Gestación en gatas

Actualizado: may 12


Ronroneos

Helena Zulbarán. Fundadora Gato Gazzu A.C.

www.gatogazzu.org

Foto: Erika Porras


Esperar gatitos bebés puede ser una experiencia única y emocionante. No hay nada que temer, la mamá se hace cargo de todo, sin embargo, necesitará de su ayuda para estar cómoda y en caso necesario llevarla al veterinario.


Mantener la calma y apoyarla para que se relaje es importante, puedes usar aromaterapia.




Cuidados prenatales.

El cuidado prenatal es la atención veterinaria que recibe la madre durante todo el embarazo.

Debe llevarla con el médico veterinario para que conozcas su estado de salud, conocer si su gatito tiene leucemia y sida felinos para evitar la transmisión de enfermedades a los fetos.


Es importante:


  • Mantenerla en forma para el parto.

  • Evitar que se aparee durante el embarazo para prever varios padres en la misma camada y/o daño fetal.

  • Ofrecer una alimentación de buena calidad, con un alto contenido proteico, necesitará un aumento del 25 % en las últimas tres semanas de gestación.

  • Realizar ultrasonidos periódicos a partir de la tercera semana.

  • Tener al corriente su vacunación, en caso de no ser así debe consultar con el veterinario cuáles no afectarán a los fetos.

  • Mantener los tratamientos antipulgas y desparasitantes al corriente para proteger a la mamá, siempre de la mano del veterinario.

Complicaciones


Estar atento a cambios físicos y conductuales de la gata, por ejemplo:

  • Enrojecimiento de la boca, inflamación de encías, mal aliento.

  • Pérdida de apetito o peso.

  • Dificultades para comer.

  • Vómito, letargo.

  • Sangrado o flujo vaginal.

  • Aborto.

  • Preeclampsia.


Existen cuatro razones por las que el médico decidiría realizar una cesárea:

  1. La madre ha sufrido algún tipo de fractura en la zona pélvica.

  2. Problemas en partos anteriores.

  3. En gatos de razas de cabeza grande como los persas.

  4. Cuando la gata lleva muchas horas en labor de parto.

Ultrasonidos


El ultrasonido es un examen médico no invasivo que utiliza ondas sonoras para producir imágenes del feto de gato.


Sirve para saber el número de fetos, su desarrollo y posibles complicaciones.


No tiene efectos negativos conocidos en el feto ni en la madre.


¿Cómo saber que llegó la hora?

La gata estará inquieta y muy habladora. Puede ser que tenga flujo vaginal. Entra al arenero muchas veces sin que lo utilice.


No debes interferir, salvo que sea necesario.


El nacimiento


Los gatitos pueden nacer de cabeza o patitas, no es relevante.


Los gatitos nacerán en intervalos de 30 a 45 minutos.


Ponerse alerta si mueve a los bebés muy rápido sin limpiarlos, hay sangrado o tarda más de una hora.


Terminado el parto debe contar el número de placentas, debe haber una por cada gato bebé, si nota que hay menos placentas puede ser que la mamá se haya comido una y no lo haya notado, haya gemelos que compartieron placenta, pero también puede ser indicativo de que la placenta esté dentro aún.


Una vez nacidos, la mamá debe romper el saco amniótico, si ella no lo hace hay que ayudarla. Después de que nazca el bebé, la mamá naturalmente cortará el cordón umbilical.

Las camadas son usualmente de 4 a 6 bebés, cuente el número de gatitos, identifíquelos si son parecidos para que pueda monitorear su desarrollo.


Una vez que nacen, la mamá va a asearlos y alimentarlos con el calostro (primera leche que produce). Es indispensable que cualquier cachorro se alimente de calostro, además de nutrirlos de forma abundante aporta inmunoglobulinas, defensas inmunitarias que lo protegerán.

Dele tiempo a la mamá, si necesita ayuda, puede manipular a los bebés gentilmente.

Importante: si los bebés no se han alimentado en una hora puede acercarlos a las tetas para que se alimenten.


Recién nacido

El tipo de cuidado dependerá si la madre está o no presente. Si la mamá está presente, asegúrese de que estén calientitos y amamantándose. Puede saber la temperatura del gatito tocando sus patitas y punta de las orejas.


Si la mamá no está presente o no puede amamantar deberá seguir un calendario de alimentación con sustituto de leche a una temperatura de 37 -38º C. El veterinario puede apoyar con información, la lactancia es fundamental para su desarrollo.


Recuerde que los gatitos no pueden hacer del baño por sí solos, deben ser estimulados.

Gatito independiente


Antes de separar a la madre de los gatitos debemos considerar su desarrollo físico y psicológico. Sepárarlos o perder a la madre a temprana edad puede conllevar la aparición de problemas conductuales y deficiencias nutricionales.

Los gatitos deben ser separados de su madre por lo menos hasta la 12 a 13 semanas que ya sean “littermates” que es cuando los gatitos ya pueden y saben ir al arenero por sí solos.

En este tiempo su mamá les enseñará modales gatunos, los habrá destetado, sabrán cuidarse y bañarse.


Esterilizar

Esterilizar también es una opción y tiene muchos beneficios. Ayuda a prevenir las infecciones uterinas y el cáncer de mama, el cual es fatal en alrededor del 90 por ciento de los gatos. Esterilizar a su mascota antes de su primer celo ofrece la mejor protección contra estas enfermedades.

Aunque los ciclos pueden variar, las gatas por lo regular entran en celo cuatro a cinco días cada tres semanas durante la temporada reproductiva. ¡Con la intención de llamar la atención de los machos, aullarán y orinarán, algunas veces por toda la casa!


¡No utilice la excusa vieja! “Mi gata va a engordar”


La falta de ejercicio y demasiada comida harán que su gata aumente kilos extras, mas no la castración. Su gata permanecerá en forma y reluciente mientras continúe proporcionándole ejercicio y controlando el consumo de comida.

Permitir que su gata tenga crías cuando usted no tiene intención de criarlas no es una buena decisión, en especial cuando demasiados animales no deseados terminan en los refugios o en la calle.


Los animales callejeros presentan un problema real en varias partes del mundo. La esterilización y castración son un arma poderosa para reducir el número de animales en las calles. Entre menos gatitos tengas sin esterilizar podrás darle una mejor calidad de vida a los que ya viven contigo.

Cada año millones de gatos de todas las edades y razas son sometidos a la eutanasia o son abandonados en las calles. Estos altos números se deben a los embarazos no planificados que pudieron haber sido prevenidos por la esterilización. Esteriliza uno y salvarás cien vidas.

111 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo