El cachorro Husky Siberiano

Actualizado: hace 3 días


Por. Lic. Desiree Flores


Cada vez que alguien me pregunta ¿cómo son los cachorros siberianos? vienen a mi mente todas las aventuras que he vivido y todo lo que he disfrutado con cada uno de mis perros en esa increíble etapa. Como todos los cachorros, los Husky Siberiano son juguetones, traviesos y destructores, es un mito pensar que las crías de Husky son más destructoras que las de otras razas sólo por el hecho de ser huskies; y es que muchas personas tienen la idea que los siberianos son terribles destructores, ruidosos y muy difíciles de entrenar. A lo largo de mis años criando esta hermosa raza, observándolos y conviviendo con ellos, algo que me ha quedado claro es que todos esos problemas de comportamiento radican en los dueños e incluso hay otras razas de perros que cuando cachorros son aún más complicadas.


Y es que para poder tener un Husky debemos leer y aprender mucho sobre la raza, estar conscientes de sus necesidades y de sus raíces, que explicarán mucho de su comportamiento.

El Husky Siberiano es un perro gregario, esto quiere decir que es un perro de manada, integrada por otros perros o por la familia en sí. Lo que se traduce a que no lidia bien con la soledad, entonces, cuando llevamos un cachorro siberiano a nuestro hogar, lo primero que debemos suponer y comprender es todo ese estrés por el que seguramente estará atravesando al encontrarse lejos de su manada y de todo lo que ha conocido. Pero además estaremos conviviendo, muy contrario a lo que muchas personas piensen, con un perro de suma inteligencia, un perro que además nos verá como sus compañeros, no como sus amos. Y es aquí donde realmente el Husky Siberiano se diferencia de otras razas y lo vuelve un reto para convivir y entrenar. Pero hablemos específicamente sobre los cachorros, espero tener la oportunidad en otros artículos de ahondar más sobre la raza.


Los cachorros del Husky Siberiano poseen una belleza particular y como todas las crías, una “sobredosis” de ternura, son -como ya lo mencioné- muy inteligentes, pero a la vez terriblemente necios y es aquí donde muchos dueños y entrenadores confunden esta necedad con poca inteligencia, los métodos tradicionales de entrenamiento jamás funcionarán para un cachorro Husky Siberiano.


Es completamente normal que el cachorro duerma mucho, no debemos preocuparnos, es pequeño y su vida en temprana edad se centrará en comer, dormir y explorar su alrededor, conforme comience a sentirse cómodo hará lazos afectivos y aprenderá a jugar, aquí debemos ser cuidadosos con lo que le enseñemos y le permitamos hacer, porque después muchos dueños se quejan de que sus cachorros mayores no dejan de morderlos, pero no se dan cuenta que ellos mismos enseñaron y, sobre todo, premiaron este comportamiento, porque cuando estaba un poco más chico le permitían pequeñas e “inofensivas” mordiditas que eran muy divertidas. Por ello los juegos deben ser inteligentemente seleccionados, recordemos que estamos ante una versión hermosa y muy tierna de un pequeño “velocirraptor”.


Los juegos con juguetes siempre deben ser bajo supervisión, porque puede llegar un momento en que se conviertan en destrucción y esto último debemos prevenirlo y, en su caso, corregirlo, no sólo por comportamiento sino por salud, ya que si llegan a tragar algún componente del juguete es posible que estén ante una emergencia médica. Para corregirlos no es recomendable recurrir a la vieja escuela para entrenarlos, lo ideal es que puedan contactar un entrenador certificado y actualizado en métodos de entrenamiento y qué mejor si tiene experiencia en siberianos.


Cuando el nuevo cachorro llega a casa debemos tratar de no provocarle estrés adicional al que ya de seguro tendrá. No debemos cambiar el alimento al que esté acostumbrado, deberán pedir al criador la marca, tipo (de preferencia croqueta) y nombre del alimento, la cantidad, rutina y, de ser posible, una pequeña cantidad como muestra, pues además el Husky es una raza de perro que podría sufrir del síndrome de mala absorción, lo que significa que no todos los alimentos le caerán bien y cualquier cambio se verá reflejado en una terrible diarrea. Los cambios de alimento siempre deberán ser graduales y debemos cuidar la calidad de los ingredientes.


Es muy importante cuidar la salud de nuestro cachorro, pues su sistema inmunológico aún no tiene toda la información necesaria. No es recomendable sacarlos a lugares públicos ni a la calle en general si su cuadro de vacunación no está terminado, pues es muy probable que adquiera una enfermedad viral que terminará en un triste y terrible escenario para todos; asimismo, asegúrate que el criador te dé una cartilla actualizada en vacunas y desparasitaciones aplicadas por un veterinario.


El desarrollo de los cachorros siberianos es mejor si le proporcionamos espacio y tiempo para juegos, siempre digo que los cachorros sanos a los cuales se les dedica tiempo son increíbles perros por toda su vida. Si tu idea de tener un Husky es que por bonito lo tendrás confinado a un patio, terraza o jardín, mejor no lo tengas, pues un siberiano es un perro que como ya dije no lidia bien con la soledad, sin ser perros falderos o encimosos, son de los que disfrutan mucho de la compañía. He visto a muchos de mis cachorros convertirse en perros realmente ejemplares. Y como ya dije, todo radica en el tiempo que se esté dispuesto a invertir en ellos y en los dueños. Increíbles huskies pertenecen a increíbles dueños.


Todos los cachorros adoran jugar y ejercitarse, pero no todas las actividades les gustan igual. No pretendan que el Husky ame ir por la pelota, esta es una actividad que muchos dueños quieren inculcar a sus huskies, pero es una actividad que en el 90 % de los casos fracasa. La razón es sencilla y simple, no está en su naturaleza. De 10 huskies a sólo uno le gustará ir por la pelota.

Antes de pensar en tener un Husky Siberiano, piensa que es un perro de trabajo que además te pedirá que cambies muchas cosas en tu rutina, los cachorros no podrán salir a correr a temprana edad, pero esta una de las actividades que más disfrutará y amará cuando sea mayor, porque para eso es que fueron creados, jugar con él a las correteadas y todo lo que implique correr es una muy buena opción durante su desarrollo. Deberás tener mucho cuidado con las puertas, porque son perros que saldrán corriendo si tienen la oportunidad y no porque no te aprecien sino porque correr es lo que más disfrutan en la vida y para cuando se den cuenta que están lejos de ti, estarán perdidos. El siberiano es un perro con un alto índice de extravíos y abandonos por igual.


Son grandes artistas del escape, por lo que deberás tener designado antes de la llegada del nuevo cachorro a casa, un lugar seguro y a prueba de escape para su recreación, ya que recomiendo altamente que al menos durante los primeros días de adaptación al nuevo hogar, el lugar para dormir sea uno donde tenga contacto visual con alguien de la familia o que duerma acompañado, si es que no queremos tener una escandalosa y estresante noche.


El Husky es una raza maravillosa, son amables todo el tiempo, tiernos con los niños, juguetones, amorosos, extremadamente divertidos y siempre dispuestos, disfrutan mucho de actividades al aire libre, pero también de largas tardes de películas siempre y cuando estén acompañados. Desde cachorros son ocurrentes y muy expresivos; aprenden muchas cosas con facilidad. Si has leído todo lo anterior y estás dispuesto a tener un compromiso por mínimo 14 años de tu vida, el Husky Siberiano es una increíble elección de la cual nunca te arrepentirás.

26 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo