top of page

Whippet


Por Biól. Alejandra Pardo Menéndez


Elegantes, veloces, versátiles. Los mejores amigos.


En el año 2006, y siendo criadora de Galgo Italiano, vi un día un anuncio que me impactó. Era una perrita Whippet de nombre Alka, para la que buscaban una nueva casa. Nacida en Monterrey, vivía en Cancún, y asistía a exposiciones en todo México. Una vez que la vi, no pude olvidarla, y decidí traerla a casa. La hermosa campeona llegó pronto y jamás olvidaré cuando la recibí. Elegante, como toda una dama, había viajado en una transportadora alfombrada. Una diva ella. Perfecta, hermosísima, y con los modales de una verdadera dama inglesa de interesante abolengo.

Alka pronto se convirtió en una gran amiga y compañera. Con un tamaño ideal, sus 11 kilos de peso eran perfectos para llevarla conmigo a todos lados. Su “personalidad” refinada llamaba la atención en donde quiera que estuviéramos. Era ideal para salir a caminar, para detenernos a tomar un café o un helado, para compartir horas frente a una televisión. ¡Era ideal para todas mis actividades! Participé exitosamente con ella en algunas exposiciones de conformación, donde Alka disfrutaba lucirse en público, y amaba obedecer algunas órdenes sencillas por un trocito de premio y muchas caricias. ¡Era una maravilla de perrita!

Alka vivió 15 años, en los que fuimos completamente felices. Gracias a ella, quedé perdidamente enamorada de los Whippet. Desde entonces, tengo la fortuna de vivir y criar esta gran raza.

EL WHIPPET ES UNA RAZA MEDIANA


Es también llamado Galgo inglés mediano. Su tamaño es ideal para una gran variedad de situaciones de vida, espacios y actividades. Las hembras miden 44 a 47 centímetros a la cruz, y los machos, de 47 a 51 centímetros a la cruz. El peso de un Whippet adulto suele variar entre los 9 y los 15 kilos. ¡Un tamaño practiquísimo!

Son suficientemente grandes para poder caminar, correr, acompañarnos en la práctica de algunos deportes, jugar con perros de talla grande sin riesgo y no resultan frágiles ni delicados en muchas circunstancias, y a la vez, se trata de una raza suficientemente pequeña como para cargarlos o sentarlos en nuestras piernas (posición que les fascina, porque son muy apegados a sus dueños). Se acomodan en cualquier camita para perros o en un rinconcito de un sillón, plegándose como si fueran de origami, ocupando muy poco espacio. Del mismo modo, logran estirarse cuan largos son para alcanzar algo que llama su atención. ¡Cuidado con dejar comida abandonada en una mesa o una repisa! Porque sin duda, la alcanzán.


Al ser una raza mediana, no es extrema en modo alguno, y esto contribuye a su salud y longevidad. No es una raza propensa a muchas enfermedades, más bien suelen ser muy sanos y la mayoría de las visitas al veterinario se relacionan con visitas sociales, vacunas, o atender alguna herida que haya ocurrido durante su rato de juego o carrera, que por alguna enfermedad complicada. Bien cuidados pueden vivir fácilmente unos 13 a 15 años, a veces aun más. Siempre es recomendable acudir con el veterinario de confianza para otorgarle cualquier cuidado de salud preventivo, que nos ayude a mantenerlos en el mejor estado posible por muchos años.

EL WHIPPET ES UNA RAZA VERSÁTIL


De lo que más amo de esta raza es justo eso, su versatilidad. A lo largo de la vida he podido comprobar que son una raza magnífica para familias con niños, también para atletas que buscan entrenar o practicar un deporte con su perro, y del mismo modo, son la compañía ideal para personas mayores que buscan un perro tranquilo y apacible.


Los Whippet son atletas por naturaleza. Requieren una cierta cantidad de ejercicio diario que puede variar en función de la línea genética de la que se trate (un ejemplar de trabajo, cazador, o acostumbrado a correr, puede requerir más ejercicio que un ejemplar de líneas de conformación que ha sido mantenido exclusivamente como mascota), o individualmente (algunos cachorros son más activos que otros, por ejemplo). Como raza, son atletas de velocidad, pero no de resistencia, como todos los lebreles. Son “sprinters”: esto es, que buscan correr muy rápidamente, pero por periodos cortos de tempo. Por eso, los Whippet adultos usualmente corren, juegan, se ejercitan por un rato, pero después pueden pasar largas horas dormidos en algún cojín. Los cachorros suelen ser, naturalmente, más activos que los adultos.


Sin embargo, son una raza altamente adaptable a su entorno. Fácilmente se adaptan a largos periodos de entrenamiento con dueños que practican para un maratón, por ejemplo. Y con la misma facilidad se pueden convertir en verdaderos peluches vivientes, que duermen horas, junto a su tutor si este está ocupado en alguna cita o trabajo, o bien, si su familia es más bien sedentaria. Mientras su requerimiento de ejercicio diario se cumpla, son una raza muy tranquila, que no suele dar problemas, de hecho casi no se sienten en casa. ¡Mucha gente los considera incluso flojos!


Son una raza poco ruidosa, no ladran mucho. Aman a su familia más que a nada, y su suave pelaje corto es muy fácil de mantener en buenas condiciones. Gracias a esto, es una raza ideal para vivir en departamento, en una casa, o en un rancho con amplio jardín, para viajar con su familia, o para acompañar a su humano en los trabajos actuales que son “pet friendly”, en donde se convierten en un ovillo a los pies de su humano, sin interferir en su actividad más que para solicitar algunas caricias.


Por eso son la raza de elección para una gran variedad de personas. Los Whippet son dóciles, muy nobles y no son una raza propensa a morder, así que pueden ser muy buenos compañeros de juegos de los niños, mientras a ellos se les enseñe a ser cuidadosos con el perro y respetarlo.

Es una raza muy dulce, muy apegada, muy dependiente de su familia. Es bueno enseñarles a saber quedarse solos a ratos, desde que son cachorros, para que más adelante no resientan las ausencias de sus propietarios, si estos deben salir sin él, y evitemos así que desarrollen ansiedad por separación.


CUIDADOS ADICIONALES


Si decides compartir tu vida con un Whippet, debes saber que son perros un poco friolentos. Se adaptan a algunos cambios de clima, pero no son una raza que deba vivir en exteriores. Son demasiado apegados para estar lejos de su familia y a la vez, resienten las temperaturas ambientales bajas. Su pelo corto y poco porcentaje de grasa corporal contribuyen a esto.


Aman la comodidad. Prefieren las camitas para perros, al igual que los sillones y camas de sus propietarios, antes que dormir en el piso. Si uno no quiere que suban a los muebles, debe proveerles un buen sitio de descanso cómodo y confortable.


Su temperamento usualmente apacible y apegado al dueño, hacen que se muestren confiables y controlables en los paseos. No se separan mucho de uno. Pero esto ocasiona que las personas se confíen y los suelten en lugares públicos o en la calle. Esto conlleva un riesgo. Los Whippet son cazadores por selección desde sus orígenes, por lo que si algo les llama la atención, o incluso si algo los asusta, pueden lanzarse a la carrera. Y, si no están sujetos, es fácil que los atropellen o se extravíen. Por eso, recomiendo siempre llevarlos con correa en la calle y tener cuidado de estar utilizando un collar adecuado para ellos, como un “Martingale” o collar de entrenamiento suave, que se cierra un poco al jalarse, o bien, un arnés que pueda mantenerlos seguros.


El alimento que les demos debe ser de la mayor calidad posible, cuidando que la cantidad sea la adecuada para su edad, tamaño y nivel de actividad.


Su arreglo es sencillo, no es difícil bañarlos, ni requieren usualmente de una secadora. Adicionalmente suelen necesitar corte de uñas con cierta frecuencia, para poder mantenerse en las mejores condiciones. Su peso no es suficiente para que se las limen por sí mismos contra el pavimento, por lo que es necesario estar al pendiente de mantenerlas de una longitud adecuada. Con la edad, pueden llegar a necesitar limpiezas dentales con su veterinario.


Los Whippet no sólo son perros hermosos, muy llamativos, fáciles de cuidar, fáciles de educar y muy adaptables sino que son cariñosos a más no poder, y tremendamente fieles. ¡Por eso son los mejores amigos! Si decides recibir un Whippet en tu vida, estoy segura de que ambos disfrutarán de grandes aventuras, y podrán disfrutar cada día que tengan juntos. Yo agradezco cada momento que paso con mis amados galgos.

230 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Alabai

bottom of page