Perros Multifuncionales


Por Verónica Gaymer


Belleza o trabajo, es la disyuntiva a la que muchos nos enfrentamos al entrar al mundo de la canofilia. Por una parte, nos invitan a elegantes salones de competencias de Conformación y Belleza que premian a hermosos ejemplares popularmente conocidos como perros de Show y por la otra, nos encontramos con un ring lleno de obstáculos y desafíos donde sentimos la adrenalina de ver a los perros enfrentarse con coraje y determinación a sus más temidos miedos. Aunque los expertos decían que estas dos disciplinas son muy diferentes, personalmente ambas nos atraían y decidimos intentar combinarlas para buscar un perro multifuncional.

Belleza o trabajo, nos preguntaron a mi hija Sofía y a mí -cuando ella aún tenía seis años- y decidimos juntas llevar a nuestros perros a las pistas de Belleza y Obediencia. Aunque en ese momento sólo habíamos incursionado en entrenamientos de obediencia, al mismo tiempo sentíamos el compromiso de participar en aquel certamen de belleza. Con una hermosa Pastor Suiza y una inteligente y dominante Pastor Alemán nos inscribimos en ambas competencias para disfrutar la emoción de participar en las distintas pruebas.


Salimos de la hípica Candila en las afueras de Mérida, Yucatán, donde se realizó el evento, con grandes logros. Además de un segundo lugar en Obediencia y un cuarto lugar de grupo en Show, conseguimos nuevos amigos y muchas historias y anécdotas para contar. Nos gustó la concentración y compromiso de los competidores de obediencia en donde encontramos personas que nos apoyaron. También en ese evento descubrimos que en los shows caninos teníamos la oportunidad de conocer a buenos amigos que comparten una misma pasión. Familias que como nosotros se unían en un ambiente sano y de competencia cordial donde se admiran los atributos del contrincante. Era la oportunidad de aprender de los mejores expertos y convivir con principiantes, profesionales, propietarios y distinguidos Handlers, que son los manejadores en belleza, verdaderos artistas en el movimiento.


En Obediencia, categoría Graduado, fuimos testigos del dilema al que se enfrentó Ares, un imponente Cane Corso que después de que lo dejaran en posición de quieto, en medio de muchos desconocidos, vio alejarse a su amada dueña, una simpática dama extranjera que lo amaba incondicionalmente. La perdió de vista cuando ella se adentró a las mamparas; él debía quedarse quieto, su dueña le dijo que lo hiciera, pero él no podía dejarla sola en medio de tanta gente que le podría hacer daño. Con su gran mandíbula semiabierta, estaba fijo en la mampara esperando a que su mamá saliera de ahí, los segundos parecían minutos y cada sonido podía ser una terrible amenaza para ella. La saliva comenzó a caer y el movimiento de su rostro nos dijo que su participación no terminaría bien. Rompiendo la magia del silencio, Ares desesperado salió corriendo a buscar a su dueña. Con una triste mirada, ella agarró a su perro y se retiraron del ring. Supimos que este binomio no se daría por vencido porque participaban en todos los eventos caninos del sureste, ya fuera en belleza o en obediencia.


Esa tarde comprendimos que el éxito en las competencias exige que el perro pueda controlar y canalizar sus instintos. Con el tiempo, aprendimos que el entrenador debe provocar el error previendo las dificultades que puedan surgir en medio de la prueba frente al juez, a los demás participantes y a otras variables que se puedan presentar en el momento.


Belleza o trabajo, nos consultan algunos interesados en nuestros cachorros. Con la intención de abrir este abanico, nosotras escogimos como nuestra raza icónica al Pastor Blanco Suizo por su encantadora belleza, su porte, inteligencia y lealtad. Ellos surgen en los orígenes del Pastor Alemán y traen en sus genes esas cualidades de guardia y obediencia. Con su fisonomía, parecida a la de un lobo, nos remontan a los tiempos en que el ser humano hizo esa alianza indestructible que cambió nuestro destino. Por eso nos sentimos comprometidas a contribuir al mejoramiento de la raza no sólo en su fisonomía sino también en sus cualidades para el trabajo.


Con esta raza el 2020 logramos Perro del Año con Swiss Edition One (Harker) y además de competir en Conformación y Belleza y Obediencia; entrenamos deportes caninos como la protección, pastoreo, Ring Francés, IGP, trucos y frisbee. Hemos enriquecido nuestro currículum y el de nuestros ejemplares gracias a los maravillosos seminarios impartidos en la península de Yucatán por grandes profesionales mexicanos que destacan nacional e internacionalmente en estas disciplinas, como Maty Gómez Lemus, Óscar Hernández Lizardi, Francisco Martínez, Marina Pérez Romero, Alex Ríos, Amaury Paredes, Fernando Martínez, Nelson Boroto, Yván Granados, Luis Muñoz, José Alfredo Velázquez, Alexei Turkin, Fabián Bravo, Gabo Huerta y muchos otros expertos en estas actividades.

Belleza y trabajo son entre ellos dos disciplinas diferentes que parecen amigos y rivales en la canofilia. Algunas razas más orientadas al trabajo, como el Pastor Alemán y el Border Collie han sufrido más por esta división. Para el Border Collie en Inglaterra aún existen dos tipos de registro que se orientan a características diferentes, mientras que la Sociedad Internacional de Perros Pastor ISDS (que desconoce los registros de la FCI), fomenta la cría con atributos de pastoreo, la Kennel Club de Inglaterra -por su parte-, busca preservar la apariencia y fisonomía estandarizada con la línea de belleza. Ante una selección basada solamente en la belleza, se pueden presentar problemas de carácter, de salud física y psicológica de los perros, mientras que los que se centran sólo en el trabajo a veces dejan de lado la sociabilización y la estabilidad de sus ejemplares.


En cambio, un perro multifuncional exige tanto que sea apto para el trabajo, como que cuente con los estándares físicos que se requieren para alcanzar un mejor desempeño en su función zootécnica y demostrar sus cualidades en las competencias de belleza cumpliendo todos los requisitos del campeonato mexicano. Como tenemos buenos amigos en ambas disciplinas, nos dimos cuenta que algunos competidores de belleza tienen una opinión muy ligera y distante de exigencias de las pruebas de trabajo y se sienten superiores a los competidores de obediencia; y por su parte, algunos de obediencia consideran superficiales las competencias de belleza. Más allá de estas diferencias, ambas vertientes forman el caudal de la canofilia que nutrida por los avances da la ciencia a lo largo de la historia, ha ido perfeccionando y acentuando las características específicas de cada raza.

Belleza y trabajo son el fundamento de nuestros pies de cría donde se han integrado otras razas de pastores que también fungen como maestros de nuestros pastores suizos. Para este aprendizaje contamos con Ocre y Deja Vú, dos hembras Pastor Belga Malinois que son dos excelentes exponentes de belleza y con habilidades en protección, convirtiéndose en compañeras y maestras en estas actividades. Ocre ya dejó constancia de sus aptitudes al obtener tres títulos: Prueba de Temperamento y Campeonato Mexicano Joven y Adulto, además de estar actualmente compitiendo por el título de Obediencia en la categoría de Perro Compañero. En fechas recientes, nos dio la satisfacción y el gran honor de ganar Perro del Año 2020 en su raza. En las próximas semanas también llegará a nuestro criadero Gaymer Shepherds, una Border Collie para en un futuro trabajar con frisbee, trucos y pastoreo.


Belleza y trabajo; a pesar de que la historia intentó separarlos, nacieron juntos en el origen de las razas. Desde el pasado nos enfrentamos a la necesidad de realizar algunas actividades de supervivencia tales como el pastoreo y la vigilancia, aspirando a que nuestro aliado, el perro, tuviera tanto los valores de lo bueno en relación con sus labores, como de lo bello. En la actualidad, con los avances tecnológicos, las funciones que antes realizaban los perros de trabajo, hoy se han adecuado a nuevas necesidades fomentando otras habilidades como la detección de enfermedades por el olfato o el apoyo en el área médica que se realiza con la terapia asistida de perros, entre otros ejemplos de las nuevas habilidades caninas. Sentimos el orgullo de haber creado a nuestras razas de acuerdo con las necesidades que se nos presentaron en la evolución para buscar el ideal en la estructura y funcionalidad. Características que se acentúan por generaciones y generaciones buscando no sólo atributos físicos, sino también comprometidos en un intento constantemente perfectible de lograr ejemplares estables, sanos, fieles, con disposición al trabajo y con tantas otras cualidades que derivan de una multiplicidad de factores que se combinan en la compleja personalidad y fisonomía del mejor amigo y aliado: el perro.

225 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo