La cantidad correcta de alimento para tu cachorro



La llegada de un cachorro a su nuevo hogar hace que surjan muchas dudas, ya que todo es diferente tanto para el nuevo integrante como para los dueños. La alimentación es una de las principales preocupaciones que pasa por nuestra mente: ¿Cuánto alimento debo darle?, ¿Cuál es el mejor?, ¿Qué beneficios nutrimentales debe tener para esta etapa?, entre muchas otras preguntas.


Antes de llegar a estas respuestas, es importante que conozcas un poco sobre las necesidades y requerimientos básicos de tu cachorro para poder hacer la selección que más se acerque a su estilo de vida y prepararlo adecuadamente para su etapa adulta:


Suelen comer en menor cantidad que los perros adultos, pero con más frecuencia.

Asegúrate de que el plato en el que le des de comer sea de acero inoxidable, ya que si es de plástico tu cachorro lo utilizará de juguete.

Si llegas a cambiar su alimento tiene que ser gradualmente, lo recomendable es hacerlo durante cinco días, aumentando poco a poco el nuevo alimento hasta que toda la comida consista en el nuevo.


Acostúmbralo a comer siempre a la misma hora, sin que nada lo moleste, después de 30 min retírale el plato y asegúrate que durante todo el día tenga a su disposición agua fresca.


Los cachorros son muy activos y se encuentran en pleno desarrollo, por lo que necesitan más calorías de las que aportan los alimentos para perros adultos, por esto deben de recibir los nutrientes necesarios que demandan sus huesos, articulaciones y músculos en esta etapa.

La cantidad correcta que debes darle dependiendo de los meses en los que se encuentra tu cachorro son:

0 a 10 semanas: de 4 a 5 comidas pequeñas al día.

10 semanas a los 5 meses: 3 comidas al día.

5to o 6to mes: 2 comidas al día.


Detrás de cada empaque encontrarás una tabla de equivalencias donde, dependiendo del peso de tu cachorro y tamaño, podrás darle la porción que le corresponde.


Consulta siempre con tu médico veterinario cuál es la porción ya que él lo conoce mejor y le dará un diagnóstico adecuado.


Procura que después de comer, tu perro se mantenga en un lugar tranquilo para digerir bien sus alimentos, así que programa los paseos antes de comer y disfruten de juntos este momento para fortalecer su relación y encuentren una dinámica sana y divertida.

86 vistas

©2020 Editorial Delco Fergo

Whatsapp

55 1952 2347

0