Alimentación por sonda. Proceso que te puede ayudar a salvar cachorros recién nacidos.


Por Roberto Álvarez Márquez.


Hace años, una amiga enfermera encargada de los cuneros de un hospital, me acompañó durante el parto de una de mis perras, cada vez que nacía un cachorrito, la madre lo limpiaba, cortaba el cordón y yo le ayudaba a secarlo con un paño. Mi amiga recomendó lavar el estómago de los recién nacidos al igual que se hace en todas las clínicas de humanos, una vez que el bebé gritaba y respiraba bien.


Hay veces que no es necesario, pero otras sí, sin embargo, el hacerlo regularmente no implica ningún riesgo si lo hace correctamente, y sí puede prevenir infecciones cuando el cachorro tragó suciedad producida por sus heces antes de nacer, las cuales se mezclan con el líquido que está dentro de la placenta; se hace una especie de jugo que va desde un amarillo ligero hasta uno color chocolate. Si el líquido permanece en el estómago puede pasar por el resto del tracto digestivo y provocar una infección. Generalmente, cuando nos damos cuenta ya es muy tarde para salvar al cachorrito.

Equipo: sonda pediátrica No. 8, jeringa del 10 CC, suero, recipiente para calentar el suero y marcador indeleble.

Procedimiento:


◆ Mida la distancia desde el hocico hasta la última costilla del cachorro, estando éste estirado. Ponga una marca. Esta es la cantidad de sonda que debe introducir en el bebé.


◆ Tibie al menos 50 ml de suero en el recipiente.

◆ Coloque la sonda en la jeringa y absorba el suero tibio.


◆ Tome al cachorro por la cabeza, que el cuerpo cuelgue, no tenga miedo, introduzca la sonda con la curva en sentido contrario del cuerpo del cachorro hasta que llegue a la marca hecha. Asegúrese que entró bien, si le cuesta trabajo sáquela, vuelva a meter la sonda en el recipiente y repita el paso, si el suero es dulce ayudará a que el cachorro succione.


◆ Una vez metida la sonda introduzca el líquido lentamente, sólo unos 3 cc o 4, dependiendo del tamaño del cachorro. Succiónelo más lentamente y vea de qué color sale, saque todo el contenido. Si es claro, introduzca un poco de suero y coloque el bebé con su madre de nuevo.


◆ Si sale sucio, sin sacar la sonda repita el procedimiento de introducir y sacar suero lentamente, las veces que sea necesario hasta que el líquido salga completamente limpio. Repita el procedimiento una hora más tarde, si ya sale claro, póngalo con su madre, si sigue saliendo sucio, limpie de nuevo el estómago. Repítalo las veces que sea necesario y evitará una fuerte infección.


Consulte a su veterinario, tal vez necesite medicar al cachorro o darle probióticos que ayuden en su salud.

Para más información al respecto:

criaderomcroc.com


Busque nuestros videos en Facebook y YouTube.


Mucha suerte.

42 visualizaciones0 comentarios