top of page

Cuidados del Bulldog Francés


Por Héctor Nava y Gabriela Esparragoza


El Bulldog Francés es un perro de raza pequeño y robusto con una gran personalidad. Tiene orejas grandes y hocico chato que le dan una apariencia muy peculiar. En los últimos años se ha convertido en una de las razas más populares. Es importante resaltar que a pesar de su tamaño son muy fuertes, sin embargo, debido a su anatomía única, requiere cuidados especiales para mantenerse saludable y feliz. En esta guía completa de cuidados para el Bulldog Francés compartiremos algunos puntos importantes que necesitas saber para brindarle a tu mascota el mejor cuidado posible para mantenerlo en las mejores condiciones y garantizarle una vida larga y plena.


Vacunación del Bulldog Francés

La vacunación de tu Bulldog Francés desde cachorro es muy importante para estar siempre protegido ante muchas enfermedades al igual que nos ocurre a los humanos. El proceso se inicia a las seis u ocho semanas de edad y posteriormente se aplican con intervalos de dos a tres semanas cada una. Consulta con tu médico veterinario cuál es el esquema de vacunación que te recomienda, ya que puede variar dependiendo de la zona o ciudad donde te ubiques. Posteriormente, se recomienda el refuerzo anual de la vacuna polivalente y contra la rabia.


Desparasitación interna

Todos los perros necesitan ser desparasitados y el Bulldog Francés no es excepción; se recomienda implementar un programa estratégico de desparasitación, cuyo programa se realiza administrando un tratamiento cada 15 días que inicia a las dos semanas de edad y hasta los tres meses, se continúa con un tratamiento mensual de los tres a los seis meses, repitiendo las desparasitaciones cada tres meses para perros adultos.


Es importante que de vez en cuando observes las heces de tu Bulldog Francés por si tuviese parásitos y habría que darle un tratamiento más fuerte, siempre recetado por el veterinario. En tu clínica veterinaria podrás encontrar todo tipo de desparasitantes internos, normalmente con formato de pastilla en este caso, que puedes mezclar con un poco de comida para dárselo fácilmente.


Desparasitación externa del Bulldog Francés

La desparasitación externa de un perro normalmente viene condicionada por el cambio de estación que provoca un cambio climático y favorece que haya más o menos parásitos en el ambiente y en el entorno de tu Bulldog Francés como son las pulgas, las garrapatas y los mosquitos que trasmiten enfermedades en muchos casos muy graves.


Deberías proteger a tu “frenchie” con antiparasitarios externos de forma mensual. Existen diferentes tipos como collares, champús, pipetas y collares. Las pipetas, los champús y los sprays tienen una duración inferior a los collares que duran más meses, pero a veces combinarlos puede ser una buena prevención para proteger a tu perro de los parásitos. Tu veterinario te indicará en qué dosis debes ponerle las pipetas en función del tamaño, peso y edad del perro.


En caso de que tu bulldog francés haya cogido pulgas o tenga alguna garrapata lo mejor que puedes hacer es llevarle primero al veterinario para que te recomiende el tratamiento adecuado. Para prevenir, por ejemplo, en verano, que es cuando encontramos más pulgas y garrapatas por el calor y la humedad, los paseos por el parque o el campo son zonas donde puede adquirirlas fácilmente.


Alimentación del Bulldog Francés

El Bulldog Francés, como la gran mayoría de los perros, necesita una alimentación equilibrada. Existen numerosos tipos y marcas de alimentos específicos para la raza. Te recomendamos que uses uno súper premium o de buena calidad. Los bulldogs en general, son una raza que tiende a engordar debido a su forma física y a que no son perros atléticos precisamente. En función de la edad, el Bulldog Francés necesitará una cantidad concreta de comida, se recomiendan 200 gramos al día, lo adecuado es dividirla al menos en dos veces al día, para que facilite su digestión, ya que tienen muchos gases. Es muy importante cuidarles el peso, lo recomendado en hembras es de 8 a 13 kg y en machos de 9 a 14 kg, ya que si engordan pueden tener serios problemas de salud.


Por otro lado, son perros con un estómago sensible, por lo que también debes evitar darles comida que no sea la suya propia, es decir, no darles comida humana y mucho menos los restos de tu comida. También evitar que coman cosas en la calle, ya que tienden a vomitar cuando algo les cae mal en el estómago.  Un poco de pavo bajo en grasas o un trocito de sandía, (¡esto les encanta!) de vez en cuando no pasa nada siempre que sean alimentos permitidos para perros y no alimentos peligrosos para ellos.


Puedes darle moderadamente premios para consolidar su adiestramiento, pero sin exceder la cantidad indicada. Algunos bulldogs necesitan una dieta concreta no sólo por cuidar su peso, sino por el tema de alergias, el veterinario te indicará cuál es el indicado para el tuyo. Si decides cambiar de alimento, te recomendamos que lo hagas gradualmente, es decir, mezclando el nuevo con el anterior, ya que a veces no sienta bien a sus delicados estómagos.


El aseo del Bulldog Francés es más sencillo de lo que parece

Los cuidados adecuados de la piel y el pelaje de un Bulldog Francés son esenciales para mantenerlo saludable y con un aspecto radiante. Una de las preguntas más comunes que los propietarios se hacen es: ¿cuántas veces debe bañarse un Bulldog Francés?


La frecuencia de los baños para un bulldog francés puede variar según varios factores, como el estilo de vida del perro, el entorno en el que vive y las necesidades individuales de su piel. En general, se recomienda bañar a un Bulldog Francés aproximadamente una vez al mes. Su pelaje es corto y fino y no requiere lavarse con frecuencia. Al contrario, los baños demasiado frecuentes pueden debilitar la barrera cutánea y favorecer la aparición de enfermedades cutáneas caninas incluso llegar a alterar el propio pH de su piel. Por otro lado, bañarlo muy poco puede resultar en un pelaje sucio y con mal olor.


Es muy importante que después del baño retires el exceso de agua con una toalla y posteriormente secar apoyado con una secadora de aire tibio para no dejar humedad.


Además de bañar a tu Bulldog Francés regularmente, también es importante seguir algunos consejos para el cuidado adecuado de su piel y pelaje:


Pelaje

Debe cepillarse como mínimo una vez a la semana para eliminar el pelo muerto. También es una buena oportunidad para asegurarse de que no haya pulgas u otros parásitos. No es necesario lavarlo con demasiada frecuencia, es mejor utilizar un cepillo de cerdas suaves o un guante de goma para cepillarlo.


Orejas

Quizás esta es una de las partes más importantes, ya que, al tener unas orejas tan grandes y abiertas, les entra bastante suciedad, y si no estás pendiente pueden presentar otitis u otros problemas de oído. Debes revisarle las orejas por lo menos cada dos semanas y si es necesario, limpiarlas. Además, cuando se rascan se meten aún más suciedad.


¡Nunca introduzcas nada en sus oídos! Hay productos de limpieza que puedes encontrar fácilmente en cualquier tienda de mascotas para que puedas limpiarlos con mucho cuidado  El enrojecimiento, la picazón o el mal olor a menudo son signos de una infección, como una otitis canina.


Ojos

La limpieza de los ojos no debe descuidarse. Para llevarla a cabo, hay que pasar suavemente un algodón con agua purificada y después secar bien. Esta limpieza es una buena manera de asegurarse de que tu perro esté libre de enfermedades oculares. Los ojos enrojecidos, con lagaña o llorosos, pueden indicar la presencia de conjuntivitis.


Cara

El Bulldog Francés es bien conocido por los pliegues y arrugas simétricos de su cara. Éstas deben limpiarse semanalmente con un paño suave y húmedo y posteriormente secar bien y con suavidad.


Ejercicios y juegos para el Bulldog Francés

El Bulldog Francés no destaca precisamente por ser un perro atlético, pero esto no quita que sea un perro activo, ágil y juguetón. Como cualquier perro necesita su tiempo de ejercicio no sólo por salud sino también para su felicidad y para quemar energía, ya que disfrutan de salir de paseo, descubrir cosas nuevas, nuevos olores, conocer otros perritos, etc.


Como ya hemos comentado anteriormente no es un perro de caza o de carreras ni de grandes esfuerzos físicos, pero sí es muy importante su actividad diaria, para que su salud no se deteriore. Con 20 o 30 minutos diarios es más que suficiente.  Se cansa rápidamente, por lo que nunca debes forzarle a hacer ejercicio y tener especial cuidado en las épocas de más calor ya que pueden sufrir fácilmente un golpe de calor.


Si tienes en mente adquirir un Bulldog Francés o ya tienes uno debes tener claro que lo más importante es dedicarle mucho tiempo y cariño.


Esperamos que esta guía completa de cuidados para el Bulldog Francés haya sido útil y hayas encontrado toda la información necesaria para garantizar el bienestar y la felicidad de tu adorable mascota.

105 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page