¿Cómo criar un cachorro Pastor Holandés?


Por: Lic. Adrián Enrique Amozorrutia Bautista


El entrenamiento de un perro requiere tiempo, persistencia y mucha práctica.
  • Conocer la raza.

  • Definir el propósito.

  • Conocer su temperamento.

  • Plan de salud y alimentación.

  • Entender el perro como depredador.

  • Diferencia entre adiestrar y formar.

Antes de iniciar un proceso de formación y adiestramiento, debemos conocer cómo es la raza con la que vamos a compartir nuestro día a día.


El Pastor Holandés es una raza muy dinámica, más pausada que el Pastor Belga, pero más activo que un Pastor Alemán, es muy protector, como todo pastor muy leal a su amo. Un perro ideal para guardia y protección familiar, tolerante y amigable con niños. También lo encontramos en muchas disciplinas deportivas caninas y funcionalidades policiacas.


A pesar de ser activos y llenos de iniciativa, los pastores holandeses no son caprichosos o nerviosos. Mientras yo estoy en la computadora escribiendo esto, mi perro se está relajando a todo lo que da en su sillón, de vez en cuando abriendo un ojo para ver si todavía estoy ocupado, y este comportamiento se repite, ya sea si es un cachorro o un adulto. Cuando apago la computadora, él se bajará del sillón estirándose y moviendo su cola: «parece que es tiempo para dar un paseo y salir a respirar aire fresco».


Definir el propósito.


Un punto importante antes de tener una mascota, es determinar para qué queremos un perro, en este caso un Pastor Holandés, puede ser de compañía, para protección de casa, para participar en un deporte canino, para detección de narcóticos, perro policía, un Pastor Holandés puede funcionar para diferentes disciplinas y ser de mucha utilidad para una familia u organización. Definir la función o la utilidad en un principio, ahorrará muchas frustraciones en el futuro, tanto para el dueño, como para la mascota. Para propósitos de este artículo me voy a enfocar en la utilidad de perro de protección familiar.


Entender su temperamento.


Hay tres formas de conseguir un cachorro, la primera es adquirirlo de un criador profesional, que es la mejor manera de conseguirlo. La segunda es que se lo hayan regalado. La tercera es que usted lo haya adquirido de una tienda de macotas o de una persona que tuvo una camada. Si lo adquirió de la primera alternativa, lo ideal es que usted pida al criador lo que necesita y que él elija el cachorro ideal, para un perro de guardia y protección familiar. Si fue por la segunda o tercera opción, es importante llevar al cachorro a pruebas de temperamento con un criador o entrenador o un club, para calificar sus cualidades internas (genotipo).


Para determinar si un perro va a poder ser apto para entrar a un programa de formación de perro de protección familiar, debe pasar por unas pruebas de test de temperamento.


Lo más importante de las pruebas, es conocer los niveles de reacción al estrés, si las pruebas determinan que su sistema nervioso es dominante en el sistema simpático, quiere decir que reacciona emocionalmente y tiene un umbral de estrés bajo; si es dominante al sistema parasimpático, el perro es estable emocionalmente y resistirá a niveles de estrés más altos.

Claramente necesitamos que un perro sea dominante en el sistema simpático, ya que tiene más oportunidad de recuperarse ante una experiencia mala, se va a recuperar ante una corrección, va a reaccionar muy seguro al cambio de variables de su medio externo, va ser un perro equilibrado que va a convivir sin problema con otros perros y la gente. Ahora bien, si le pondremos una calificación de que tan dominante debe ser para una familia de 7 a 10, con un 8 está bien. Está claro que va a ser un perro que puede subir de nivel de entrenamiento conforme vaya madurando en el tiempo.


Ahora se han de preguntar qué hacemos con los que están debajo de 7, van a funcionar como perros de compañía y disuasivos muy bien, disfruta pero no los lleves a niveles de estrés altos, porque van a evadir y forzar a un perro en su comportamiento no es bueno.


Salud y alimentación


La salud de su cachorro depende especialmente de la alimentación y los cuidados de higiene y salud que usted le provea, así como de la actividad física del ejemplar.

Una gran ventaja es que usted tiene un importante aliado para llevar a cabo esos cuidados especiales: SU MÉDICO VETERINARIO.


La higiene es relevante porque el cachorro estará en contacto estrecho con el resto de los miembros de la familia.

Recuerde que el crecimiento de su cachorro depende de una alimentación equilibrada.

Necesita NUTRIRSE y no sólo consumir un producto.


La dieta seleccionada debe proporcionar proteínas, minerales, vitaminas, grasas, antioxidantes y oligoelementos, que tienen como objetivos:


  1. Construir y mantener el organismo y sus funciones.

  2. Proporcionar la energía necesaria.

  3. Prevenir alteraciones de los distintos sistemas del cuerpo.

  4. Ayudar al organismo a prepararse para “curar” las posibles enfermedades a las que se enfrente.

  5. Prevenir problemas de comportamiento.

Diferencia entre adiestrar y formar


Aquí hay un punto muy importante, una cosa es enseñar al cachorro a ejecutar comandos de obediencia y otra parte, formar su carácter y «personalidad», en un cachorro o un perro joven es más importante formar la «personalidad» a que aprenda comandos, porque si usted invade al cachorro de comandos, va a limitar su temperamento y reprimir su desarrollo de instintos, ya que lo necesitamos para guarda y protección familiar. La mejor manera de formar un cachorro es jugando y usando mecanismos positivos de entrenamiento, en este caso el clicker es muy bueno, para aprender esta técnica vaya a una escuela de adiestramiento canino o un club o vaya con un etólogo a tomar un curso.


Para comprender un sistema interactivo de juego y técnicas positivas, hay muchas similitudes entre educar a un niño y a un cachorro, el niño va a aprender más rápido y con más motivación si innovamos en las técnicas de aprendizaje. Al comenzar con motivaciones más bajas y pocas distracciones, condiciona el comportamiento y obtiene resultados sólidos antes de subir el nivel. Dado que los perros de trabajo deben responder a las señales en estados de impulso elevados, debemos entrenar en estos impulsos elevados o estados, usando juegos intensos y furiosos para desencadenarlos en espacios cortos de tiempo.

Lista de actividades para formar el carácter del cachorro, una vez teniendo todas sus vacunas.


1. Paseos a todos los lugares posibles, no importa si el perro va al frente, no se preocupe si el cachorro no va a su lado, es bueno llevar esas correas retractiles y un collar suave, no usar de castigo. Haga que suba escaleras, llévelo a los restaurantes que permiten mascotas, llévelo a plazas.


2. En un espacio abierto y seguro, atar una pelota a una cuerda y hacer que la persiga y que logre capturarla. Con este ejercicio se logra desarrollar el instinto de presa, persecución y lucha. Si usted tiene dudas, vaya con un adiestrador canino.


3. Llevarlo a un club de mascotas y hacer que socialice con otros cachorros.


4. Puede organizar reuniones en su casa y que vayan otros amigos con sus mascotas.

5. Socializar con otras personas, en este punto la socialización activa da mejores resultados. Lo importante es que su cachorro conozca todo tipo de gente, alta o baja, con barba, con gorra, niños, adultos mayores, etc.


6. Llevarlo a un club de mordida para desarrollar los instintos de defensa y protección, formación de mordida o puede contratar un adiestrador a domicilio. Pero pida que desarrolle la presa más que la defensa al principio, un cachorro no entiende lo que es la agresión al principio y vaya paso a paso, pídale un plan de trabajo para desarrollo de instintos. Haga de cuenta que usted está llevando a su hijo al karate, hay un proceso de formación hasta lograr la cinta negra. Hay muchos errores que se cometen.


7. No utilizar de forma excesiva la palabra “NO”.

8. Llevarlo a paseos en carro, pero nunca por ningún motivo dejarlo solo en el carro. Puede empezar a utilizar la trasportadora al principio y poco a poco dejarla.


9. Si su cachorro rompe cosas cuando esté ausente no lo regañe, ni castigue, no va servir de nada, para corregir a un cachorro o joven usted tiene sólo 2 segundos, si usted lo hace después, puede ser que encuentre al cachorro echado o que vaya a saludarlo, ya en su mente está viviendo otro evento, está en otro estado, si usted castiga va a castigar que está echado, va castigar que está moviendo la cola de alegría de verlo. Lo que va a suceder es que se va a romper el vínculo de usted con el cachorro y le va a tener miedo hasta cuando usted se acerque a él. Si usted tiene dudas de como corregir vaya con un adiestrador canino o un etólogo o pida un servicio a domicilio y lea libros sobre el tema. Si se repite mucho este evento de que rompa cosas, es debido a que le falta más actividad y desarrollar y encausar sus instintos, si usted no tiene tiempo, va a tener que contratar los servicios de una escuela canina o un adiestrador a domicilio.


10. Haga un registro de los ejercicios que hace y haga un match con los instintos que está desarrollando, si usted tiene dudas de cómo hacerlo, puede ir con un entrenador profesional de un deporte y pedir los formatos.

Todo lo anterior es muy importante que lo haga dentro de los 4 a 6 meses de edad, porque ahí se registran las bases sólidas de su «personalidad» y carácter y sobre todo, si usted quiere tener un perro que proteja a su familia y que sea equilibrado en su entorno.

Como pueden determinar, un perro de líneas de trabajo requiere dedicación, un presupuesto para formarlo, tener contacto constante con un veterinario, etólogo, con el criador y un profesional de adiestramiento canino. Disfrute a su compañero y tenga paciencia, al paso del tiempo va a sentirse orgulloso de los resultados.

91 vistas0 comentarios