Bull Terrier cachorro para exposición



Por. Javier Romero Bullsromero


Últimamente he leído muchas publicaciones de personas que buscan ejemplares de Bull Terrier con las características propias de un ejemplar de exposición. Y así mismo muchas respuestas con y sin fundamentos que terminarán por hacer que el perro llene o no las expectativas de las personas.

En mi opinión muy personal y respetando a los demás criadores, puedo decirles con total seguridad que no se puede elegir un perro para dicho fin cuando menos a los cuatro meses de edad.


Las razones son las siguientes:

  1. Un cachorro debe dejarse desarrollar en la camada de la forma más natural posible, su madre tiene que alimentarlo, limpiarlo, cuidarlo y dejarlo tomar por sí solo su lugar en la camada, que después será su “tropa”.

  2. Al tener la edad suficiente para estar independiente de la madre, debe convivir y sociabilizar con los hermanos a base de juegos y un ligero entrenamiento que nos llevará a ver su actitud, disposición, movimiento y hasta el modo de posar naturalmente.

  3. Al pasar las etapas anteriores ya podemos irnos dando idea de cuáles pueden ser prospectos y quiénes no. Es entonces cuando nos enfocaremos a observar a detalle la estructura, aplomos, posición de las orejas, forma de los ojos, posición de la cola y el más notorio e importante por ser un Terrier: la mordida que cierre en tijera. Aquí hago un paréntesis, pues a temprana edad un Bull Terrier puede presentar enognatismo, el cual es muy probable que se corrija al tomar la cabeza la forma ovalada, sin embargo, si lo que presenta es prognatismo, éste se volverá peor conforme vaya pasando el tiempo.

  4. Finalmente un entrenamiento ya más dedicado y a base de juegos que nos muestre su capacidad en el andar y desplazamiento. Para esto siempre es bueno tomar el consejo de un manejador o presentador.

Consideremos que cualquier ejemplar que tenga un registro en la Federación Canófila Mexicana puede competir por puntos a los diferentes campeonatos, empero, sólo los ejemplares que reúnan las características que nos enseña el estándar racial tienen la oportunidad de obtenerlos. Entonces, recién nacidos o muy pequeños no será fácil distinguir dichas cualidades.


Así que, si tu intención es tener un Bull Terrier campeón de conformación y belleza en casa, tienes un largo camino por andar, pero si te asesoras con un criador y/o un manejador que tenga la experiencia en el tema, sin duda tendrás también muchas satisfacciones por recibir.

116 visualizaciones0 comentarios