top of page

Bichón Maltés


Por Fernando Corripio Stolberg


Mi historia con la crianza del Bichón Maltés empezó hace 11 años cuando conocí y comencé una amistad con mi querida amiga Mayrie Martín Onega; la mejor criadora de Bichón Maltés en México. Ella me contagió ese amor y gusto por esta gran raza. Por azares del destino, Mayrie se fue a vivir a Florida y me dejó algunos de sus ejemplares y adquirí algunos más en diferentes criaderos de varios países.


Estos pequeños perros son una de las razas más antiguas que aún existen. En su nomenclatura de los perros de la época, Aristóteles (384-322 a.C.) menciona una raza de pequeños perros a los cuales atribuye en latín el nombre de canes melitenses. Originario de la región italiana, propiamente Sicilia. Vivía en los puertos del Mediterráneo Central dedicándose a la cacería de ratones en las bodegas y embarcaciones. La Corte romana sentía gran debilidad por ellos, convirtiéndose en el compañero preferido y fue conocido como “Perro de los patriarcas romanos”.


Al ser un perro muy estimado, relacionado con la realeza y burguesía, el Bichón Maltés logró llegar a todos los rincones del mundo, ya que los comerciantes los incluían en sus transacciones como moneda. Hasta el día de hoy, el Maltés ha podido sobrevivir conservando una apariencia semejante a la que tenía hace centenares de años.


Es el compañero ideal. Puede ser adiestrado y aprende con facilidad. Es una mascota inteligente, alerta, sociable, dulce y cariñosa. Además, es muy protector de sus dueños y puede vivir en apartamentos. Disfruta de la serenidad y el descanso, pero siempre está listo para jugar.


Se considera un perro de talla pequeña con tronco alargado, porte distinguido y destacado por su cabellera blanca. Este rasgo consiste en pelo blanco, abundante y reluciente. Se permite el color marfil pálido. Pueden presentar unas manchas naranjas pálido, pero esto, sin embargo, no es deseable pues constituye una imperfección.


La obstrucción del conducto nasolagrimal, la mala alimentación y las alergias, son causas de oscurecimiento del pelaje del lagrimal.


Basado en mis años de experiencia en la crianza de esta apreciada raza, les comparto algunos tips para el cuidado y mantenimiento de su pelaje característico:

  • Aplicar fécula de maíz o agua mineralizada en la zona manchada

  • También puede aplicarse vinagre blanco

  • Podemos mejorar su alimentación dándoles un alimento premium o natural, hay algunas marcas específicas para perros de pelaje blanco y también dando blue Berry tres o cuatro veces a la semana.


Nos consideramos unos apasionados en la raza y siempre tenemos tiempo para poder platicar acerca de ellos, con cualquiera que comparta la misma pasión o aquel que esté interesado en hacer su vida más placentera y divertida, haciendo a un Maltés parte de su familia.

115 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page