El perro de seguridad que no es de seguridad


Por MVZ Diplomado, Cert. César Carrillo Barrales


“Cuidado con el perro, él quiere protegernos”

Pensando en los tiempos difíciles que vivimos de inseguridad y el debate que podemos escuchar en nuestra comunidad en el ámbito social de la seguridad pública ha pasado a ser parte de un objeto de análisis, esto es una necesidad si pensamos que a veces de manera normal y libre no podemos realizar nuestras actividades normales debido a que la seguridad pública es esencial en el bienestar de una sociedad, El Estado de Derecho genera condiciones que permiten a las familias realizar sus actividades cotidianas con la confianza de que sus vidas, su patrimonio y sus bienes estén libres de peligros, daños o riesgos, ante lo que actualmente vivimos, lamentablemente la realidad de un estado de derecho que no cumple con la principal función de otorgar seguridad a los ciudadanos, todos los cuales deberán centrar gran parte de sus esfuerzos en la defensa de los bienes y derechos.

El propósito de este artículo no es debatir si el estado de derecho es fallido o si ha logrado combatir la inseguridad, o si hay un avance en la descomposición social que hasta que nos alcanza lo comprendemos, incluso si las autoridades han avanzado en la reparación del daño que ha generado a la población la inseguridad, la intención es describir cómo el perro ha ocupado un lugar muy importante en tratar de suplir una necesidad de la sociedad.


Desde tiempos inmemorables el perro se ha destacado por la relación con el humano, en los primeros registros de esa convivencia el perro cazaba con el humano y suplía una necesidad alimentaria que se convertía en una relación estrecha y de fortaleza.


La inseguridad ha generado un desarrollo avanzado de los sistemas de la tecnología; hay circuitos cerrados de televisión, detectores de movimiento, cercas eléctricas, pero un integrante de la familia ha tomado el lugar para alertarnos y darnos seguridad: “el perro”.


Debido a las capacidades de los perros para la guardia y protección y la defensa han sido utilizadas desde hace siglos por muchas civilizaciones, pero es viable concentrarnos en lo más reciente de la utilización de los perros para tareas defensivas o de seguridad pública.

El interés por las aptitudes de los perros para un trabajo concreto relacionado con tareas de defensa se registra a finales del siglo XIX, que fue cuando se desarrollaron los reglamentos del ring belga, por ejemplo. El Club Alemán del Perro Pastor Alemán, fundado en 1899 por el capitán Max Emilio Von Stephanitz, desarrolló pocos años después el primer reglamento de pruebas de trabajo para poder seleccionar a los perros en función de sus capacidades. Ya en el siglo XX, los ejércitos de numerosos países crearon unidades caninas que incorporaron los perros a diversas actividades tanto militares como policiales y el auge de los perros de guerra llegó a la cumbre en la Segunda Guerra Mundial. En España, oficialmente se comenzaron a utilizar perros en la Guardia Civil en el año 1947. Los tiempos han cambiado y la mayoría de los perros que se emplean actualmente en tareas defensivas se dividen básicamente en tres sectores:


Perros de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Perros de empresas de seguridad privadas.

Perros entrenados para participar en competiciones deportivas.

Y un cuarto sector que considero existe, aunque no es reconocido:

Propietarios de perros entrenándolos para guardia y protección.


Hablando de perros que proporcionan seguridad en distintas situaciones enlistemos algunos que realizan estas funciones que han sido entrenados por la necesidad que hemos mencionado al principio.


En Europa, para el control de masas tienen perros de choque, los cuales cuentan con un bozal que en la parte de arriba tiene una placa metálica que sin morderlo puede disuadir a algún infractor de la ley, es un trabajo que impone y está permitido legalmente para el control de masas o turbas.

En algunos Centros Federales para el control de personas privadas de la libertad (PPL), que son clasificadas de alta peligrosidad a fin de no tener un contacto directo con custodios y evitar contacto, peleas o muertes innecesarias del personal que cuida las cárceles o prisiones, cuentan con perros que han sido entrenados para el control de estas personas, el perro ha sido entrenado para colocarse abajo del PPL, el custodio indica que abra los pies para que se posicione el perro debajo de sus piernas de esta forma se le indica al PPL que se traslade de un lugar otro si no obedece las indicaciones el perro recibe la indicación de realizar algo que se conoce como el peloteo, que consiste en realizar un golpeteo sobre los testículos a fin de que el PPL, se dirija hacia donde le fue indicado y el PPL respeta la labor del perro; evidentemente prefiere obedecer la indicación a fin de evitar alguna mordedura que el perro pueda darle si no se atiende la indicación del custodio.


En los aeropuertos en donde hay un flujo importante de personas los perros de las policías generalmente son de razas Pastor Alemán o Pastor Belga Malinois que realizan búsquedas de sustancias ilícitas al ser vistos por personas que transportan drogas o divisas, generalmente cambian su conducta o huyen para no ser atrapados por que saben el potencial de la nariz, y realizan una función de prevención de delitos.

Los diversos tipos de entrenamiento mencionados de estos perros son especializados para situaciones que sus manejadores pueden controlar, a nosotros nos gustaría tener perros entrenados para diversas situaciones de falta de seguridad.

Hablemos un poco del Rottweiler que es un símbolo de fuerza y seguridad; los antepasados de los Rotty, diminutivo con el que se les conoce, fueron los perros de los antiguos romanos. Los Ejércitos romanos, que avanzaban por Europa, llevaban perros de este tipo para controlar su ganado y aquellos que se iban quedando por el camino, fueron mezclándose con perros criollos, posiblemente pastores alemanes, dando origen a los Rottweiler.


En su pasado era usado como perro de trabajo y guarda. Muestra una tendencia natural a defender su territorio y defenderse a sí mismo ante posibles amenazas. Los tratantes de ganado se valían de ellos para protegerse de los ladrones. Tras un buen negocio, ataban las bolsas con el dinero recaudado a los collares de sus perros para evitar que nadie les robara.

En la década de los 80 hubo un aumento de la reproducción de perros de raza Rottweiler debido a su estructura física e imponente condición corporal, muchos familias compraron uno para que realizara funciones de seguridad personal, incluso era un guarda espaldas en las casas evitando una serie de robos a casa habitación, lamentablemente como fue un éxito se empezó a reproducir de manera incontrolada y evidentemente las cruzas no controladas exhibieron las características indeseables de la raza, lo cual se convirtió en un descontrol e historias de personas y niños que fueron mordidos.


El mismo caso sucede con las razas Pit Bull, Bull Terrier, que son usados para protegernos, pero por no tener los conocimientos necesarios del control y entrenamiento se convierten en un problema que afecta a la raza, porque podemos ver por todos lados que han mordido a personas y niños, convirtiéndose en un problema de perros que son rechazados por su simple aspecto. En contraparte, si se realiza un correcto entrenamiento de la raza sería algo distinto, pero la alta exigencia de sus capacidades físicas generalmente hace que los propietarios los abandonen o no sepan cómo controlarlos.


Casi cualquier perro, ahora ha tomado de alguna manera el rol de un perro de seguridad sin siquiera saber que realiza esta función zootécnica en beneficio del hombre, aunado a que en las casas podemos leer letreros que dicen “cuidado con el perro”, “cuidado, perro bravo”, “perro peligroso”, “advertencia, perros agresivos”, “No pase, perros bravos”, etc.


Al llegar a un domicilio, cualquier persona que toca el timbre se dará cuenta que en la mayoría de las casas habrá un perro que la cuida, probablemente sea inofensivo, pero al ladrar está avisando que hay una persona extraña en la entrada del edificio.


Algunas empresas han dejado de contratar personal de seguridad privada debido a los altos índices de robos, pero han puesto toda su confianza en tres o cuatro perros de diversas razas que evitarán que alguien pueda ingresar a robar, pues se activa un sistema de alarma conectado a un teléfono inteligente que tiene un circuito cerrado de televisión y de esta forma llamar a las autoridades a fin de evitar un robo.


En las calles podemos ver personas que llevan a un perro en la parte de atrás de su vehículo con la ventanilla ligeramente abierta para que si alguien se acerca pueda labrar y evitar se acerquen al vehículo.

Los perros se han convertido en agentes de seguridad debido a que sus impulsos territoriales cumplen esas funciones, es importante reconocer esta actividad en medio de la inseguridad, los perros se han convertido en un arma de defensa de las casas, la mayoría a quienes nos gustan los perros hemos tenido una experiencia donde nuestro perro nos ha defendido de una situación comprometida.


Cuando un ladrón ingresa al domicilio y es mordido por el perro, generalmente no hay alguna repercusión legal debido a que invadió un espacio privado; en el caso de los perros de las unidades caninas de las dependencias de gobierno están trabajando en la legislación de los perros de guardia y protección, a fin de salvaguardar la integridad de la sociedad sin que haya problemas legales.


En el caso de perros que participan en equipos policiales tipo swat (en inglés: Special Weapons And Tactics; en español: Armas y Tácticas Especiales) son policías de élite incorporados en varias fuerzas de seguridad. Sus miembros están entrenados para llevar a cabo operaciones de alto riesgo en las que se incluyen perros para rescatar o controlar personas peligrosas que han sido validados por las autoridades ministeriales, a fin de permitir su uso y manejo en situaciones de alto riesgo.

Entonces podemos decir que el perro no sólo es nuestro mejor amigo sino también es parte de nuestra seguridad personal y familiar, ha actuado como parte del proceso de seguridad en estos tiempos difíciles de descomposición social.

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo