Diez consejos para llevar a tu gato al veterinario


Existe la creencia de que los gatos son más independientes y por lo tanto son más saludables que otras mascotas, pero esto no es real, cada especie necesita un cuidado diferente y los gatos no son la excepción, debes tener mucha atención en el comportamiento de tu gatito y visitar a su veterinario de manera periódica como forma preventiva para que tu gato viva una vida larga y saludable.


Es importante que conozcas a tu gato, observa su comportamiento éste puede ser un signo de malestar. Pero no entres en pánico, lo mejor es siempre acudir a tu médico veterinario ante cualquier sospecha de enfermedad para realizar el diagnóstico necesario en temas de salud. Con las visitas regulares a tu veterinario podrás detectar enfermedades de forma temprana, evitando un mayor riesgo.


La MVZ Fabiola Rocha, gerente de comunicación científica para Royal Canin México recomienda visitar al veterinario mínimo una vez al año para revisión, refuerzo anual de vacunas y desparasitación, cada 6 meses para mantener la salud y bienestar de tu gatito. Es importante que si eres tutor de un gato sepas que es probable que la visita al veterinario le cause estrés y sea compleja.


Por lo que te compartimos estos diez consejos para hacer de esta visita un momento tranquilo para tu gato:


  1. Cuida la elección de la transportadora: Utiliza una transportadora solida y con buena estabilidad, que cuente con una abertura por donde puedas darle apoyo a tu gato para calmarlo.

  2. Acostúmbralo a la transportadora: Usar la transportadora dentro de tu hogar para varias actividades hará que tu gatito no la asocie solamente a la visita con el veterinario, prueba colocándola sin tapa en una habitación con algunos juguetes para que disfrute entrar.

  3. Introduce a tu gatito con cariño: Si se rehúsa a entrar, envuélvelo en una toalla y de ser posible abre la transportadora, el punto es que no padezca este proceso, si no lo relacionará como algo negativo.

  4. Entre menos estímulos reciba dentro de la transportadora mejor: Los colores, las luces pueden ser estresantes para tu mascota, por eso durante el recorrido cubre la transportadora con una manta.

  5. Elige una clínica totalmente acondicionada: hay clínicas con lugares especiales para los felinos, de no contar con este espacio, mantenlo alejado de las otras mascotas.

  6. Coloca la transportadora en una zona elevada: Es lo que tu gatito haría como parte de su instinto natural, ya que los felinos se sienten más seguros de ese modo pues desde ahí pueden observar toda la habitación.

  7. Acostumbra a tu gatito a las visitas recurrentes con el veterinario: Si realizas más visitas es mejor, ya que identificará el espacio y no lo verá como una amenaza.

  8. Mover lo menos que puedas la transportadora: en el trayecto de la casa al vehículo, se lo más cuidadoso que puedas, para que se mantenga tranquilo, de regreso hazlo igual.

  9. Hablando del trayecto: siempre acomoda la transportadora de forma que quede lo suficientemente estable para que se sienta seguro, recuerda cubrirla una vez que esté fija.

  10. Dale la bienvenida a casa con calma: déjalo que respire, que se relaje, que poco a poco vaya sintiéndose a gusto de vuelta en su hogar. Si tienes más gatos, mantenlo en el interior de la transportadora durante varios minutos hasta que el resto lo reconozca y así evitar estrés y peleas.

No olvides que los gatos son expertos en ocultar su malestar por su instinto de supervivencia, por lo que llevarlo al veterinario te ayudará a prevenir enfermedades comunes y la mejor forma de demostrarle tu amor es mantenerlo sano y feliz.

68 visualizaciones0 comentarios