top of page

Correcta presentación de un Bulldog Inglés


Por Sergio Gómez Suárez | Manejador Profesional


Proceso para manejo en pistas de belleza y conformación canina:


Les quiero compartir de mi experiencia como manejador profesional de la raza Bulldog Inglés, el proceso de acondicionamiento y entrenamiento que es recomendable seguir.

Como principal punto les comento que los eventos en los cuales participamos están denominados como exposiciones de belleza y conformación canina, en donde principalmente el juez observa las características fenotípicas de cada ejemplar y premiará al ejemplar que más se apegue al estándar de perfección racial que corresponde, no sin descuidar los aspectos de salud, estética y acondicionamiento, por lo cual debemos preparar a nuestros ejemplares para cubrir estos puntos y luzcan de la mejor forma posible.

En mi experiencia, lo primero que debemos observar es que el ejemplar esté apegado al estándar de la raza, que cuente con evidente salud, carácter, que su condición física y estética sea la óptima, para que podamos obtener el mejor resultado posible.


Punto uno. Les recomiendo ganar la atención de su ejemplar premiándolo cada que se dé este comportamiento (quiero decir que le llamemos por su nombre o dar la orden como atención, show, etc.) y cuando nos volteé a ver vamos a premiarlo, ya sea con comida o con un juguete, de esta manera el comportamiento tiende a repetirse.


Punto dos. Cuando logremos que nuestro ejemplar nos voltee a ver a la orden de atención, entonces vamos a caminar con él, esto debe ser siempre con el ejemplar de nuestro lado izquierdo, vamos a avanzar con pasos cortos de tal forma que el pecho de nuestro ejemplar no rebase nuestra rodilla, de esta forma el perro se va a ir acostumbrando a la posición y velocidad que nosotros le indiquemos, daremos sólo unos cuantos pasos avanzando unos cuatro o cinco metros y regresaremos sobre el mismo eje. (En caso de que nuestro ejemplar salga muy rápido debemos repetir el ejercicio y daremos una corrección auditiva con un “no” para evitar que salga con tanta energía) cada que nuestro ejemplar haga el ejercicio correctamente se debe premiar, el premio se debe dar dentro de los primeros tres segundos de haberse dado el comportamiento que queremos, después de este tiempo ya no sería premio por el trabajo o comportamiento logrado.

Punto tres. Una vez que logremos vaya a nuestro lado izquierdo, vamos a caminar en zig zag para lograr que tenga mayor atención hacia dónde vamos; lo mismo que en el ejercicio anterior, al lograr el comportamiento que queremos lo debemos premiar.

Punto cuatro. Logrado el ejercicio anterior pasamos a caminar con nuestro ejemplar en forma rectangular, o formando un cuadrado, dando diferentes velocidades en este ejercicio, sobre todo en el momento de las vueltas que siempre serán hacia la izquierda.


Punto cinco. Si contamos con rampa vamos a acercar a nuestro ejemplar para que conozca este elemento, una vez que la identifica, vamos a estimular con sus juguetes o premio de comida para que vaya subiendo poco a poco y en el momento que logra subir la cúspide, debemos premiarlo efusivamente, pues ellos al estar en una superficie en alto pierden seguridad (cosa que no queremos). Le enseñaremos a bajar de la rampa de igual forma, estimulándolo con un juguete o comida. Repetir el ejercicio hasta que este se vuelva común en nuestro ejemplar.


Punto seis. Empezaremos a posar a nuestro ejemplar. Este ejercicio es uno de los más complejos, ya que los ejemplares, al sentirse a gusto y alegres por estar con nosotros tienden a jugar y moverse demasiado buscando que los acaricien. En este ejercicio debemos tener mucha paciencia. Debemos colocar el collar de control en la posición correcta y sujetar firmemente (sin ahorcamiento); repetir la orden de (quieto-show-posar, etc.) nuestro ejemplar debe permanecer parado en sus cuatro extremidades, no permitir que se siente o que esté dando la mano, en el momento que se quede parado, quieto, lo premiamos. Repetir el ejercicio hasta que lo relacione con la orden. Una vez que logremos que el perro relacione la posición sin moverse, entonces podremos empezar con el siguiente ejercicio.

Punto siete: parado quieto para examen o posado. Una vez que relacione el ejercicio anterior iniciaremos el parado quieto para examen, vamos a subirlo a la rampa, colocamos el collar en la posición correcta, lo posaremos dando la orden de quieto y pedimos que alguien nos apoye pasando cerca de él sin tocarlo, si no se mueve lo premiamos; repetimos el ejercicio hasta dominarlo, pasamos a la segunda parte de este ejercicio, hacemos lo mismo y una vez que está posado pedimos a nuestro ayudante pase ofreciendo el dorso de su mano para que la huela y pasar suavemente la palma de la mano desde la cabeza hasta la grupa, si nuestro ejemplar permanece quieto premiamos, repetir hasta dominar el ejercicio,


La tercera parte de este ejercicio será un poco más enérgica, ya que en esta ocasión haremos lo mismo, pero pediremos a nuestro ayudante ofrecer nuevamente el dorso de la mano para que lo huela e identifique y después de esto que lo toque revisando sus ojos, nariz dentadura que toque sus costillas y hombros y así hasta llegar a la cola del ejemplar, si nuestro ejemplar permaneció quieto debemos premiarlo efusivamente; cuando logremos dominar los ejercicios anteriores nuestro ejemplar estará en posibilidades de poder competir en exposiciones de belleza y conformación. Muy importante es también mencionar que los ejemplares requieren de un acondicionamiento físico y estético, este se logrará con una rutina de ejercicio la cual les recomiendo hacer en caminatas breves, que se irán incrementando de acuerdo a su resistencia física que van adquiriendo estas deben de ser en horas frescas del día y siempre vigilantes de la condición física de nuestro ejemplar.


En cuanto a lo estético, es conveniente tener siempre presente un buen cepillado cada tercer día, con cepillo de cerdas naturales, se puede aplicar un poco de acondicionador en el pelo con un spray atomizador, esto nos dará un pelo lustroso y saludable. Limpieza de las arrugas, nacimiento de la cola o rabo, así como en los lagrimales y pliegues de la cabeza, yo recomiendo lo realicen 3 veces por semana con toallas húmedas para bebé, aplicar talco pulverizado en los pliegues y en los lagrimales aplicar un poco de pasta lassard para evitar que el lagrimeo de los ojos oxide el pelo de esta zona; los belfos los recomiendo cada 15 días, dependiendo qué tan sucio esté y de preferencia con shampoos de uso veterinario.


264 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Alabai

bottom of page