El Border Collie en casa


Por. Daniel Cayón, La Lomita


Cuando alguien me comenta que le gustaría tener un cachorro de Border Collie, le pregunto: ¿por qué le gustaría tener esa raza? La respuesta más frecuente es: porque son ¡los perros más inteligentes! y mi comentario es «Ten cuidado con lo que pides por que se te puede hacer realidad.»

El Border Collie no es una raza para ser nuestro primer perro; efectivamente, en donde busquemos información la primera característica que se destaca es que es la raza más inteligente. Esto es, son perros que aprenden mucho y rápido, lo que es bueno en muchas ocasiones, pero en otras no tanto.

Qué quiero decir; si mantenemos una convivencia cercana con nuestro Border Collie, esto es, si lo adiestramos y le permitimos convivir dentro de la casa, cuando esto es posible, si compartimos actividades de fin de semana con él y le damos oportunidad de acompañarnos a tantos lugares como sea posible, si disfrutamos ver una película en su compañía y nos damos la posibilidad de mantener con nuestro perro una convivencia como la que estamos imaginando con estos conceptos, después de un Border Collie no vamos a querer otro perro de raza diferente, de verdad nos vamos a dar cuenta de que ellos están en otro nivel, que tienen una capacidad enorme para entendernos y comprender lo que necesitamos de ellos en cada momento.


Sin embargo, en el caso contrario, si es un perro que solamente está en el jardín y nada más lo vemos cuando nos vamos o cuando regresamos y no queremos que nos salude porque vamos a una reunión y nos podría ensuciar con sus muestras de cariño, o bien el perro que se va a la casa de campo y solamente lo vemos cada ocho días, ese Border Collie se puede convertir en un verdadero problema ya que va a aprender todo lo que se le ocurra y créanme que se les ocurre mucho y entonces son esos perros que se vuelven escapistas o destructores y pueden terminar siendo una tremenda pesadilla. El secreto siempre estará en la convivencia, mientras más convivas con un Border Collie, más sociable será y, por el contrario, mientras más lo aísles y lo relegues más complicado será todo.


Otra característica que siempre destaco sobre la raza es que son perros muy sensibles y con esto no quiero decir que sean perros “suavecitos”, si los vemos en su trabajo original que es el pastoreo, son perros durísimos y que no les importa lo que tengan que hacer o los riesgos que tengan que afrontar para cumplir con su encomienda, que es la c