pasos, sentir la libertad y rápida movilidad, pero sobre todo el trabajo en equipo que se refleja cuando el perro te conduce por el camino más seguro, dando origen a un fuerte vínculo entre binomio usuario- perro guía.

A Paulina le ha correspondido ser, al igual que otros usuarios, propulsora del buen comportamiento de los perros guía, así como de propagar las diferencias entre los perros mascotas y los de asistencia, hacer hincapié en su profesional y disciplinado adiestramiento y los recursos tanto humanos como financieros que las escuelas invierten para iluminar el camino de las personas ciegas.


Afortunadamente en su trabajo de oficina y en la universidad han sido empáticos y sensibles. Paulina y sus perros de asistencia han sido recibidos de forma cordial y respetuosa: no los tocan ni distraen y no les dan de comer. Empero, también le ha tocado vivir la amarga experiencia de que les nieguen el acceso a algunos espacios públicos, por ejemplo, restaurantes, parques recreativos, y en uno que otro Uber (servicio de taxis), los cuales poco a poco han adquirido conciencia.

Por lo anterior, Paulina considera que hace falta capacitación al personal que labora en las instituciones gubernamentales e iniciativa privada. Su reacción al momento de ser discriminada es dialogar cordialmente, generar conciencia del gran apoyo que significan los perros guía para las personas con discapacidad visual. Trabajar en la educación es la forma de avanzar en la inclusión real del binomio.

Todo esto ha consolidado la empatía y el activismo de esta genuina luchadora social. Basta mencionar que de 2015 al 2018, se sumó a la organización del Primer, Segundo y Tercer Encuentro Internacional de Usuarios de Perros de Asistencia, foros históricos e inéditos que se llevaron a cabo en la H. Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, el Museo de Arte Popular y en la Federación Canófila Mexicana.


Su valiosa intervención en la coordinación general y gestión fue decisiva para el éxito de dichos eventos. Pauli Sky contribuyó no únicamente con la logística de los foros, también aportó su solidaridad, generosidad, entusiasmo y experiencia en la organización de grupos, trabajo en equipo, manejo de redes sociales y de medios de comunicación para la difusión de actividades como las caminatas con los usuarios.

En fin, su ayuda fue cuantiosa. Gracias a Paulina por su entrega incondicional y amistad sincera hacia los usuarios de perros de asistencia de México. Innegablemente, su oportuna intervención coadyuvó a reunir en un auditorio, por vez primera en México, a 50 usuarios de perros de asistencia. Gracias también por sus magníficas conferencias y por estar siempre ahí, por dejar huella en momentos difíciles e importantes como lo representó la aprobación de la legislación general en beneficio de los usuarios.


Sus perros guía han sido testigos de toda su lucha, la han conducido por las calles de la ciudad, han estado junto a ella en diferentes recintos, donde ha levantado la voz para visibilizar al binomio. Sus palabras se han escuchado en la H. Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, en universidades, museos, en el DIF de Ciudad de México y otras instituciones de gobierno, en empresas privadas y otros lugares no menos relevantes. Ha sido protagonista de un sinnúmero de entrevistas y reportajes enfatizando el trabajo de sus fieles lazarillos.

Finalmente, hablar de Paulina es sinónimo de innovación y de triunfo. Es un crac en todo lo que emprende. Nada la detiene. Es talentosa para cantar en un coro, es capaz de poner diferentes coreografías de baile, desde un estilo de salsa, pop y hasta música disco. Le encanta el baile tanto como la natación; disfruta viajar y conocer otras culturas. Le apasionan las carreras, compitió durante dos años con los Halcones Corredores Ciegos.

Y si quieres saber más de esta espectacular mujer y su perro guía, puedes contactarla a través de su correo electrónico: pauli.sky1@gmail.com

Gracias, amigos lectores, espero les haya gustado. ¡Hasta la próxima!

1 vista0 comentarios