DIEZ RAZONES PARA COMPRAR UN CACHORRO DE UN CRIADOR


Cuando uno toma la decisión de adquirir un perro de raza pura como miembro de su familia, encuentra que hay tantas opciones para hacerlo que puede ser abrumador. Quisiera aprovechar esta oportunidad para comentar que la mejor opción es adquirir siempre al cachorro de un criador responsable de la raza. A continuación enumeraré diez razones para comprar un cachorro de un criador:


1. Combinar bien la raza con el estilo de vida del dueño.

La primera ventaja y probablemente la más importante, es saber si la raza se va a acoplar con el estilo de vida de los dueños. Una familia con niños chicos necesitará una raza tranquila y paciente, una pareja mayor requerirá una raza de poco ejercicio; finalmente, una persona muy activa un perro con la misma vitalidad. El criador podrá ayudar a dar información sobre la raza y recomendar si es la adecuada para ellos.


2. Tener información sobre el cachorro.

Al tener una raza en mente y luego de contactar al criador, uno debe allegarse toda la información posible sobre el cachorro. Es importante conocer a la madre y si se puede a los dos padres mejor, para ver cómo son físicamente y en su temperamento. También es importante ver el ambiente donde creció y así saber que fue adecuado para su sano desarrollo.


3. Saber que fue una camada planeada.

Los criadores están muy orgullosos de sus cachorros y buscan cuidadosamente hacer cruzas entre perros que van a producir hijos sanos, bonitos y buenos ejemplares de la raza. Conocen y estudian los pedigríes para buscar siempre una mejora en lo que producen, de igual manera hacen pruebas a los padres para asegurar que no padecen enfermedades genéticas. Todo esto ayuda a asegurar que el cachorro va a llegar a ser un perro adulto con todas las características esperadas.


4. Recibir el mejor cuidado durante su desarrollo.

Los cachorros tienen etapas críticas de sociabilización, la más importante va de las dos semanas de nacido y hasta los cuatro meses. El cuidado que reciben durante este periodo es primordial para su sano desarrollo, pues sin ello no llegarán a crecer como adultos emocionalmente estables. Normalmente los cachorros se entregan a los nuevos dueños a las ocho semanas de edad y por ello esos dos primeros meses son de suma importancia. De esa manera, el nuevo dueño podrá continuar con la sociabilización adecuada del cachorro.


5. Escoger el mejor cachorro de la camada.

En cada camada hay también variación de temperamento en los cachorros. Hay unos dominantes, otros más activos y algunos tímidos. El criador los conoce bien y podrá ayudar a que el futuro dueño escoja el que mejor se adapte a sus necesidades.


6. Recomendaciones importantes.

El criador podrá recomendar a los nuevos dueños la alimentación específica para la raza, así como a los entrenadores y veterinarios adecuados.


7. Cuidados específicos.

Cada raza tiene necesidades diferentes en cuanto a baño, cuidado del pelo y dientes. A la vez, también tiene problemas genéticos potenciales. El criador podrá informar al nuevo dueño todas estas especificaciones.


8. Consejo y orientación durante la vida del perro.

Al comprar un perro de un criador, el nuevo dueño podrá contar con la asesoría experta del criador ante cualquier inquietud referente a su mascota.


9. Comprar un perro similar.

En caso de que el dueño se decida por otra raza similar, podrá acudir al criador quien lo podrá orientar y/o recomendar con otros criadores de distintas razas.


10. Comprar un cachorro de calidad de exposición.

Si el potencial dueño tiene más aspiraciones para su perro que la de ser sólo una mascota, el criador puede venderle un cachorro de padres campeones en belleza, obediencia o algo más específico de la raza (cacería, ovejeros o de guardia y protección). El contar con dicha información le ayudará a encontrar al mejor cachorro con las cualidades para la tarea o deporte en el cual le gustaría que él participara.


Tener un buen perro que se adapte con el estilo de vida de su dueño es un verdadero placer, contrariamente al tener uno que irrumpe constantemente. Estos perros pueden incluso llegar a ser abandonados y/o regalados.


En conclusión, un perro que crece en un ambiente favorable, vivirá muchos más años y los costos de su manutención serán menores y, por lo tanto ¡tendrá un dueño feliz!.

0 vistas

©2020 Editorial Delco Fergo

Whatsapp

55 1952 2347

0