La élite del deporte... el perro top del deporte canino y su selección


Por MVZ Graciela W. Rose Domínguez


Al hablar de los perros de alto nivel nunca podemos dejar de hablar de deportes caninos top a nivel mundial, es un gran reto tocar estos temas sin causar polémica, ¿pero por qué?... Hablar de perros de alto nivel es hablar de genética pura como algo esencial y fundamental para su selección; cabe resaltar que su selección y formación van de la mano de la elección de su manejador y equipo de formación nunca por separado el grave error de muchos.

Siempre existe el gran mito de un campeón: No da campeones, pero realmente ¿es eso verdad? ¿por qué no pensar en el grave error de hacer una mala genética? o entregar el cachorro a las manos inexpertas o equivocadas, ahora bien, concentrémonos en hablar de perros de alto nivel, ¡la elite de la genética!


¿Pero qué busco en un perro de alto nivel? ¿Lo has pensado realmente? Primeramente, definamos ¿qué es un perro de élite?:

Podríamos definir esto como en ejemplar fuera de serie y de cualidades físicas y psicológicas excepcionales para desempañar un deporte de alto rendimiento y debemos entender algo muy importante en esto y es el tiempo de preparación y vida de competencia que eso conlleva para llegar al nivel que queramos llegar y eso implica años de trabajo, cuidados, dinero y esfuerzo.


Y entonces podemos pensar lo siguiente: ¿Para qué queremos a nuestro perro?, deporte o trabajo real de alto nivel, ¿a qué nivel quiero llegar con él?, ¿estoy capacitado para?, ¿mi equipo es el indicado o tengo el equipo de formación para ello?, ¿tengo las instalaciones o los espacios necesarios para?, ¿tengo el tiempo y disposición para?, ¿tengo los recursos económicos?, ¿está criado y nutrido correctamente?, ¿es el criadero correcto? ¿Fue seleccionado para el deporte a realizar? Así es como un competidor de alto nivel debe pensar si quiere llegar a lo más alto. La calidad cuesta y debemos tenerlo muy claro, un perro de alto nivel tiene un valor totalmente diferente al ejemplar promedio. ¿Ahora bien, entonces qué buscamos?