Importancia de las exposiciones especializadas de la raza


Por Israel Salcedo


¿Son realmente importantes las exposiciones especializadas de raza?

Las exposiciones caninas fueron creadas a mediados del siglo XIX en Gran Bretaña. La primera exposición especializada de Bulldog fue realizada en 1859 y el primer estándar de Bulldog Inglés fue escrito en 1865 -en Londres-, por Samuel Wickens, el cual fue modificado poco a poco, ayudado por cientos de criadores hasta llegar al que conocemos hoy en día.

Las exposiciones caninas de todas las razas son evaluadas por jueces que deben tener conocimientos generales de todas y cada una de las razas que serán juzgadas. Se juzgarán de acuerdo a las características de cada raza tomando en cuenta carácter, actitud, belleza y conformación o estructura, entre otras; las cuales serán comparadas contra un patrón el que conocemos como estándar racial y el juez en turno decidirá cuál perro será -de acuerdo a su interpretación-, el que más se acerque a la perfección comparado con el estándar y no con otro perro, de esta manera se irán eliminando hasta llegar a un ganador.

El juicio de un perro al ser evaluado en una exposición será siempre subjetiva más que objetiva, ya que es valorado por la interpretación personal del juez apoyado por el estándar, norma que el juzgador deberá conocer perfectamente.

Dicho juzgamiento será hecho con la relación que existe entre el fenotipo y el adecuado tipo morfológico del perro según el respectivo estándar o norma racial.


Para que una exposición canina de todas las razas pueda llevarse a cabo debe tener por lo menos 120 ejemplares inscritos, en cambio, una exposición especializada de raza debe tener como mínimo 45 perros inscritos.


La importancia de las exposiciones caninas nos permite hoy en día disfrutar de la gran variedad de razas que se distinguen de acuerdo a su función zootécnica en muchas características distintas y podemos contar -por mencionar algunas de ellas-, que funcionan como perros guía, de rescate, de compañía, de guardia y protección, etc.

Y todo esto es posible gracias a las exposiciones y –claro-, a los criadores que siguen perseverando y mejor aún, mejorando las características de cada raza según su función zootécnica.


En una exposición especializada nos encontramos casi siempre con jueces con mucha experiencia en la raza, o en algunos otros nos encontramos con criadores de la raza en cuestión, con una carrera exitosa y dilatada experiencia.


Estas son algunas de las razones por las cuales los juzgamientos en las especializadas son más selectivos, es decir, se toman en cuenta detalles finos de la raza que en ocasiones son pasados por alto en una exposición de todas las razas.

También nos encontramos con una mayor dificultad para poder obtener los triunfos en las exposiciones especializadas, ya que en éstas nos topamos con perros que sólo compiten en este tipo de eventos y también nos hallamos con algunos otros perros que son muy buenos, que ya han terminado su carrera en pistas, pero siguen compitiendo en exposiciones especializadas por la importancia de las mismas.

La mayor importancia, sobre todo para el punto de vista de un criador, es obtener los campeonatos o triunfos en especializadas, dado que ahí fueron calificados por jueces especialistas y con mucha experiencia en la raza y esta es una manera de recibir una opinión del ejemplar y su calidad por parte de la persona que juzga, de este modo tendremos una idea de los errores que hemos cometido en la crianza así como de los aciertos, pero sobre todo darnos cuenta de lo que nos hace falta para poder mejorar a nuestros perros, ya que sabemos que no hay perros perfectos y siempre habrá algo por mejorar.


Siempre es importante la opinión de un juez especialista, porque éste tiene la experiencia y los conocimientos indicados para brindar una correcta orientación sobre los puntos en que debemos perseverar y en lo que habremos de modificar para su mejoramiento.


Siempre que se premia a un perro se ha de tomar en cuenta su salud, recordemos que no todas las personas que crían son expertos y además no cuentan con la experiencia suficiente para elegir un perro e incluirlo a su plan de crianza; entonces, si se premia a un perro con defectos graves o hereditarios estaremos fomentando la mala crianza, porque muchas personas cruzan con el perro ganador sin ser siempre el mejor prospecto para aportar o mejorar nuestra crianza; una recomendación para los criadores sin mucha experiencia es acudir a las exposiciones especializadas, bien sea a exhibir a sus ejemplares o simplemente como observadores, ya que ahí tendrán una opinión más precisa de sus perros además de poder observar ejemplares de excelente calidad y así elegir al adecuado para su hembras.

Algunos puntos que se toman en cuenta para premiar a los ejemplares en una exposición son:


  1. Aspecto general

  2. Morfología

  3. Movimiento

  4. Temperamento y actitud

  5. Estética

  6. Condición o estado de salud

  7. Balance

  8. Tipo

  9. Expresión

  10. Presencia


Por lo antes dicho podemos decir que las exposiciones de todas las razas son muy importantes, pero las exposiciones especializadas de raza toman una mayor importancia para criadores, propietarios, expositores y aficionados.


El recibir la opinión que le merecen los ejemplares a una persona experta en la raza, es de suma importancia para poder criar ejemplares apegados al estándar y seguir perseverando en las características raciales que le dan enorme sustancia, lo cual es indispensable.

126 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo