top of page

La selección de mi cachorro Rottweiler y su entrenamiento desde los primeros meses de vida.



Por Juan Carlos Pérez | Criador


Como es de suponerse, el traer un nuevo cachorro a casa siempre representará un reto, pero también será motivo de felicidad, más tratándose de la hermosa raza que es el Rottweiler.


Pero la pregunta más importante al adquirir un cachorro es, ¿Qué se busca en ese cachorro?. La respuesta a esta y varias interrogantes más, serán muy variables con relación a lo que nuestras necesidades requieran, de ahí que será muy importante ser sinceros con nosotros mismos y dar a conocer nuestras necesidades al criador donde adquiriremos nuestro nuevo ejemplar. Para que así, él nos pueda ayudar a seleccionar el mejor ejemplar que se adecue a nuestras necesidades y estilo de vida.


Sabiendo esto, cuando nosotros seleccionamos a un perro para exposición de conformación, buscaremos aquel que tenga un mejor tipo, con las aptitudes más sobresalientes, tanto fenotípicas como genéticas, buena disposición al trabajo, ser un perro extrovertido y por supuesto, tener una actitud alegre.


Ahora, si partimos de esto, en cuanto a composición, el Rott-weiler señalaría que debe tener una estructura corporal robusta y bien proporcionada, musculoso y con una espalda corta y fuerte, la línea superior recta y nivelada. En cuanto a la cabeza debe ser ancha y fuerte, con un cráneo moderadamente largo y ancho, el hocico poderoso y bien desarrollado, con una mandíbula fuerte y bien formada. Las orejas del Rottweiler de tamaño mediano triangulares y colgantes, bien implantadas y colocadas hacia adelante cuando el perro está alerta.


En cuanto a pelaje debe ser corto, denso y áspero al tacto, el color principal es el negro con marcas marrones bien delimitadas en la cara, el pecho, las patas y la cola.


El movimiento del Rottweiler es fluido y poderoso, exhibe una buena cobertura del suelo con pasos largos y sin esfuerzo. La acción de las extremidades delanteras y traseras debe ser coordinada.


Una vez conociendo todo esto, damos paso a intentar encontrar al mejor ejemplar para exposiciones de belleza.


A su llegada a casa, será muy importante la adaptación con todos los miembros del hogar, así como delimitar su lugar de descanso, horarios de entrenamiento, comidas, paseos, etc.


El Rottweiler al ser un perro de trabajo, el dueño tendrá que contemplar que el perro debe tener siempre actividad física y mental para su óptimo desarrollo, el cual debe ser siempre acorde a su edad, ya que la mayoría de veces los nuevos dueños quieren que su bebé haga cosas de adulto, muchas veces por desconocimiento del tema. Por eso resulta muy importante que el Rottweiler crezca sin estresar las articulaciones, es decir, un perro menor a 12 meses no podrá, o no se recomendará realizar caminatas extensas, como salir a correr o subir algún cerro, y también muy importante, cuidar siempre el peso de nuestro ejemplar.


Así comienza la nueva aventura por el mundo de las exposiciones y el manejo de nuestro ejemplar para pista, un proceso que requiere paciencia, consistencia en el posado de mesa, que nuestro ejemplar se deje tocar (cabeza, patas, espalda, revisar mordida, testículos en caso de machos) todo esto bajo un entrenamiento estrictamente positivo con comida o juguetes, así como caricias.


Al tener al cachorro en casa empezaremos con juegos con pelota, cuerda, premios de comida, o buscar lo que más le guste, ya que no todos los perros son iguales y algunos se sienten cómodos con cosas que otros no. Algunos serán felices con juguetes que tengan sonidos, otros sólo con pelotas y algunos otros con una simple botella de plástico. Entendido esto, tendremos que trabajar con nuestra mascota durante un tiempo jugando a prueba y error, buscando siempre lo que más le guste a nuestro ejemplar.


Al ser un cachorro, siempre será importante la supervisión de su médico veterinario, que junto con ustedes tendrán que ir dando la pauta para que nuestro cachorro pueda ir saliendo y conociendo el mundo exterior, ya que recordemos que el Rottweiler es un perro que es muy susceptible a enfermedades gastrointestinales, pero bajo un plan de cuidados médicos y entrenamiento tendremos un gran perro hacia futuro.


Los siguientes meses conforme nuestro cachorro vaya creciendo, implantaremos el uso de correa y collar, a mí en lo personal me gusta un collar de tela porque el perro se sentirá más cómodo.


Se recomienda que el cachorro comience a caminar a nuestro lado izquierdo, siempre premiándosele y felicitando por cada buena acción que él haga. 


Al tener un perro completamente desparasitado y vacunado por fin podremos ir a nuestra añorada exposición. Siempre será muy importante llevar a un cachorro desde las categorías más pequeñas para que nuestro ejemplar se acostumbre a ver más perros, escuchar diferentes sonidos, percibir los olores, sentir diferentes superficies, así como estar atentos a lo que nos pida el juez (como ir de ida y vuelta, alrededor, etc.).


Mientras más vaya creciendo el perro y entrando a más exposiciones, será más seguro de sí mismo, llegando a cada exposición con mayor seguridad.

502 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page