Función zootécnica del Bull Terrier Inglés en la actualidad


Mvz Dipl. Celeste Chávez Rosales

Christian Dávila Becerra


Hola ¿qué tal? es un gusto volver a escribir para Perros Pura Sangre sobre esta raza que tanto nos apasiona. Muchas veces hemos escuchado la frase “función zootécnica de las razas caninas”, ¿cuál es el significado de estas palabras?

Bien, la función zootécnica es la actividad para la cual una raza fue creada de acuerdo a sus características físicas y aptitudes; hay perros que fueron planeados para ser cazadores, pastores, guardianes, entre otras. Como muchos saben, en sus inicios el Bull Terrier Inglés era un perro de combate, peleaba con ratas, otros perros y era también enfrentado a toros, en el siglo XIX fue llamado el “gladiador” de las razas caninas.


Pero su creador James Hinks, no solo planeó que fuera un perro de combate, si no también un perro extravagante que ganara eventos de belleza.

Siendo creado para ser un perro de lucha, en la actualidad no habría una utilidad que se le pudiera otorgar a esta raza, sin embargo, su belleza, valentía e inteligencia lo hace sumamente atractivo para ser un digno perro de compañía.


A pesar de ser un perro travieso como bien nos advierte su expresión, con esa mirada profunda que nos invita a jugar, tiene esos vestigios de lucha, que deben ser orientados a una edad temprana con una buena educación, la mayoría de los Bull Terrier desde pequeños, sacará su espíritu gladiador y tendrá intenciones de dominancia incluso sobre el propietario, pero deberemos hacerle entender cuál es su lugar, no consintiendo su comportamiento, ni celebrarlo como una gracia. Un Bull Terrier que a una edad adulta es un perro agresivo, es imposible de dominar y continuar como un verdadero perro de compañía.


Pero yéndonos a los extremos, un Bull Terrier bien educado, es demasiado confiado, noble, hasta cierto punto un poco tonto, pero con un gran corazón.


Es importante que los interesados y nuevos dueños de un Bull Terrier se informen sobre las particularidades actuales de la raza, tanto físicas como mentales y se documenten sobre como evitar características indeseables al momento de la crianza, intentando conservar ese carácter juguetón que los hace particularmente atractivos para ser los mejores compañeros.

Acostumbrar a un Bull Terrier a estar con niños, cuanto más pronto se inicie mejor, pero aún de adultos, podemos lograrlo.


Conservemos su carácter, sus colores, su energía, su curiosidad y alegría.

Ellos tienen un fuerte deseo de sentirse miembros de nuestra familia.

860 vistas0 comentarios