top of page

Cosas importantes a considerar, antes de la llegada de nuestro nuevo integrante de la familia.


Por MVZ César Miguel Delgado Contreras cesardelgado@fcm.mx 


Cuando estamos por recibir nuestro cachorro de parte de alguno de los muchos criadores registrados en la Federación Canófila Mexicana, AC. (FCM), es muy importante tomar varias consideraciones para evitar cualquier tipo de problema o contratiempo relacionado con este proceso en la entrega completa del cachorro.


Lo primero que se debe hacer es tomar en cuenta que el adquirir un cachorro, representa una gran responsabilidad, la cual durará muchísimos años, por ende, es muy relevante considerar diversos factores antes de hacernos de un perro, ya que suelen ocurrir situaciones que no se tenían contempladas y en la mayoría de los casos, se transforman en problemas, los cuales se pudieron evitar con el simple hecho de haber analizado todo en su conjunto, antes de tomar la decisión de recibir a un nuevo integrante de la familia en casa.  Pero bueno, ese no es el tema que nos ocupa en esta ocasión, por lo tanto, obviaremos esta parte en donde supondremos que se tienen todos los elementos necesarios para que la estancia de por vida del nuevo cachorro, se vea envuelta de mucho cariño y cuidados, y por supuesto, siempre velando por las condiciones óptimas de bienestar y salud en todo momento.


Ahora bien, hablando un poco de la parte oficial, es sumamente importante recibir el cachorro al mismo tiempo que su pedigree o cualquiera de los registros que la FCM emite, parecería exagerado hacer esta recomendación o quizá no le vemos mayor complicación que dicho documento lo entreguen posteriormente, porque además de todo, nuestra atención está enfocada sólo a recibir al nuevo cachorro, y esos temas oficiales pueden pasar a segundo plano; pues no, resulta sumamente importante que la sea entregado a usted ese documento justo al mismo tiempo que le están entregando el cachorro, en primer lugar, porque así podrá comprobar que su cachorro realmente cuenta con un registro oficial emitido por la FCM; eso lo puede corroborar por medio del tatuaje que tiene el perro en la ingle derecha, y ¿qué es lo que tiene tatuado el cachorro? Se trata del número de registro que la FCM le proporcionó, dicho número acompañará toda la vida a ese cachorro y además aparece en el documento de registro oficial.


En el documento de registro existe un apartado que se llama “Observaciones” en el cual usted debe revisar si existe alguna anotación referente al nuevo cachorro, como por ejemplo problemas como: criptorquidismo uni o bilateral, o bien, otro tipo de alteraciones como: albinismo, algún color prohibido, ojos de algún color no permitido o alguna otra característica que amerite estar anotado en ese apartado, con en único objetivo que quien está recibiendo ese cachorro, no sea sorprendido con el paso del tiempo.


Situación también muy importante, es revisar que el documento de registro que le entregaron esté firmado por el propietario oficial en el reverso, justo en el apartado donde dice: “Propietario”. Ya que, si ese documento no presenta esa firma, no será posible realizar el trámite para cambiar de propietario (a usted) ese perro ante la FCM, y por lo tanto, de manera oficial seguirá perteneciendo a la persona anterior y usted, quien sí es el nuevo propietario, no podrá hacer nada de trámites con su perro. Suele suceder que cuando se está experimentando la emoción de recibir al cachorro, no tomemos en consideración este importante punto y una vez que transcurre el tiempo sin haberse realizado el cambio de propietario y cuando por fin nos llegó el interés de poner los documentos en regla, o bien, ya nuestro cachorro llegó a la edad de reproducirse y se requieren de esos documentos, es cuando revisamos el tema del cambio de propietario que nunca hicimos, y es aquí donde pueden surgir varios problemas por el hecho de no haber cambiado ese documento a su nombre desde antes, como por ejemplo: el propietario que les entregó el cachorro, ya no está localizable por la razón que sea, por ende, no puede firmarles el documento, y tampoco es posible solicitar la reposición por uno nuevo, y mucho menos cambiarlo a su nombre, puesto que forzosamente se requiere de esta firma de quien para la FCM sigue siendo el propietario oficial, en varias ocasiones hemos recibido en la FCM comentarios como: “pero porqué no puede hacer el cambio si soy el propietario oficial de ese ejemplar, cuento con las capturas de pantalla y los comprobantes de pago que lo respaldan” en estos casos no es tan sencillo proceder con ese tipo de evidencia, puesto que de ninguna manera podemos asegurar que no hubo alteraciones en esas imágenes y con ello no queremos decir que todos actúen de mala fe, pero como si ha ocurrido, la FCM se tiene que proteger de esas situaciones, al fin y al cabo por eso existen los procesos oficiales y protocolos.


Se han llegado a presentar casos en donde el criador que entregó el cachorro, no hizo la correspondiente entrega del pedigree o registro al mismo tiempo que el cachorro, y pasan los días, meses y años, en donde ya no localiza el documento, y es cuando surge la necesidad de realizar algún trámite y cuando se enteran del costo del duplicado comienza el problema de saber quien pagará por ese documento, donde muchas veces el criador no aceptar cubrir ese costo y trata de hacer que el propietario lo cubra y si éste no está de acuerdo, surge otro inconveniente, que se pudo evitar haciendo ese cambio de propietario de manera inmediata.


Cabe hacer mención que cada uno de los registros contiene en e reverso la leyenda de que ese documento debe ser transferido de manera inmediata para que tanga validez y es que otra de las cosas que suele ocurrir, es iniciar en las competencias caninas con sus perros, pero no se han realizado ese cambio de propietario, los títulos del perro salen a nombre del propietario oficial (el que aparece en sistema) y no es extraño que se hagan reclamaciones por esta razón, hasta que se les explica que mientras no hagan el cambio de propietario, ese perro sigue siendo propiedad de quien aparece en sistema y no del real poseedor. 


Resulta muy importante considerar que el pedigree o alguno de los registros que se emiten en la FCM son documentos oficiales que sirven para demostrar la propiedad oficial del perro, es decir que ante las autoridades, ese es un documento válido que demuestra la propiedad de dicho perro, por lo tanto, alguno de los propietario que vendieron ese perro, si malintencionadamente quisiera reclamar a su perro, lo podría hacer, claro en este caso ya participarían otras instancias legales, pero sin duda, se podrían meter un conflicto innecesario en caso de que se realice el cambio de propietario correspondiente.


Para realizar este cambio de propietario en la FCM no es nada complicado, hay varias formas de hacerlo, una de ellas es acudir directamente a las oficinas de la FCM, ubicadas en la calle Zapotecas 29, colonia Tlalcologia, en la alcaldía Tlalpan, en la Ciudad de México, CP. 14430. En un horario de 9:00 a 14:00 y de 15:00 a 18:00 horas y los sábados de 9:00 a 13:00 horas, solo basta presentarse con el documento original endosado en el reverso y con los datos del nuevo propietario claramente escritos en los apartados que aparecen al reverso, realizar los pagos correspondientes y esperar el documento por alrededor de una hora. Otra forma de realizar el trámite es enviar el documento por algún servicio de mensajería express, los cuales suelen tomar mucho menos tiempo que los servicios tradicionales, se debe adjuntar la copia del pago, el cual se puede hacer por medio de transferencia o depósito, el documento debe ser el original y debe venir debidamente lleno y con las firmas correspondientes, en este caso se debe considerar adicionalmente el costo del envío de regreso del documento. Lo precios lo pueden consultar en la sección de Trámites en nuestro sitio www.fcm.mx 


Una tercera opción para realizar este trámite de cambio de propietario, es por medio de un médico veterinario inspector de la FCM a quien se le puede entregar el documento original debidamente firmado y lleno, además del pago, él se hará cargo de hacer llegar este registro a la FCM y posteriormente entregárselo a usted, cabe resaltar que los costos por hacer este trámite con el MVZ Inspector de la FCM son los mismos que están publicados en la página de la FCM en la sección de Trámites: www.fcm.mx 


Recapitulando, para evitar cualquier tipo de contratiempo o problema con el registro de su perro, es muy importante realizar correctamente el cambio de propietario, para que cuando llegue el momento, no tengamos que estar pasando malos ratos, sino una tranquilidad de haber realizado todo este proceso en tiempo y forma, lo cual siempre será lo más recomendable. En caso de que tenga alguna duda sobre cómo realizar su trámite ante la FCM no dude en escribir o llamar, el personal le atenderá con mucho y usted podrá realizar su trámite de manera oportuna. Que disfrute mucho de su nuevo cachorro y que tengan un larga y feliz vida juntos, que al fin de cuentas, es lo más importante.

18 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page