ENTRÉNALO Y ALIMENTA LO EXTRAORDINARIO



Por. Fabián Bravo.


Quienes tenemos animales de compañía sabemos lo complicado que puede resultar entrenarlos o educarlos para que convivan y vivan en nuestro hogar. Un buen entrenamiento debe adecuarse en muchos sentidos a la raza y personalidad de cada perro, pues algunos desarrollarán y aprenderán cierta destreza de forma más rápida por sus características y corporalidad.


Existen diversas técnicas de entrenamiento que pueden funcionar de acuerdo con cada caso, sin embargo, los entrenadores profesionales recomiendan evitar refuerzos negativos, pues estos pueden resultar contraproducentes, algunas razas pueden incluso ignorar los estímulos y limitar el avance. Por el contrario, un adiestramiento basado en refuerzos positivos tiende a ser más efectivo, divertido; sin duda, fortalecerá la confianza y el vínculo que existe entre humano y perro.


Seguramente estás dudando y preguntándote cómo hacerlo, por eso los entrenadores expertos de Eukanuba® te comparten los secretos para un entrenamiento divertido y efectivo:


CONSTANCIA

La razón más común por la que los perros no modifican sus conductas es porque los dueños suelen rendirse muy pronto, así que ten paciencia. Los perros aprenden palabras al asociarlas con una acción, si eres constante y guías su comportamiento con pequeñas recompensas verás resultados muy rápido.


ALIMENTA LO EXTRAORDINARIO

En cada sesión ten a la mano algunos premios; en cuanto cumpla con una orden celébralo con caricias, palabras y un mini bocado que puedes ir variando en cada sesión. Es muy importante que elijas recompensas que le gusten mucho y no afecten su dieta, en el mercado hay una amplia variedad de productos con distintos sabores y fórmulas, Eukanuba® por ejemplo, cuenta con la línea “Healthy Extras” que además de ser saludables, ayudan a fortalecer sus defensas y son altamente digestibles.


DILO UNA VEZ

Las órdenes o palabras de comando deben ser cortas, esto facilitará que tu perro las recuerde, por ejemplo, en lugar de decir sentado usa sienta o sit, si el comando es muy largo tu perro puede confundirse, una o dos sílabas son suficientes. Evita cambiarla; dila una sola vez y espera a que tu perro reaccione, una vez que lo haga, refuerza premiándolo con su treat.


IGNORA O INTERCAMBIA

La razón por la que es importante ignorar los comportamientos negativos, es que de otro modo, tu perro sabe que a través de esa conducta obtendrá atención, por lo que lo mejor es no tomarla en cuenta o intentar intercambiarla por una positiva, por ejemplo, si tu perro muerde tu zapato, intenta intercambiarlo por un juguete, esto será una señal para saber qué le esta permitido y qué no, recuerda celebrar en cuanto acepte el intercambio para reforzar la conducta.


MANTÉN UNA ACTITUD POSITIVA Y DISFRUTA EL MOMENTO

Las sesiones de entrenamiento deben ser un momento divertido, si tú o tu perro no están en el humor adecuado o están dispersos, lo más probable es que terminen por desesperarse y que la sesión sea poco productiva. Mantén una actitud siempre positiva y dedica un periodo de tiempo considerable, quizá al inicio podrán ser hasta 2 horas al día, todo depende de lo enfocados que estén en el entrenamiento y que tu perro logre dominar el nuevo comportamiento.


Las sesiones de entrenamiento no son solo una oportunidad para educar y entrenar a tu perro, también son momentos de convivencia que fortalecen la comunicación, el vínculo y la amistad con tu can, por eso es importante que ambos las disfruten al máximo, siempre con estímulos felices y positivos. Recuerda que este proceso contribuirá a tener un animal de compañía con un comportamiento extraordinario en casa.

21 vistas

©2020 Editorial Delco Fergo

Whatsapp

55 1952 2347

0