El corte de orejas y cola


Por Jesús Rojas


En el Schnauzer, el corte de orejas y cola era una práctica muy normal y eso caracterizaba a la raza, se realizaba principalmente para hacerlos menos vulnerables a posibles mordeduras de roedores u otro tipo de animales, cuando su principal función era combatir y controlar plagas; recordemos que el Schnauzer es un perro de trabajo, un ratonero que fue criado y utilizado con ese propósito desde sus orígenes.


Para cumplir con esas funciones, sus dueños los acondicionaban recortando las orejas y la cola, el pelo de las patas es muy denso, y el de la parte superior muy duro, la barba se dejaba crecer, todo esto era el escudo del Schnauzer a la hora de realizar su trabajo y es que no podían ser mordidos por las ratas, ya que éstas propagaban la rabia y un perro con rabia era sacrificado, esto era así de simple y por qué las orejas y cola cortas fueron una característica tan arraigada a la raza, al grado de darles personalidad y elegancia, ya que los hace lucir sobresalientes y poderosos.

Otra razón del corte de orejas, es porque el Schnauzer sufría mucho de otitis en épocas anteriores y el corte ayudaba a tener más limpio y sano el canal auditivo, mejorando de paso el estado anímico de los perros.


Todo lo mencionado anteriormente es el porqué de esta práctica y también a consecuencia de ello mucha gente notaba cuánto cambiaba la apariencia del Schnauzer al hacer esto y es que sin duda se notaban más poderosos, elegantes y que además imponían respeto dada su apariencia.

En tiempos recientes te aseguro que en zonas urbanas adquirimos un Schnauzer como perro de compañía, ya no los compramos con la intención de controlar plagas y una vacuna de rabia periódica ayuda a proteger a nuestros caninos de esto, sin embargo, en nuestras casas o departamentos los roedores son alejados al tener un Schnauzer dentro de ella, no se diga en una zona rural donde estos perros aún cumplen con esta función ratonera, su instinto es poderoso y todo aquello que parezca una rata será perseguido incansablemente por un Schnauzer, además de ser excelentes guardianes y protectores del hogar.


En épocas anteriores los perros eran considerados una herramienta del ser humano, los utilizábamos para muchas funciones, aliados en las guerras, en la caza de animales, en el control de plagas, para ahuyentar animales no deseados y mantenerlos lejos de nuestras cosechas o granjas; controlar el ganado, cuidar la casa de intrusos, entre muchas más y ellos tenían un trato de animal y se acondicionaban de forma diferente para esto.


Hoy en día a esta práctica de corte de orejas y cola se le dio un enfoque diferente, dado que como lo mencioné anteriormente, ya no los usamos tanto para cumplir sus funciones zootécnicas, ahora cumplen otras tareas dentro de nuestros hogares, funciones más simples de compañía y dejamos de ver al Schnauzer como una herramienta y lo convertimos en un integrante más de la familia, los tratamos muchas veces mejor que a cualquier otro ser humano.


Por ello han nacido grupos de gente que protesta contra el corte de orejas y cola haciendo énfasis a que es mutilación innecesaria y de alguna manera tienen cierta razón. ¡Pero caramba! ¿Cuánta gente se opera el cuerpo para lucirlo más bello? Y sufres lo mínimo porque también las técnicas y medicinas de hoy en día son de vanguardia. En fin, diferentes formas de ver el tema, cada uno tiene criterio propio y debemos respetar la libre expresión y aceptar las decisiones de los demás. En algunos países tienen prohibido por ley esta práctica y en algunos otros está en proceso de ser una ley.


Su servidor Jesús Rojas, como criador de Schnauzer miniatura, reconozco el porqué se hacía esto, hoy en día también promuevo el ya no llevar a cabo dicha práctica evitando un dolor innecesario, pero también me derrito al ver un Schnauzer acondicionado y al final soy imparcial en el tema.

Cuando la Federación Canófila Mexicana por indicaciones del organismo rector en el plano internacional, la Federation Cynologique Internationale, determinen la prohibición respectiva al citado corte de orejas y cola, y que además esté prohibido por ley en nuestro querido México, indudablemente extrañaré muchísimo esa expresión tan hermosa, elegante e imponente de un Schnauzer acondicionado para el trabajo, del cual me enamoré desde que tengo uso de razón. Por otro lado, está el Schnauzer de tiempos actuales de iguales características, pero con una expresión más tierna y dulce.


Sin menospreciar cualquier otra raza, ya que todas son fascinantes e interesantes, el Schnauzer miniatura completo o acondicionado, es mi raza favorita y para mí ¡una de las mejores razas del mundo!

31 vistas0 comentarios